jueves, 23 de febrero de 2012

SE LA DEBÍA...




Esta entrada se la debía a mi esposa Silvia desde hace mucho. A veces navegando por ahí encuentro referencias a nuestro blog y suelen hablar de mí, en general dicen cosas preciosas que probablemente no merezca. Es verdad que soy yo el que escribe en el blog y el que contesta los correos que recibimos, es verdad que el que “investiga” soy yo. Pero todo esto es fácil. Lo que es realmente difícil es la parte que hace ella y que no queda reflejada con claridad en el blog. Este es un trabajo en equipo pero el mayor esfuerzo y sacrificio lo hace Silvia y , por supuesto, Alexander.
Silvia renunció hace más de tres años a su vida profesional para poder estar con Alexander y trabajar ella personalmente con él. Todo lo que descubrimos que le puede ayudar, los deberes del cole, estudiar para los exámenes, terapias que hacen diariamente (optometría, psicomotricidad, etc ) TODO lo hace ella con el peque. Y todo eso además de hacer de madre, de una gran madre a la que no le importa pegar una patada a todo lo demás para que su hijo esté lo mejor posible. Ella es la que mejor le entiende, la que está atenta a cualquier cambio en el peque para rectificar lo que sea necesario para que esté bien. También es ella la que me dice si llevo demasiado sin escribir en el blog, la que me motiva para que estudie y se encarga de todo cuando estoy de exámenes.  Por muy gratificante que sea no es fácil ser madre y “terapeuta” de un niño como el nuestro pero ella lo hace como nadie, no puedo imaginarme una madre mejor para Alexander ni una esposa mejor para mí. Por todo eso quiero rendirle este pequeño homenaje aquí delante de todos vosotros, no sé si habré conseguido con mis palabras transmitir todo el esfuerzo y dedicación que dedica a Alexander, espero que sí.
Gracias guapa, no cambies nunca. El peque y yo te queremos muuuuuuuucho.



5 comentarios:

  1. Sois unos campeones! Y para mi todo un ejemplo, un abrazo muy fuerte para los 3.

    ResponderEliminar
  2. Hola Silvia,cierto es el dicho que : "detrás de un gran hombre hay siempre una gran mujer" y estoy convencida de ello.
    En esta vida a veces hay que priorizar ¿y que cosa hay que no hagamos por los hijos,siempre que esté en nuestras manos porque así sea?
    En más de una ocasión he mantenido conversaciones con otras mamas que se sienten culpables sin serlo por no poder atender las horas necesarias a sus hijos,pues no siempre está en nuestras manos el poder decidir.
    Así que disfruta y a la vez estoy convencida de que sólo el mero hecho que supone para tu hijo el poder disponer de tu presencia cuando más lo necesita,incluso aún cuando a veces no sepamos explicar algún ejercicio en concreto,emocionalmente añade mucho.
    Yo trabajo dentro y fuera,y en muchas ocasiones dejo tareas mias cuando mi turno coincide con el de mis hijas,para aclarar y explicar sus dudas,porque se sienten más seguras y cuando vienen con un aprovado les sube la moral,ellas se sienten motivadas y yo pese al cansancio acumulado me impulsa a seguir adelante.
    Como dice mi hija mayor,que lo aprendió de tanto oírmelo decir: "nunca hay que tirar la toalla"
    Saludos pareja.
    Mª Carmen y Jose

    ResponderEliminar
  3. ...si me lo permitís, yo lo que pienso es que se nota cuando AL LADO de un hombre hay una gran mujer (y viceversa). Se percibe en el ambiente que un equipo familiar funciona bien, como es el caso... y me alegro por los 3. :-)

    ResponderEliminar
  4. Mª Dolores Sánchez Pérez28 de febrero de 2012, 21:47

    ¡SOIS UN GRAN EQUIPO!!!!!!. Un beso muy fuerte desde Almería.

    ResponderEliminar
  5. Gracias guapas, una hace lo que puede y gracias por acompañarnos en nuestro camino.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos independientemente de la conformidad del autor de este blog con las opiniones que se expresen en ellos. Serán moderados solo para evitar repeticiones o spam, nunca para censurar opiniones. Gracias por participar en el blog.

Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia