miércoles, 9 de mayo de 2012

¿Un médico en la sala?


     

Esta tarde ha pasado una de esas cosas que nosotros personas simples nunca llegaremos a entender. Hemos llevado al peque al médico porque lleva un par de días con una tos un tanto sospechosa, pero nada más, ningún otro síntoma relevante. Eran sobre las cinco de la tarde cuando  una médica nos ha dicho que tenía bronquitis y le ha recetado un inhalador de esos que ponen a los críos (por lo menos al nuestro y a algunos que conocemos) como una moto. Ante nuestra reticencia a administrarle el susodicho medicamento por lo antes mencionado y porque a nosotros en nuestra ignorancia tampoco nos ha convencido el ¿tratamiento? Nos ha dicho que teníamos que dárselo o podía cogernos una neumonía. Pues eso, que lo hemos llevado a otro médico y a las seis y media ya no tenía bronquitis sino algo de mucosidad "pero no, bronquitis no", un jarabe y para casa. He estado tentado tentado de llevarlo a un tercer médico y , en un ejercicio de democracia, administrarle al crio el tratamiento que dictaminara la mayoría. Me ha echado atrás pensar que podría tener un tercer diagnóstico y hacerme ya un lío definitivamente. Viendo esto me estoy imaginando lo difícil que debe ser ponerse de acuerdo cuando se trata de un trastorno mental por ejemplo... Es una profesión jodida esta de médico…pero la de padre ya ni te cuento.
¿Algún médico en la sala que me lo explique?


Por cierto, la entrada de antes la borré, me ponía de mala uva cada vez que entraba en el blog, lo siento.

5 comentarios:

  1. Como dice el refrán: Un médico cura, dos dudan, tres muerte segura.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Jajaja que bueno! Un caso parecido: Biel medio sordo, lo llevo al otorrino, uy! tiene el oido lleno de mocos; antibiótico, jarabe... segundo médico; tiene un tapón de cera.

    ResponderEliminar
  3. Médica no... pero madre un tanto sorprendida con la disparidad de diagnósticos y posibles tratamientos, pues sí. Especialmente porque se supone que han de tener unos criterios comunes (al menos en psicología los tenemos, sean o no susceptibles de crítica, claro).

    Yo a veces me conformaría simplemente con que el pediatra me explicara con claridad el porqué del diagnóstico... y por supuesto, del tratamiento elegido.

    ResponderEliminar
  4. ¡Me tienes que decir que inhalador es,porque sin duda es buenísimoooooooo..!,sólo con mirar la receta y a las seis y media ya no tenía bronquitis:-)))
    No lo dudeis,el primer médico es de los que levanta la seguridad social en cuatro dias y solamente con la receta:-)))
    Mª Carmen

    ResponderEliminar
  5. Juro que acabo de leerte, unas dos horas antes de escribir esto:
    http://haymicabecita.blogspot.com.es/2012/05/oiga-amigo-jesus-que-viene-eso-de.html

    Hiciste muy pero que muy bien.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos independientemente de la conformidad del autor de este blog con las opiniones que se expresen en ellos. Serán moderados solo para evitar repeticiones o spam, nunca para censurar opiniones. Gracias por participar en el blog.

Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia