martes, 30 de agosto de 2011

NSTITUTO MÉDICO DEL DESARROLLO INFANTIL – DR JORGE FERRÉ VECIANA - DECIMOCUARTA EDICIÓN DE LOS CURSOS ON-LINE MULTIMEDIA PARA EDUCADORES Y ESPECIALISTAS EN DESARROLLO INFANTIL


Comparto esta información que he recibido por si alguno de vosotros está interesado.

DECIMOCUARTA EDICIÓN DE LOS CURSOS ON-LINE MULTIMEDIA PARA EDUCADORES Y ESPECIALISTAS EN DESARROLLO INFANTIL
DESARROLLO Y APRENDIZAJE
PRÓXIMA EDICIÓN DE LOS CURSOS ON-LINE MULTIMEDIA CON LIBRO DE TEXTO SOBRE DESARROLLO INFANTIL ESTÁ ABIERTO A PARTIR DEL DIA 1 DE SEPTIEMBRE DE 2011.
Los cursos empiezan el día 1 de noviembre DE 2011

-         EL DESARROLLO NEUROFUNCIONAL Y EL APRENDIZAJE.
-         DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE NIÑOS CON PROBLEMAS DE ATENCION E HIPERACTIVIDAD.
-         DIAGNÓSTICO DE LA LATERALIDAD INFANTIL.
-         DESARROLLO INFANTIL DE LOS 0 A LOS 3 AÑOS.

En el apartado de los cursos (AULA DE FORMACIÓN) de la web www.jorgeferre.com, pulsando sobre el nombre del curso podrá encontrar toda la información (programa, fechas, precios, forma de matriculación y demás detalles) y bajar el archivo con toda la información, incluyendo el calendario, en formato PDF.


Además, queremos comunicarle que este año también hemos puesto en marcha un CICLO DE CONFERENCIAS sobre tres temas monográficos que consideramos sumamente interesantes para los profesionales que no puedan matricularse a un curso por circunstancias diversas y deseen acceder a parte de la información:

-          DESARROLLO DE LA LATERALIDAD y sus implicaciones con el aprendizaje instrumental.
-          DESATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD.
-          IMPORTANCIA DE LA HISTORIA CLINICA EN EL DIAGNÓSTICO DE LOS TRASTORNOS DEL DESARROLLO INFANTIL.
Es un ciclo de conferencias online que está activo todo el año sin solución de continuidad.Eso quiere decir que los profesionales que estén interesados pueden inscribirse cualquier día del año y acceder a la información durante un mes a partir de la confirmación de la inscripción, cuando enviamos la contraseña de acceso al auditorio virtual.
A diferencia de los cursos online, el ciclo de conferencias no incluye libro, no se entrega certificado de asistencia y no se pueden hacer preguntas.
Si desea obtener más información al respecto de este ciclo de conferencias también puede encontrarla entrando en la www.jorgeferre.com
En el apartado de AULA DE FORMACIÓN y clicar sobre CICLO DE CONFERENCIAS.

Dr. Jorge Ferré Veciana

lunes, 29 de agosto de 2011

La medicación que enferma a los niños

Fuente: http://america.infobae.com/notas/16971-La-medicacion-que-enferma-a-los-ninos
Por: Maricel Spini

La Ritalina se emplea en los síndromes de hiperactividad o falta de atención en niños. Pero un especialista de la OMS explicó a Infobae América que muchos diagnósticos son erróneos y causan sobremedicación con un fármaco que deja graves secuelas.





Hugo Cohen, asesor en salud mental para Sudamérica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud, explicó que "el problema actual no es la cantidad de menores que padecen los cuadros sino la cantidad de evaluaciones erróneas".

"Se creó un trastorno que no es tal. Se identificaron unos síntomas que en realidad los chicos no presentan con el agravante que el tratamiento suma una medicación riesgosa", señaló. El especialista en psiquiatría y master en salud pública subrayó: "Entonces son dos los inconvenientes: que a uno le dicen que está enfermo cuando no lo está y que le dan un medicamento que no le hace bien".

Las primeras terapias para los síndromes de atención datan de la década de 1950, cuando comenzó a experimentarse con anfetaminas. Investigadores estadounidenses descubrieron que la sustancia en vez de estimular a los pequeños, los adormecía. Se implementó en los procedimientos para abordar distintas alteraciones de comportamiento. "Sobre la tranquilidad de los niños se construyó una práctica que no resultó la más adecuada, pero se transformó en habitual", indicó Cohen, quien aseguró que van en aumento las consultas de los gobiernos sobre cómo abordar la problemática.

El consumo de Ritalina, que es el nombre comercial en América Latina de la droga metilfenidato, provoca diversas complicaciones, muchas de ellas de por vida. Puede generar anorexia. De hecho, los derivados de las anfetaminas se emplean en los preparados medicamentosos para adelgazar.

Otras consecuencias son el agravamiento de patologías neurológicas preexistentesy la exacerbación de tics. También facilita cuadros cardíacos, como la  taquicardia, ycasos de hipertensión. "Tomada durante mucho tiempo llega a producir, durante la adolescencia o la adultez, psicosis, porque provoca un daño orgánico cerebral en la corteza irreversible", indicó el experto de la OPS/OMS. "En síntesis, a un niño que no tenía problemas lo transformamos en un enfermo. Es que es algo gravísimo", subrayó.

¿A qué se debe que haya tantos diagnósticos errados?


Se ponen en juego muchos factores. La falta de conocimiento es uno. A eso se suma una presunta respuesta rápida a los supuestos problemas que surgen en las escuelas. Como el niño reacciona inmediatamente a la medicación, queda tranquilo. También existen -y de esto se habla muy poco-intereses económicos de los laboratorios, que muchas veces van aliados a las prácticas profesionales, y así se prescriben medicaciones".


¿Cuál sería el proceder correcto frente a casos de supuesta anormalidad en el comportamiento de los niños?

Cuando un menor presenta una alteración de conducta expresa lo que sucede en el contexto familiar. Si el niño llora o se orina en la cama, hay que preguntarle a la madre cómo está ella, cómo está el marido, cómo es el clima del hogar. Los niños son extremadamente sensibles a este tipo de situaciones y no tienen otra forma de manifestarlo que su conducta. Pero si uno encuentra el problema en esa familia y ayuda a solucionarlo la sintomatología desaparece.

Así como son sensibles al ámbito familiar, los niños lo son también a los problemas en la escuela. Por eso muchas veces, por ejemplo, un cambio de maestra permite una mejoría. Cada uno tiene una necesidad diferente y en un aula superpoblada, como sucede en los países de América Latina, el maestro necesita apoyo para identificar qué demandas enfrenta en su clase.

¿La solución se da en los niveles de interacción de los niños?

Las familias y las escuelas necesitan apoyo, aunque se trata de respuestas que cuesta implementar. Se requiere decisión política, pero también es complicado abordar los contextos íntimos. Es muy difícil luchar contra los hábitos culturales, estamos en una posición de desventaja en el tema de la salud mental. Por ejemplo: se realizan muchas campañas de prevención del consumo de alcohol en las escuelas, pero a la vez la bebida está al alcance de todos. Existen intereses económicos que actúan de manera muy incisiva. Como resultado, los esfuerzos humanos y financieros chocan con la aceptación social de la práctica, y el niño lo ve. Se debe pensar en estrategias que apunten a estas dos cuestiones.

¿Cómo se encuentra América Latina en cuanto a la generación de políticas públicas para afrontar estos problemas?

Argentina ha dado pasos significativos en 2010 con la aprobación de la ley de salud mental. Chile y Brasil avanzaron bastante en la disminución de la brecha entre problemas y servicios. Pero se trata de procesos lentos, cambios culturales que no se hacen de un día para otro.



viernes, 26 de agosto de 2011

Niños en el mundo del control

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/21-30136-2011-08-25.html

Desde el psicoanálisis, preocupa la proliferación de niños medicados por "problemas de conducta", diagnosticados como objetos para silenciar eso que de cada uno no encaja en las regulaciones sociales y que los niños insisten en demostrar.





Por Mauricio Tarrab*
Pueden leerse con cierta frecuencia en los medios, artículos que plantean sensatas advertencias acerca de la sobremedicación de niños en edad escolar, con perturbaciones de conducta. Su aparición implica un cierto equilibrio respecto de tantas "buenas nuevas" que nos traen los medios de comunicación sobre modernas terapéuticas y sus promesas de eficacia y felicidad, sea química, sea comportamental, o sea --para más horrores﷓- genética. No quiero referirme a aquí a la tontería macabra de algunas de esas "noticias del progreso" como aquella de que producirían en breve una droga que haría olvidar lo traumático; o la desopilante nueva --festejada por algunos medios-﷓ de que tener buen sexo es equivalente (de acuerdo a su localización cerebral) a hacer un paseo de compras en un shopping. O la asombrosa novedad de diagnosticar un trastorno bipolar en una niña de dos años y medio de edad. Son muestras de la dirección en la que marcha nuestro mundo hoy, cuando "los niños de Skinner" (en referencia al padre del conductismo y las terapias conductivas﷓comportamentales), adecuadamente medicados prometen volverse legión.
Hoy, ahora mismo, aquí, al menos en Buenos Aires, hay una oleada de intervenciones sobre niños pequeños, inspiradas en un cóctel equilibrado entre diagnósticos cientificistas, causas "genéticas" y terapias de reeducación de las conductas, que impregnan el discurso de las instituciones educativas y cuya tan ponderada eficacia -﷓que vuelve objeto al sujeto de sus intervenciones terapéuticas﷓- pone los pelos de punta.
El llamado discurso Psi, por su parte ha tenido en la Argentina una importante resonancia en el ámbito educativo. En una época saturó las escuelas de manera excesiva y desafortunada, ya que con su exceso de interpretación"psicologizaba" la vida escolar de manera imprudente. Los psicoanalistas también debemos hacernos cargo de eso, aunque sus efectos apuntaran al rescate de la dimensión subjetiva, que la práctica institucional tendía en cierta época a encubrir. Aún en sus peores versiones, en estos últimos 30 años, no puede decirse que la influencia del psicoanálisis en ese nivel fuera un instrumento segregativo. Hoy las intervenciones a las que me refiero inciden en los puntos sintomáticos de la institución escolar y de muchos padres. Lo hacen con prescripciones supuestamente claras y supuestamente no especulativas, con un discurso que se autoriza en la eficacia de la ciencia y en las peores excusas de la época, para preservar la seguridad segregando la diferencia.
Tienen aliados importantes en la indicación de las medicaciones más variadas, reemplazando la sensatez y la prudencia del diagnóstico por algo que otorgue tranquilidad a los padres y a las instituciones. Es comprensible: el síntoma y la angustia son intolerables para la sociedad de la eficiencia. El resultado, la solución del "trastorno" -﷓que no llega a hacerse síntoma y por lo tanto no puede ser trabajado terapéuticamente si fuera necesario-﷓ es una discriminación en acto, que termina identificando el "trastorno" al ser del niño. Como se ve es un horror, a veces disfrazado de un pragmatismo que extravía a padres y educadores, cuando la solución química se impone como paradigma para una infancia complicada.
En el año 1971 en la tapa de la revista norteamericana Time Magazine, un prestigioso investigador de la conducta B. F. Skinner, fundador del conductismo ﷓una importantísima corriente en la psicología norteamericana hoy convenientemente globalizada y de gran influencia﷓ afirmaba: "La libertad es un lujo, un riesgo, que la sociedad no puede permitirse". Hoy esa afirmación tiene el respaldo científico necesario para llevarse a cabo como programa. Frente a esto, y con todas las limitaciones y errores que tenemos no hay margen para que vacilemos. El psicoanálisis, nuestra práctica y nuestro discurso, insiste en que en medio de la feroz tendencia a homogeneizarlo todo que tiene nuestro presente, es necesario conservar ese estrecho margen de libertad que pueda preservarlo incomparable que tiene cada uno. Eso que de cada uno no encaja en las regulaciones sociales y que afortunadamente los niños insisten en demostrar para incomodidad, exasperación o angustia de los adultos, a pesar de programaciones de las conductas, medicaciones y segregaciones higiénicas.
Skinner enseñaba con su testimonio más íntimo, su propio deseo: "Yo tuve solo una idea en mi vida, una verdadera idea fija. La palabra 'control' la expresa. El control de la conducta humana. En mis tempranos días de experimentador, era un desenfrenado deseo egoísta de dominar. Recuerdo la ira que sentía cuando una predicción salía mal. Podía gritar a los sujetos de mi experimento, '¡Pórtate bien, maldito! ¡Pórtate como debes!'" (Publicado en Time Magazine, el 20 de septiembre de 1971).
¡Portáte bien maldito! ¡Portáte como debes! Es decir: portáte de acuerdo a mi deseo de dominio... ¡Pero atención!, esto es solo una muestra de lo que será un programa social para el siglo XXI: el control de la conducta humana. Sepamos claramente lo que hay detrás de la pretensión y del ideal de la eficacia, además de los intereses de la industria farmacéutica.
*Psicoanalista en Buenos Aires, Presidente de la EOL ﷓Escuela de la Orientación Lacaniana﷓ y Secretario de la AMP ﷓Asociación Mundial de Psicoanálisis.

lunes, 22 de agosto de 2011

PENSANDO EN VOZ ALTA


Criterios diagnósticos de la DSM-IV

A) (1) o (2)
1. seis (o más) de los siguientes síntomas de desatención han persistido por lo menos durante 6 meses con una intensidad que es desadaptativa e incoherente en relación con el nivel de desarrollo:
2. seis (o más) de los siguientes síntomas de hiperactividad-impulsividad han persistido por lo menos durante 6 meses con una intensidad que esdesadaptativa y poco lógica en relación con el nivel de desarrollo:

B. Algunos síntomas de hiperactividad-impulsividad o desatención que causan alteraciones están presentes antes de los 7 años de edad.
C. Algunas alteraciones provocadas por los síntomas se presentan en dos o más ambientes (p. ej., en la escuela y en casa)
D. Deben existir pruebas claras de un deterioro clínicamente significativo del funcionamiento social, académico o laboral
E. Los síntomas no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno generalizado del desarrollo, esquizofrenia u otro trastorno psicótico, y no se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental.



Estos son los archiconocidos criterios diagnósticos  para el TDAH extraídos de la biblia de la psiquiatría el DSM. No he vuelto a copiar toda la lista de síntomas, seguro que la mayoría ya os la sabéis de memoria, porque me interesan los criterios C y D. Resulta que para diagnosticar TDAH los síntomas tienen que estar presentes en 1 o más ambientes. No os digo nada nuevo, ya lo sé, pero ayer mientras hacía un pequeño repaso a lo que habíamos conseguido en todo este tiempo con nuestro peque, me preguntaba cómo era posible que la hubieran “cagado” tanto al diagnosticarlo. Empecé a echarle la culpa al DSM y a sus seguidores cabezas cuadradas y fue entonces cuando caí en la cuenta de algo: hoy en día, ni siquiera DSM en mano podrían diagnosticar a nuestro peque de TDAH. Alexander no tiene problemas sociales, ni laborales, ni familiares. Solo tiene problemas en el aprendizaje. Sus “problemas” no están presentes en dos o más ambientes, solo en uno y , por supuesto no existen pruebas claras de un deterioro clínicamente significativo fuera del ámbito académico. En casa se porta de fábula y cuando salimos también.
Alguno me podrá decir que cuando lo llevamos a diagnosticar sí que tenía problemas también en casa y yo le preguntaría: ¿entonces hace tiempo tenía TDAH y ahora no? Y yo que había leído que no tenía cura…
Seamos realistas, solo hay dos opciones: o aceptamos que hubo un error en el diagnóstico y por lo tanto en el tratamiento o aceptamos que se hizo bien y el TDAH se cura. Yo me inclino totalmente por la primera, así que desde aquí quiero expresarle mi agradecimiento a los maravillosos profesionales que estuvieron  a punto de joderle la vida a nuestro hijo y por ende la nuestra.
Madres y padres tomad nota: ser críticos, pedir segundas y terceras opiniones si es necesario. Aseguraos bien quien examina a vuestro hijo pues desgraciadamente existen muchos conflictos de intereses y es muy difícil encontrar quien se preocupe realmente de vuestro hijo y no de aumentar su fama de “experto”. Que trate 2000 casos de TDAH al año no quiere decir necesariamente que sea un experto, bien puede significar que no sabe o no quiere ver otra cosa. No os creáis nada de lo que yo digo, no os creáis nada de lo que otros dicen, pensad por vosotros mismos pues nadie conoce a vuestro hijo mejor que vosotros y entonces encontrareis el camino que le ayudará. No hagáis caso sino queréis a este padre, solo es un padre resentido, resentido pero feliz de ver que su hijo cada día está mejor.

domingo, 21 de agosto de 2011

Cómo podemos fabricar un entorno que cambie nuestro cerebro

Mara Dierssen. Neurobióloga del Centro de Regulación Genómica.
Es investigadora e impulsora de proyectos para fomentar la creación artística en personas con discapacidad intelectual. En su charla, Dierssen presenta experimentos que demuestran cómo el entorno físico en que nos movemos afecta a nuestra forma de razonar y comportarnos.


A ver si va a resultar que el entorno es importante y no todo son genes y dopamina....Escuchando esta charla veo que  por lo menos algunos científicos se lo toman en serio y avanzan en la dirección más sensata. Es la base del método científico, cuestionar hipótesis y obtener respuestas y nuevas preguntas.







Algunas frases:

Se produce un cambio estructural cerebral exponiéndonos a diferentes entornos
Lo que hacemos influye sobre el estado funcional del genoma ¡no somos solo genes!
El cerebro es una red adaptable que crece en base a los estímulos que recibe.
La plasticidad se mantiene en los adultos

viernes, 19 de agosto de 2011

Un poco de humor siempre viene bien al volver de las vacacioes...

El video lo encontré en el blog del Dr. García-Tornel Reflexiones de un pediatra curtido . Que no se me ofenda nadie, solo es humor.


Los psicólogos le ponen nombres raros a cosas que toda la vida han llamado de una manera más normal. Ahora llamamos niño 'hiperactivo' cuando queremos decir simplemente 'coñazo' o tener el síndrome postvacacional en lugar de tener ganas de 'tocarse los huevos' . Inventa un síndrome y asunto solucionado.



jueves, 18 de agosto de 2011

Cómo educar a un niño zurdo

Fuente: http://vidayfamilia.univision.com/es-el-momento/educacion-elemental/article/2011-08-10/ninos-zurdos-consejos-herramientas


Consejos para educar a un niño zurdo






La mano izquierda fue considerada por muchos siglos como la mano del diablo. En las escuelas los niños zurdos recibieron reglazos, manotazos, algunos hasta fueron atados a una silla, para evitar que escribieran con esa mano. Hoy en día la lateralidad está aceptada como algo normal y no un signo de torpeza.
Los zurdos suman el 10% de la población y ven el mundo desde otra posición. Actividades que para los niños diestros no suponen un esfuerzo especial como cortar siguiendo una línea de puntos o aprender a escribir, tienen un grado de dificultad añadida para los zurdos. Estos pequeños problemas cotidianos pueden generar frustración, ansiedad o incluso falta de confianza en los niños, cuando por su edad no son capaces de reconocer la verdadera causa de su torpeza.
Por eso, el niño zurdo necesita ante todo tolerancia y paciencia por parte de sus padres y profesores, no basta con dejar que se la arregle solo con su mano izquierda, hay que enseñarle a desenvolverse como zurdo, aseguraMartha Vásquez Reina de Eroski Consumer.
Durante los dos o tres primeros años de vida muchos niños son ambidiestros, y es normal que en actividades cotidianas usen ambas manos indistintamente. Otros, en cambio, manifiestan desde muy pequeños su preferencia lateral. En general, se puede decir que la lateralización aparece entre los 3 y los 6 años.
La manera más sencilla de comprobar si un niño es zurdo o diestro es dedicando tiempo a observar cómo evoluciona su preferencia manual, viendo qué mano, pie u ojo utiliza cuando realiza de forma espontánea acciones como sujetar un biberón o un chupete, pintar con los dedos, mirar por un calidoscopio o por otro objeto, limpiar una superficie con un trapo, cepillarse los dientes, peinarse, llevar un vaso lleno de agua, saltar sobre un pie.
A continuación algunos consejos de la experta para apoyar a los niños zurdos:
No obligar a cambiar la mano. Si el niño zurdo es obligado a utilizar la mano derecha, implica que use la mano más débil y menos hábil para realizar sus tareas, esto lo hará torpe, inefectivo y lo agotará innecesariamente haciendo que el aprendizaje sea más dificultoso y frustrante. Forzar la lateralidad de una persona ("zurdo contrariado") conlleva muchos problemas, así lo apunta Jane M. Healey, neuropsicóloga infantil y autora del libro El niño zurdo: "cambiar las preferencias laterales del niño puede conllevar desventajas, como dificultades para distinguir la derecha de la izquierda, trastornos en la escritura, dislexia e incluso tartamudez".
Guiarles como un espejo. Si la madre o el padre es diestro, la mejor manera de ayudar a un niño a aprender a realizar actividades sencillas, como abrocharse los cordones de los zapatos, o utilizar un tenedor, es sentarse frente a él e ir guiándolo como si fuera la imagen ante un espejo, de este modo podrá imitarlo con más facilidad.
Trabajar en clase. Los maestros deben de informarse desde un principio si hay niños zurdos en el grupo, prestarles atención y procurar que usen las herramientas adecuadas.
Sentarlos al lado izquierdo de los pupitres dobles o junto a otro niño zurdo para evitar que su codo choque con el del compañero diestro.
Sentarlos al lado derecho de la clase en relación al pizarrón, con el fin de que vean la escritura del maestro desde el mismo ángulo que ellos miran su escritura sobre el papel.
Colocar el papel o cartulina en el lado izquierdo de la mesa de trabajo e inclinarlo hacia la derecha. 
Ubicarse al lado izquierdo del niño para darle las instrucciones.
Enseñarles a tomar el lápiz en la misma forma que lo hacen los diestros con el fin de evitar que adopten la posición de la mano "en gancho", típica de los niños zurdos.

Herramientas para niños zurdos

Para un niño zurdo trabajar con una herramienta para diestros causará frustración por la incomodidad que esto supone. Hoy en día existen algunas herramientas que se han hecho especialmente para la mano izquierda que facilitan a los zurdos su actividad cotidiana.
Tijeras: tienen los filos invertidos, de tal manera que el izquierdo queda siempre por encima del derecho. De esta forma, se facilita la tarea de cortar en línea recta.   
Sacapuntas: tiene la cuchilla al revés. El lápiz se coge con la mano izquierda y gira en el sentido natural del zurdo, contrario a las agujas del reloj.
Reglas invertidas: (de derecha a izquierda) para no entorpecer la lectura con la mano.   
Cuadernos: la espiral está a la izquierda y se puede abrir al revés. Permite, además de facilitar la escritura sin tropezar con la espiral, corregir la postura del cuaderno y la de la mano al escribir (algunos niños zurdos tienden a escribir con la mano torcida hacia dentro).
Libros para colorear: se abre al revés y tiene dibujos con referencias al niño zurdo.
Teclado: las teclas para el cálculo y las flechas de desplazamiento están a la izquierda.
Tiendas con productos para zurdos

En muchas papelerías se pueden encontrar algunas de las herramientas básicas para zurdos como tijeras, sacapuntas o adaptadores, no obstante existen algunas tiendas especializadas en material para zurdos.

    miércoles, 17 de agosto de 2011

    La música puede variar profundamente el cerebro

    Fuente : http://www.lavanguardia.com/lacontra/20110817/54201280756/la-musica-puede-variar-profundamente-el-cerebro.html





    Sabe en qué creo?

    No, ¿en qué cree?
    Cuando los humanos están en armonía, cuando cooperan, emerge la cohesión social, entonces aparece un sentimiento de unidad, de comunión, y esto es lo que yo entiendo como un momento espiritual.

    ¿Me está hablando de la música?
    Sí, eso es lo que tiene de especial la música, nos une.

    Y se especializó en estudiar qué ocurre entre nuestro cerebro y la música.
    Sí, todas mis especialidades han acabado aplicadas a la música (neurociencia, psicología biológica, neurobiología y sociología especializada en cognición). Quería entender cómo funciona la mente, y la música es la mejor herramienta para ello.

    ¿Por qué?
    Es capaz de llegar a cualquier función cognitiva y afectiva del proceso mental, y por tanto a su correspondiente estructura en el cerebro. Puedes investigar distintas memorias, como la auditiva-sensitiva, la memoria a largo plazo, el aprendizaje, la integración visual y auditiva, el proceso de los errores...

    ¿Y a nivel afectivo?
    Estudiamos el sistema emocional, la relación existente entre lo emocional y lo cognitivo y cómo se desarrolla en los niños.

    Parece demasiado.
    Pues es sólo una pequeña parte, también investigamos los aspectos terapéuticos de la música en pacientes con depresión, con parkinson y con enfermedades autoinmunes.

    ¿Y qué han descubierto?
    Hay pacientes con afasia que no pueden hablar pero pueden cantar. Les enseñamos a cantar unas frases y luego las modulamos hasta que consiguen recitarlas.

    Interesante.
    Podemos ver a través de resonancias magnéticas que la música puede variar profundamente nuestro cerebro.

    ¿Hasta qué punto nos puede perturbar la música, deprimirnos o violentarnos?
    Si la obligasen a escuchar música que no le gusta, sacarían lo peor de usted; si escuchara música que la entristece, acabaría con una depresión, y sabemos que la música puede ser utilizada como tortura y para manipular a las personas.

    ¿La percepción de la música es universal?
    Uno de mis alumnos de doctorado se fue a África a estudiar a individuos que no habían escuchado nunca la música occidental. Les puso música alegre, música triste, divertida y música que daba miedo para ver si podían reconocer la emoción. Sus expresiones eran claramente reconocibles, lo que demuestra que la música occidental es universal.

    ¿Cuál es su investigación más citada?
    Soy conocido por haber descrito la superposición del lenguaje y la música, ambos comparten la misma red, pero en los extremos se especializan. Es como una cooperación entre música y lenguaje. El cerebro no distingue entre música y lenguaje, especialmente en los cerebros infantiles.

    ¿Cómo aplicar su descubrimiento?
    Los bebés no saben lo que significa leche o duerme, pero entienden la música del lenguaje. Aprendemos las palabras a través de su musicalidad. Por eso es muy importante que escuchen música, porque nuestros cerebros son musicales por naturaleza.

    Entonces, ¿hay que estimular el lenguaje musical a los niños?
    Sí, los niños a los que se les estimula el lenguaje musical aprenden más rápido los procesos del lenguaje, los matices, la sintaxis y la habilidad de escucha; y tienen menos problemas de dislexia. Cantar o hacer música es muy beneficioso para ellos.

    ¿Cómo se utiliza la música en los tratamientos de los trastornos afectivos?
    Estamos haciendo un estudio con personas que padecen depresión, les hacemos tocar y cantar juntos. Mejoran y no tiene efectos secundarios como las drogas, pero todavía no podemos dar conclusiones científicas.

    ¿Qué otros experimentos curiosos me puede comentar?
    Provocamos a personas diferentes emociones y vemos qué redes inician, mantienen o finalizan dichas emociones y qué procesos cerebrales provocan que se acelere el corazón, que suden las manos, se dilaten las pupilas o se altere la digestión, de hecho todos los órganos reaccionan, incluidas las hormonas y el sistema inmunitario.

    ¿Cuál es su objetivo?
    Ayudar a pacientes que tengan algún problema en alguno de estos órganos.

    ¿Hombres y mujeres perciben la música de manera distinta?
    Las mujeres son capaces de procesar la música con los dos hemisferios, mientras que los hombres lo hacen sólo con uno. Algo muy parecido sucede con el lenguaje, por eso los problemas de lenguaje se dan más en niños que en niñas. Después de un trauma físico o mental en el hemisferio izquierdo, los hombres tienen más dificultades para poder volver a aprender el lenguaje.

    ¿Cree en el poder de la música?
    Conozco a mucha gente, yo incluido, que no hubiera sobrevivido sin la música. Yo casi muero, y la música me ayudó a sobrevivir. Es increíblemente poderosa y debemos tener cuidado de que no sea utilizada de mala manera.

    ¿Qué le ocurrió?
    No quiero hablar de ello, pero creo que la música tiene efectos regeneradores a nivel biológico.
    Licencia de Creative Commons
    YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia