martes, 24 de julio de 2012

EN PRIMERA PERSONA


La entrada de hoy es un poco especial. Voy a publicar un correo que recibí hace pocos días. Recibimos muchos y estamos encantados, normalmente son padres contándonos su experiencia con sus hijos, con alguna terapia o con la medicación. Pero nunca habíamos tenido un testimonio en primera persona de alguien diagnosticado de TDAH que tomó medicación. Me ha parecido interesante compartirlo con todos. Lo copio tal cual pero preservando la intimidad de la persona que nos lo ha enviado, a la que agradecemos nos haya permitido publicar su historia, una historia personal con opiniones personales contada en primera persona.


“He visto tu email en una de las entradas de tu blog y he decidido mandarte un email. Antes que nada agradecerte tu blog, en donde he encontrado consuelo y bastantes soluciones. No quiero contarte muchas cosas que seguro que tienes montañas de emails. Soy Tdah y tengo 26 años. Nunca me había medicado porque yo creo que cuando yo tenía la edad pertinente no estaba tan de moda esto del Tdah. Multitud de historias que contar incluso en edad adulta. Siempre he sido bastante particular por llamarlo de alguna manera. Hace unos meses tras insistencias de familia, alguna amiga y demás acabé una clínica especializada en esto del TDAH (tienen de todo ahí psicólogos, psiquiatras,....de todo vamos).Me hice las pruebas y todas decían que lo que me pasaba era que tenía TDAH, me dijeron que hay personas que no todas las pruebas indican TDAH sino es más de lo que indiquen la mayoría. Las pruebas que pasé fueron:

-Escala de Inteligencia de Weschsler (wais-III)

-Test gestaltico visomotor, bender

-El test de ejecución continuada de conners (CCPT)

-Dibujo libre

-Test de la figura humana

-Cuestionario de evaluación de ansiedad-rasgo stai

-Cuestionario de depresión beck, bdi

-Escala de impulsividad de barrat

-Escala de evitación y angustia social

-Cuestionario de autoestima de rosemberg

-Cuestionario de temperamento y carácter de cloninger versiónn revisada tci-r

-Frases incompletas de rotter

-Cuestionario de autoestima de rosemberg

-Escala de evaluación de conners para adultos con trastarno por deficit de Atención/hiperactividad.

-Escala de evaluación de conners para adultos con trastorno por deficit de atención/hiperactividad observador (caars-o:sv)

-Entrevista personal semiestructurada

-Entrevista familiar semiestructurada

O sea que mi caso estaba bastante claro, porque todas decían que tenía TDAH. El psiquíatra (el dudó al principio cuando llegué a la consulta porque estoy acabando una carrera de que tuviese esto del TDAH, pero en vistas de las pruebas esas que hice, le pareció increíble mi historia, ya que todas las pruebas dicen por mi respuesta que soy TDAH)(por lo visto los TDAH suelen cambiar bastante de carreras, no se suelen quedar en una),(por tanto también hay TDAH que pasaron el colegio y el instituto sin pastillas¿Las pastillas son necesarias?). Pues total en vista de los resultado me mandó el Concerta y psicoterapia (sic). Me dijo que no me preocupara que esto se lo recetaban a niños que no pasaba nada. Estuve tomando un mes el Concerta y mi vida experimentó un cambio de 180 grados a nivel social, académico,....Era otra era otra persona y mejor. Este año me quedaban 3 asignaturas para acabar la carrera y gracias al Concerta aprobé una (también la podía haber aprobado yo sola evidentemente), ya que las otras ya las había tenido anteriores al mes de haber tomado el Concerta. Me sentía super bien con el medicamento, mejoré un montón. Pero cuando tenía algún efecto rebote de la medicación, taquicardias, e incluso temblores en el cuerpo, bajé de peso considerablemente,....ya no me sentía tan bien en esos momentos. Cualquier cosa que pueda describir es poco a como llega a sentirse uno tomando ese medicamento. Al final el cuerpo se acostumbra según he leído en internet (después del mes casualmente). Mi nivel de ansiedad, ansiedad que yo creo que andaba sin pastillas en Notable, con pastillas bajó la ansiedad, pero al dejarlas me dio un ansiedad de sobresaliente. No podía meterme en el metro, no quería estar en ningún lado, dolores de cabeza y tensión en la cabeza por la parte posterior(este tipo de dolores no me habían dado nunca, solo cuando empecé a tomar y después de dejarlas, no es el típico dolor de cabeza,sino muy intenso que llega asustarte de lo intenso que es)-un niño puede que solo diga que le duele la cabeza ¿pero cómo es su dolor de cabeza?¿cómo los de siempre?-pensaba que no me podía controlar yo misma,.....que mal lo pasé. De esto hace un mes más o menos y ahora estoy más o menos bien. El psiquiatra me dijo que una vez que abandoné las pastillas ya no quedan efectos de las pastillas en ningún lado. Que las volviera a tomar para bajar la ansiedad (las pastillas no quitan las ansiedad pero como ves que respondes mejor ante la vida en general, pues es algo recíproco desde mi punto de vista), porque tengo déficit de atención y que volviera en un mes y que si me encontraba muy nerviosa que tomara un Lexatin, pero yo no quería más pastillas así que no tomé nada de pastillas y dije ya pasará y efectivamente. Estás pastillas están bien porque te concentras, pero no creo que están tan bien en el fondo porque te cambian la realidad de como las ves. Igual me fijo demasiado en los detalles y no en las cosas importantes, pero es que no todo el mundo es igual. Y tomar unas pastillas para alterar el funcionamiento de como es tu cerebro y menos para como es el de un niño y en su desarrollo no debe ser muy bueno. Si uno ve las cosas de una determinada manera y de repente al tomar una pastilla las ve de otra ¿cómo me afecta esto a mi que soy adulta?Pues algo mejor porque soy adulta¿cómo afecta a un niño que crece tomando pastillas con una realidad que no es la suya?

La respuesta del médico es tajante, si dejas las pastillas los efectos cesan (tanto los buenos como los malos). No soy médico pero solo dejo una pregunta en el aire: Si juegan con tu ansiedad y con tu realidad ¿puedes ser el mismo después de haberlas tomado? ¿qué les podría ocurrir a los niños que las tomen durante años? Mi nivel de ansiedad ha mejorado aunque no está como ha estado siempre, estoy más sensible al dolor de cabeza ahora.

Y lo raro es que cuando buscas en la red, lo que me ocurre no es nada raro.

Con los videos que vi en tu blog sobre los efectos de las pastillas en niños, se me pusieron los pelos de punta.....

Por cierto la pastillas como que no volveré a tomarlas nunca más (no quiero morirme por dos asignaturas), pero esto de la psicoterapia está bastante bien, porque me ayuda a cambiar conductas de mi día a día, pero ¡buff! como me cuesta, pero vamos que poco a poco, es cuestión de tiempo, como todo y como los estudios. Cambiar el día a día de una persona es difícil, pero no imposible. Que los padres hagan tomar pastillas a sus hijos para que le vaya bien a su hijo en el colegio es un error desde mi punto de vista(parece que si no se la dan va a ser que su hijo el día de mañana va a ser un desgraciado y eso no es verdad, es solo la sociedad con este rollo del tdah que se ha creado), porque lo que dan en el colegio es siempre lo mismo, y de una manera u otra al final se termina aprendiendo. Y depende mucho de los profesores que se tenga, y lo digo por propia experiencia. Hay profesores que directamente me echaban de la clase(A) y recuerdo en especial de una profesora(B) que hacía todo lo contrario. Que me sacaba de clase y me decía que te pasa ahora, se preocupaba por mi, que cosas pasaban por mi mente y de que no andara despitada incluso recuerdo que algún abrazo que otro me dio en una de estas veces que me sacó de clase. Por supuesto ambos profesores (AyB) no pensabaran lo mismo de mi seguramente. Parece que esta sociedad demanda que lo más importante es como ser super listo, rendir a tope y ser estandar. Pero desde mi punto de vista en esta sociedad hay un hueco para cada uno y cada uno tiene que estar en su lugar adecuado. Ese profesor que tanto me echaba de clase, que igual tendría un coeficiente de 150 no servía para dar clase y esa persona que con tanto cariño recuerdo a día de hoy si tuvieses un coeficiente normal, inferior, superior o como fuese era muy válida porque los valores como persona que tenía hacía que en la medida de lo posible aprendiésemos todos, cada uno con sus dificultades.

Nada ha cambiado respecto mis estudios (no soy la mejor ni lo seré) y puede ser que en la Universidad bata record Guinness de la cantidad de veces que me presento a los exámenes jejeje. Pero también puedo comentar otro ejemplo de otro profesor que tengo en la Universidad y que desde mi punto de vista es bastante humano. Desde que me ve llegar, con la cantidad de gente que hay en una clase de universidad, me hace una señal para que me siente en primera fila y cuando estaba haciendo su examen se pasó varias veces por mi mesa y me decía: Por favor lee bien las preguntas. Ya me había visto tantas veces en revisión y por clase, y de lo despistada que soy siempre contestaba cosas que guardaban relación, pero nunca la adecuada, ya le daría pena. Tampoco quiero dar pena para sacarme las asignaturas. Solo quiero mejorar y que estas cosas no me ocurran. Pero mi profesor estaba asombradísimo el hombre y es un profesor de Universidad!!!La verdad que también tengo muy buen recuerdo de este profesor. No exijo que todos los profesores sean así tampoco, pero cuando uno es más pequeño (entre 3 y 16 años, incluso 18 años) tengan más paciencia y sean más humanos. Porque también la gente corriente (los que no tienen tdah) cuando tiene sus dificultades también le gusta que les ayuden.

Porque no solo te cuesta estudiar sino que cuando te lo sabes o no, vas a lo loco como para todas las cosas que haces. Uno tiene que aceptar como es, y tiene que aprender a ir más despacio, aunque sea difícil, son dificultades que te hacen luchar constantemente. Al igual que todas personas con sus dificultades.

Al final uno se llega acostumbrarse a como es que incluso se llega a sorprender cuando los demás suspenden alguna y ves como se lo toman. ¿pero qué les pasa? ¿pero esta gente no ha suspendido nunca o qué? La conclusión es que a unos nos cuesta más y a otros menos pero vamos, lo de siempre nada nuevo. Uno se tiene que acostumbrar a lo que tiene y mejorar en la medida de lo posible.

Respecto a aquellos padres que estén preocupados porque no saben que hacer, si darle medicación o no, yo les diría que no se la dieran. Los Tdah siempre han existido, y siempre han estado por ahí, mezclado entre la gente corriente y sin saber que lo son. Evidentemente si no te cuestan los estudios y tienes una buena conducta se avanzará mejor y será más fácil llegar lejos. Pero con unos buenos padres preocupados por la educación de sus hijos, buscando siempre los lugares más adecuados (la crisis de la sociedad no solo es económica sino de valores) y despertando en sus hijos que todo se puede con esfuerzo y que a veces estos esfuerzos son sobrenaturales se puede. El que quiera otro camino, puede tomarlo aquí no se obliga a nadie a ir por uno determinado. Pero yo a día de hoy me alegro de haber seguido por el cual he ido y por el cual me han guiado, porque me ha hecho muy fuerte y no dependiente de nada y puedo escribir estas palabras, que aunque no sean las mejores creo que no están mal.

¿Tdah?

2 comentarios:

  1. Una M A R A V I L L A.
    Un perfecto ejemplo de lo dañina que puede ser toda una forma de entender y actuar en esto que hemos llamado salud mental (qvuasqee). Así de estúpido y superficial: drogo a alguien bajo mi creencia de lo que debe de ser o de lo que es, y luego lo peto a drogas para contrarrestar los efectos de las primeras que le dí. Y como todas las drogas, al principio los beneficios hacen parecer que son buenas.
    Por cierto, la protagonista de la historia se habrá gastado un pastizal. Ya te digo yo, que la mitad por no decir, el 70% de las pruebas te sobraban y te las han pasado por validez aparente, y pa' sacarte las perras. Otra cosita, en el caso de que la información clinica procedente de las entrevistas, la historia y la observación sea discordante con los resultados de las pruebas, quédate siempre con la información clínica, la historia y la observación, es decir, con los hechos (al menos se hace así en forense, elaborando una buena explicación que de cuenta de la discordancia).En esto de la salud mental (qvuasqee) se nos ha ido la olla y creemos que los test son radiografías y scanners (me descojono de las pruebitas, la verdad....siempre digo que es lo que hay, y que algo es algo y menos es nada, pero hasta ahí).
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Cierto, un mail muy bueno de una persona que tiene la edad suficiente además de la inteligencia, la consciencia y la responsabilidad también suficiente como para tomar decisiones sobre su propia vida. Lo que me parece terrible es que al mismo tiempo se puede entrever toda la parafernalia que desarrollan nuestros compañeros para vender nuestro producto, y esta mierda de psicocultura que entre todos estamos generando. Partiendo de que le doy cierta importancia al lenguaje, sobre todo porque a veces refleja y a la vez genera una realidad, cuando leo que alguien se presenta diciendo "soy TDAH" me echo las manos a la cabeza ¡pero que hemos hecho!, para proceder a apretarme el cilicio en castigo por pertenecer a un colectivo autor de tamaña agresión. De momento por lo que escribe esta chica, es una mujer, es una estudiante a punto de obtener una titulación, es una hija, es... mil cosas pero desde luego no es TDAH. Si se tratara de un virus, podría decirse que quizá tenga... padezca..., pero teniendo en cuenta cómo está la cuestión en cuanto a la validez del propio diagnóstico, lo más que se podrá decir es que está diagnosticada de TDAH por el Dr X.

    Por otra parte está toda la tecnología, más tecnología = más "real" tropecientos test y pruebas que "dicen" que es TDAH, de acuerdo con Jesús ¿un test de depresión dice que es TDAH? ¿uno de ansiedad? unas risas. Al margen de que incluso las pruebas específicas (de todas, tres o cuatro) tampoco están apoyadas de una evidencia empírica de calidad.

    Y el desparrame total es el tema de la medicación, la mejor de las estrategias: un monazo en toda regla se convierte en la confirmación de que la medicación funcionaba. No tiene nigún efecto la retirada... pero por más que lo repitan y que aparezca en las guías etc, no va a ser más verdad. Recomendación; mírense despacito "The ritalín fact book: what your doctor won´t tell you about ADHD and estimulant drugs" de Peter Breggin (¡cuidado no lean a este señor es un psiquiatra malo! no hay más que leer el final del título: lo que tu médico no te dirá sobre el TDAH y los estimulantes. Esto de decir las cosas que no se deben decir está muy mal visto). En este pequeño libro divulgativo, viene un listado muy interesante de efectos de retirada de los estimulantes, entre los que se encuentran los que describía nuestra amiga y alguno un poco más preocupante.

    Saludos a las personas

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos independientemente de la conformidad del autor de este blog con las opiniones que se expresen en ellos. Serán moderados solo para evitar repeticiones o spam, nunca para censurar opiniones. Gracias por participar en el blog.

Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia