viernes, 6 de julio de 2012

Un eco del Forum de Sevilla





Copio aquí un fragmento de un texto escrito por Graciela Monés que habla de nuestra participación en el Forum y de los otros ponentes de la mesa:



"Sobre La medicalización de la infancia.

Abría el Fórum la conmovedora experiencia del padre de un niño diagnosticado de TDAH y medicado durante varios años. Jordi Badia, de Barcelona, explicó su historia puntuada por una mirada entre padre e hijo, una mirada cargada de significación contextual: después de unas vacaciones sin medicación el niño vuelve a tomar. El padre, hablando con el niño mientras lo lleva de la mano percibe la extrañeza de su hijo en una mirada conclusiva. No volverá a tomar, se buscará una alternativa: la petición de una adaptación curricular para resolver los problemas escolares.
Este padre, en los últimos meses ha creado un blog “Yo amo a alguien con… ¿TDAH?” dónde habla también de su experiencia en el Fórum.
Seguidamente, el Defensor del menor en Andalucía,José Chamorro, nos hizo partícipes de los múltiples problemas en que se encuentran los niños, cada vez más diagnosticados y medicados, y cada vez más precozmente. Y la ausencia de leyes de protección de la infancia. También puso en evidencia los efectos de la desestructuración familiar y la ausencia de alguien que se ocupe del niño. La dependencia alimenticia de los comedores escolares y su mala calidad (especialmente cuando dependen de empresas de catering). Así como la agresividad de las relaciones actuales entre padres e hijos- dónde se da lo que se tiene- aguzadas por la crisis económica ya que cada vez hay menos que dar..
Desde una perspectiva médica, Juan Gil Arrones coordinador del programa de Pediatría Social en el Hospital Velma, de Sevilla, señaló cómo la evaluación de los médicos según la satisfacción de los usuarios los deja a merced de la demanda social: la gente pide medicación y atención médica urgente ante cualquier enfermedad banal que anteriormente, la transmisión de saber en la familia solucionaba con unos cuidados y un saber hacer, y un saber esperar la mejora. Ahora no se tolera la fiebre, el constipado común, etc. Todo es medicalizado. Y se valora el médico según ofrece una rápida solución: o sea, el producto-medicamento. Se sustituye la palabra, la escucha y el cuidado por el fármaco.
Señaló que los fármacos son necesarios pero no usados de una forma tan indiscriminada. Que una buena prospección podía dar con la dosis adecuada pero se estaban prescribiendo en ocasiones de forma experimental desconociendo sus efectos a largo plazo. También la extensión de diagnósticos precoces convertía en epidemias infantiles el autismo, la hiperactividad, la obesidad…
Para terminar Juan Pundik, presidente de la Plataforma internacional contra la medicación de la infancia situó el diagnóstico en relación con los intereses de la industria farmacológica y su batalla en ese campo."


Lo podeis leer entero aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos los comentarios son bienvenidos independientemente de la conformidad del autor de este blog con las opiniones que se expresen en ellos. Serán moderados solo para evitar repeticiones o spam, nunca para censurar opiniones. Gracias por participar en el blog.

Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia