jueves, 30 de junio de 2011

Ejercicios para mejorar el desarrollo académico de un niño con Retraso Madurativo

Cuando los padres reciben la noticia de que su hijo o hija presenta Retraso en el Desarrollo comienzan a plantearse preguntas como “¿llegará a ser normal algún día?”, o “¿qué profesionales pueden ayudarme dentro del centro educativo al que asiste?” El caso es que algo que tienen claro es que no es retraso mental y que el pequeño evoluciona en la medida en que se le estimule. Pero, ¿cómo estimularlo?




Los niños con Retraso Madurativo manifiestan una serie de dificultades a nivel de personalidad, y a nivel académico, en el área de la lectoescritura y el área de matemáticas de forma específica. Estas dificultades pueden superarse paulatinamente si sometemos al niño a estimulación continua por lo que el trabajo en casa pasa a ser tan importante como el que realiza en el centro educativo. A continuación les presento algunas de las actividades a nivel académico que han demostrado ser de gran utilidad para la intervención en este trastorno.

Actividades para mejorar la lectoescritura

1. Antes de leer:
- Habla con tu hijo de la lectura que va a realizar: de esta forma, estarás preparándole inconscientemente para anticiparse al vocabulario que le aparecerá en la misma.
- Subraya aquellas palabras que pueden ser más complicadas y extráelas de la lectura: puede ser interesante que las escribas en cartulinas grandes, que dividas las palabras en las letras o silabas que las forman y le pidas a tu hijo que las forme.
- Coloca un punto de color cada dos palabras para que tu hijo dirija la mirada hacia él: con ello conseguirás que poco a poco mejore su lectura.

2. Mientras lee:
- Anota las palabras con las que tiene dificultades: puede ser útil llevar un registro de estas palabras para utilizarlas tras la lectura.
- Si se inventa alguna palabra pero mantiene su significado, no lo corrijas. Por ejemplo, si dice “adelantando” en vez de “adelantado” y tiene sentido en la lectura, permítele equivocarse de vez en cuando. De esta forma, estás animando al niño a leer de forma global y ayudarás a que acelere su capacidad lectora.
- Grábalo con el móvil y luego pídele que siga la lectura mientras se escucha, marcando los errores en el texto escrito.

3. Después de la lectura:
- Anímalo a jugar a juegos de palabras como el ahorcado para reforzar la escritura de las palabras en las que se ha equivocado.
- Utiliza juegos como Cute Cartoon Creator para que escriban las palabras y comprueben si el dibujo animado que las dice lo hace correctamente. Si no es así, se darán cuenta de que la palabra está escrita de forma incorrecta y entenderán la importancia de cambiarla.
- Coloca letras magnéticas en el frigorífico junto a una lista de 5 “palabras nuevas” para que cada vez que pase por la cocina forme una de las palabras.

Actividades para mejorar la resolución de problemas

1. Préstale los dedos de uno o varios muñecos para que realice los cálculos.
Normalmente animamos a estos niños a dibujar palotes para contar, sin embargo, ellos suelen preferir utilizar los dedos para ello. Si este es el caso de tu hijo, resuelve el problema acompañando sus tareas matemáticas de muñecos con manos y dedos que pueda utilizar para contar.

2. Antes de pedirle que sume más rápido, asegúrate de que se sabe de memoria todas las formas de conseguir un diez sumando dos números menores que el nueve. Esto quiere decir, 1+9, 2+8,3+7, 4+6, 5+5. Así será más fácil que sume 28 +22, ó 599 + 111

3. Representa siempre que puedas la información que presenta el problema de forma concreta: esto significa que si el problema habla de naranjas, utilices naranjas y si habla de litros, pues ya sabes, toca excursión al frigorífico.

4. En vez de corregirlo cuando sabes que se equivoca, permítele hacer el problema como él o ella quiera, y luego, pídele que evalúe si el resultado es lógico. Por ejemplo si el problema habla de compartir, es decir, dividir, y tu hijo se empeña en sumar, representa con muñecos la situación y demuéstrale que está equivocado.

Aunque es cierto que estos niños también poseen una personalidad peculiar, suelen comportarse de forma más tolerante frente a las actividades de estudio, si tratamos de adaptar el medio a su forma de aprender, y no al revés.

En cualquier caso, el trabajo con un niño o niña con Retraso Madurativo, tanto en casa como en el aula, requiere llenarse de paciencia y llevar un registro de las cosas que sí funcionan, para comunicárselas a cualquier persona que se vaya a sentar con el niño a trabajar. De esta forma, conseguiremos más resultados.

Jenny Guerra Hernández
http://www.psicopedagogiaencasa.com/

domingo, 19 de junio de 2011

Mucho más fácil que ser padres. Ritalin

BUENOS AIRES: Déficit de atención, trastorno de desarrollo, autismo, bipolaridad, etiquetas que aprisionan a los chicos. Revista Veintitrés, viernes 17 de junio de 2011

Impresionante y extenso artículo sobre la realidad del TDAH en Argentina (aunque se puede hacer extensivo a el resto), la verdad es que tuve que dejar de poner negritas porque no podía parar. Algunos de los comentarios de "profesionales" no tienen desperdício como la que dice que medicar a los niños aunque no lo necesiten no es tan grave (ojo que es psicopedagoga de una fundación TDAH en Argentina). En serio leerlo hasta el final. El título que le he puesto es el de un anuncio de Novartis que un psicólogo que aparece en el texto vio en los Angeles, lo he ilustrado con una fotografia.

Fuente: http://www.miradaprofesional.com/



Hace treinta años Henry Gadsden, director entonces de la compañía farmacéutica Merck, hizo unos comentarios sorprendentes y en cierto modo candorosos a la revista Fortune. Dijo que su sueño era producir medicamentos para las personas sanas y así vender a todo el mundo. Aquel sueño se ha convertido en el motor de una imparable maquinaria comercial manejada por las industrias más rentables del planeta.” Así comienza el libro Medicamentos que nos enferman e industrias farmacéuticas que nos convierten en pacientes, de Ray Moynihan y Alan Cassels. Y el párrafo es tan cierto, que ni los chicos quedan afuera de esa maquinaria. Diagnósticos rápidos hechos por adultos, sean docentes, padres o especialistas, y laboratorios que persiguen intereses económicos, son el combo explosivo que está enfermando a la infancia. Quizás para estar tranquilos, lo hacen con nombres tan crípticos como ADD/ADHD, TGD, TOD o TOC. Siglas que se repiten cada vez más y que explican el aumento exponencial en la venta de determinados medicamentos.



Según un informe elaborado por la Unidad de Salud Mental y Comportamiento Saludable del Ministerio de Salud de la Nación, el 14 por ciento de los chicos de entre 6 y 11 años tiene problemas severos de atención, el 15,7 de agresividad y de antisociabilidad y el 13,9 de ansiedad y depresión. Si bien en general estos números se mantienen constantes en los últimos años, aumentaron los diagnósticos que los sindican como enfermedad a tratar. “En la Argentina los distintos déficit llegaron con fuerza a mediados de los ’90. Aterrizaron en zona norte, en colegios privados, ya que los costos de los medicamentos son muy altos. Pero en el último tiempo los diagnósticos se masificaron y hoy se patologiza a todos los sectores –explica Gabriela Dueñas, psicopedagoga y licenciada en educación–. Cuando vemos adultos adictos nos sorprendemos, pero cuando son chicos les enseñamos que para portarse bien o que les vaya bien en la escuela tienen que tomar una pastilla. No es un tema menor: la medicalización vulnera los derechos del niño. La capacidad de juego es un derecho y si los drogamos innecesariamente estamos violando ese derecho. Además, con medicamentos podemos tapar el síntoma pero nunca resolver el problema.”
 
La idea de que hay una pastilla para cada malestar o dificultad –una para dormir, otra para despertarse, una más para adelgazar– se instaló en la sociedad de la mano de diarios y revistas que anunciaban en portada el ranking de los medicamentos más consumidos sin receta. La televisión, por su parte, parodiaba la realidad con protagonistas de novelas que cargaban pastilleros. Hasta ahí, eran un tema exclusivo del mundo adulto, pero ahora entró a las aulas y al universo de los más chicos.



El boom de ventas que registran los laboratorios, como consecuencia de la medicalización, va en desmedro del futuro de millones de chicos. Algunos de los efectos secundarios que puede causar el metilfenidato (MFD) –el psicoestimulante indicado para tratar especialmente trastornos de aprendizaje por déficit de atención– son: anorexia, disminución del apetito, reducción del peso y altura; insomnio, nerviosismo, tics, agresividad, ansiedad, agitación, depresión, cefalea, mareos, hiperactividad psicomotora, arritmia, taquicardia, palpitaciones; tos, náusea, diarrea, boca seca; prurito, irritabilidad y cambios en la presión sanguínea.



Algunos de estos efectos fueron reproducidos por Matt Groening en el segundo capítulo de la undécima temporada de Los Simpson. En ese episodio Bart inunda el gimnasio de la escuela, entre otras travesuras, y el director Skinner diagnostica que padece de ADD o Déficit de Atención, la más común entre las enfermedades en boga (ver recuadro). No lo ve un psicólogo ni un médico, y eso también refleja una situación común en la sociedad: un profesional de la educación diagnostica en forma arbitraria. Skinner advierte a Marge y Homero que si no medican a su hijo con Focusyn (un invento del autor para representar la Ritalina, el nombre comercial del MFD), se verá obligado a expulsarlo. Con el fármaco, Bart mejora el comportamiento inmediatamente e incluso supera a Lisa en el rendimiento escolar. Pero es tal el nivel de paranoia y malestar físico que tiene por los efectos secundarios, que los doctores anuncian que le quitarán la droga. Bart corre despavorido hacia un frasco de cápsulas y toma varias seguidas antes de escapar. Así, Groening no sólo criticó la práctica sino que buscó concientizar a la audiencia sobre los riesgos de un diagnóstico errado y cómo se transforma a un chico travieso en un enfermo.



Esa realidad retratada por Los Simpson es la que se vive ahora en la Argentina. El aumento en la medicación se puede analizar a través de la importación de MFD. Naciones Unidas fija un cupo de esa droga para cada país; el permitido para la Argentina es de 60 kilogramos por año. Según la ANMAT, la agencia nacional de control de medicamentos, en 2008 los laboratorios importaron 42,61 kilogramos. En 2009, 45,40 (un incremento del 6,55 por ciento) y en 2010 un 21,66 más que el año anterior, es decir 55,23 kilos, casi en el límite de lo asignado por el organismo internacional.



La situación fue analizada en el III Simposio Internacional sobre Patologización de la Infancia, que se realizó en Buenos Aires durante la primera semana de junio. Una de las organizadoras, Beatriz Janin –licenciada en psicología y directora de la carrera de Especialización en Psicoanálisis con Niños de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales–, presentó el libro El sufrimiento psíquico en los niños (Noveduc), donde sostiene que si bien es fundamental detectar los problemas psicológicos tempranamente para indicar un tratamiento adecuado, también es importante no etiquetar al paciente. “Es habitual que la gravedad de un trastorno se mida más por aquello que resulta insoportable a los adultos que por el sufrimiento del niño”, afirma la especialista.
 
En la vereda opuesta, Graciela Bartomeo, licenciada en psicopedagogía de la Fundación TDAH Argentina , asegura que “la droga no tiene tantos efectos secundarios, y si aparecen, se suspende la medicación y listo. Estar medicado en la infancia sin necesidad no es tan grave, son mayores los riesgos si no se medica. Algunas de las consecuencias a futuro que puede tener un chico que requería la medicación y no la tuvo, son: abandono de estudios, dificultad para formar pareja, convertirse en padres adolescentes y problemas con las drogas y la Justicia”.
 
Sin embargo, por su peligrosidad, el MFD se vende sólo con un recetario oficial y triplicado, que los médicos deben solicitar en el Ministerio de Salud. Según denuncian los especialistas, en la práctica eso no se cumple, ya que los mismos visitadores médicos llegan con las recetas oficiales a disposición del doctor. “El mayor tema es que los laboratorios les pagan a los médicos para que viajen a los congresos a exponer el resultado de sus investigaciones con estos medicamentos”, cuenta Maren Ulriksen de Viñar, médica psicoanalista uruguaya que participó del simposio. El crecimiento de este segmento en el país habla por sí solo. Entre 2004 y 2010 el consumo de metilfenidato y modafinilo –otro estimulante que no se aplica a problemas de aprendizaje pero comparte la misma categoría– creció un 62,44 por ciento, según un informe sobre dispersión de psicofármacos realizado por la Confederación Farmacéutica Argentina.
 
En la Argentina el MFD es comercializado por cuatro marcas, en orden de ventas: Ritalina (del laboratorio Novartis) cuesta entre 103 y 320 pesos, según la presentación; Rubifen (Neuropharma), entre 103 y 283 pesos; Concerta (Janssen-Cilag), entre 132 y 614 pesos, y Methlin (AstraZeneca), entre 105 y 329 pesos. El pico de ventas se registra durante el período escolar, con descenso en las vacaciones de invierno.


 
Dueñas encuentra la causa de este fenómeno en que “a los docentes les resulta funcional acallar y educar por la fuerza.
 
Ellos mismos llenan tests para ver si el chico tiene ADHD, evaluándolo de forma aislada y omitiendo su historia y entorno”. El cuestionario al que se refiere la especialista es el “Conners”, que consiste en preguntas como: “¿Está en las nubes?”, “¿Es susceptible a la crítica?”, “¿Carece de aptitudes para el liderazgo?” o “¿Tiene aspecto enfadado?”, entre muchas otras tan ambiguas como esas. Los docentes deben completar la columna correspondiente (“Nada, Poco, Bastante, Mucho”), con un puntaje del 0 al 3 y de acuerdo con su criterio personal. El puntaje que obtiene el niño determina qué tan alta es la sospecha de que sufra Déficit de Atención con Hiperactividad.
 
La medicalización se da sobre todo en primer grado, porque el chico no es como la escuela esperaba, y en la pubertad con la falta de tolerancia a los cambios por parte de los padres. Se atribuye la dificultad de aprendizaje a una supuesta determinación biológica que los convierte en inquietos y desatentos. En realidad el problema es de los adultos, porque nosotros los producimos así”, concluye Dueñas.



François Marty, psicólogo francés, especialista en violencia y depresión en la adolescencia, denuncia que es “abusiva la liviandad con que se etiqueta a los jóvenes. Los términos tienen una definición muy precisa. Esquizofrenia y autismo se utilizan demasiado a menudo, cuando en verdad son enfermedades estadísticamente raras de encontrar en este segmento. El problema está en la manera de comprender la dificultad de la consulta. Por ejemplo: un niño agitado se podría diagnosticar como agitación ansiosa o hiperactividad y prescribir Ritalina. Pero eso no dice nada del problema de fondo, de por qué ese niño está agitado. Tratamos el síntoma pero no resolvemos la cuestión central. Este es un típico debate entre la industria farmacéutica y la psiquiatría”.
 
El médico especializado en psiquiatría infantil-juvenil Juan Vasen también participó del simposio y presentó el libro Una nueva epidemia de nombres impropios (Noveduc). En el capítulo “La ‘epidemia’ del ‘mal’ llamado ADD” recuerda una propaganda de Novartis que vio en Los Angeles: “Mucho más fácil que ser padres. Ritalin”.



 Vasen analiza que “está debilitado el interés y la motivación, que deriva en una dificultad de volver sobre lo que se está haciendo o pensando. La falencia atencional no es primaria, como se repite machaconamente, sino secundaria”.
 
El incremento en las cifras de autismo infantil también llama la atención. Según el psicoanalista Vicente de Gemmis, cofundador del programa de integración social Cuidar Cuidando (Zoo de Buenos Aires-Hospital Tobar García), hace veinte años se diagnosticaba con esta enfermedad a uno de cada 10 mil niños, mientras que en la actualidad la proporción se elevó a 60 casos por cada 10 mil. Es decir, el índice creció un 6.000 por ciento. “No se sabe a ciencia cierta si se debe a un aumento real de casos o simplemente a un mayor número de diagnósticos. A partir de 1990 se incorporó la noción de ‘espectro autista’, que incluye dentro de la patología desde cuadros con severa retracción hasta otros con limitaciones subjetivas y sociales menores. El diagnóstico genera una identidad. Un chico mal diagnosticado va a ser tratado como autista, y todas las situaciones posteriores de su vida van a ser leídas e interpretadas desde ese diagnóstico. Eso puede obturar el desarrollo de sus potencialidades”, explica De Gemmis. El especialista también advierte que “las actuales condiciones de existencias en donde el aislamiento social y la pérdida del contacto personal se dan en forma cotidiana, son también generadoras de subjetividades más autistas”.
 
Las nuevas tecnologías juegan un rol importante en ese aislamiento que señala el profesional. Sin embargo, el psicoanalista Juan Carlos Volnovich considera que atribuirles la responsabilidad es un error. “Los nativos digitales aman la velocidad, les encanta hacer varias cosas al mismo tiempo, casi todos son multitasking y, en muchos casos, multimedia. Viven hiperconectados –describe–. Pueden oír la radio al tiempo que estudian en un libro la lección de historia con la tele prendida, jugando a la play, mandando mensajes por el celular, chateando con medio mundo y comiendo pizza. Pueden hackear la computadora más sofisticada por la noche y, por la mañana, reprobar el examen más sencillo de matemática.” Lo que sucede en las aulas, explica, es que los chicos “desconfían de la información que queremos transmitirles. Si son poco receptivos es porque sospechan que ese saber y ese sistema axiomático que les ofrecemos no fue ajeno a la catástrofe que les toca vivir”.
 
Es decir, los chicos cambiaron y se relacionan de un modo diferente al que se acostumbraba hace décadas. Y la escuela es el ámbito que más se resiente porque mientras mantiene los cánones del siglo XIX –chicos quietos en las aulas y atentos a la “señorita maestra”–, los alumnos actuales reciben una estimulación permanente. Son modelo siglo XXI. Y la sociedad los está enfermando.

jueves, 16 de junio de 2011

INTELIGENCIA EMOCINAL Y APRENDIZAJE

Aprendizaje


Fuente : http://lospadressonmaestros.blogspot.com/2011/06/ie-y-el-aprendizaje.html

Algunos psicólogos argumentan que sólo el 20% del coeficiente intelectual abarca a la inteligencia académica ,dejando el 80% a otras fuerzas como la I.E.

El estado físico y sentimental influyen mucho en la I.E. y en el aprendizaje .Por ello al estar excitados se liberan "ENDORFINAS" que son estimulantes naturales que liberan a su vez acelticolina ,que es el neurotransmisor que ordena se queden impresas nuevas memorias en el cerebro



miércoles, 15 de junio de 2011

Hiperactividad o problema de motivación para aprender

Hay un anuncio de Mafre que pulula por las calles que dice "Si la educación cambia tan rápido, no podemos educar como hace 20 años ".


Muchos de los problemas de rendimiento, de atención, de hiperactividad, de comportamiento... se deben simplemente en un PROBLEMA DE MOTIVACIÓN.



¿Cuántos niños hay diagnosticados con TDA-H (Trastorno de Déficit de Atención, con o sin Hiperactividad) y sin embargo nos sorprende que son capaces de estar haciendo una tarea que a a ellos les gusta, sobre todo jugar con las videoconsolas portátiles?
La época en la que nosotros o nuestros padres estudiamos es muy diferente a la época en la estudian nuestros niños de ahora.

Ellos están rodeados de una tecnología que nosotros no teníamos. La pluma y el tintero, o el boli, el lápiz y el papel han quedado sustituidos por pantallas digitales. La "enciclopedia" es tan antigua como las "pesetas", ellos tienen toda la información a su alcance a toque de botón...

Para nuestros padres, que nosotros fuéramos a la universidad era su principal meta. Su obligación era trabajar para darnos una educación y un plato en la mesa, y la nuestra era la de estudiar para labrarnos un futuro y encontrar un trabajo.

Las matemáticas, el lenguaje y las ciencias eran las asignaturas principales; y el dibujo, la música o la gimnasia, las considerábamos "asignaturas maría".

Todo esto ha cambiado. Los niños viven en una era digital y social a la que nos cuesta adaptarnos. Las matemáticas, el lenguaje y las ciencias son importantes sí, pero para ser bueno en un trabajo nosotros mismos nos estamos dando cuenta de que es necesario no sólo saber lo que hacemos sino cómo lo hacemos, es decir, son necesarias otras habilidades que nadie desarrolló en nuestra infancia (trabajo en equipo, empatía, socialización, inteligencia emocional, creatividad, imaginación, etc.).

El principal motivo de fracaso escolar en los niños de hoy en día es el fracaso de la educación ante su resistencia al cambio.

Si un niño tiene motivación aprende lo que sea.

Si un niño tiene motivación atiende el tiempo que sea necesario.

Si un niño tiene motivación está sentado en una silla quieto haciendo una tarea...

Pero hay que darles los medios y enseñarles conforme a la época en la que viven. Hay que averiguar lo que se les da bien y potenciarlo, sin pretender adaptarles a una educación, una cultura, una sociedad y unas exigencias obsoletas.



Este es un fragemtno de una entrevista de Punset a Sir Ken Robinson (grande donde los haya)



"Eduardo Punset:

Mientras hablabas, pensaba en el patrón que sirvió para establecer que alguien estaba en la parte adecuada del conocimiento: el cociente intelectual. ¿Por qué demonios hemos creído durante tanto tiempo que la medición del CI era importante para la vida económica?

Ken Robinson:

El cociente intelectual fue una de las nociones que surgió del crecimiento de la psicología y la sociología, de los intentos de aplicar las mismas características de las ciencias físicas a las personas. Lo importante es que había dos fuerzas: por un lado, un verdadero espíritu de investigación, para ver si podíamos medir la inteligencia igual que medimos el movimiento de las mareas, pero también coincidió con el crecimiento de la educación pública, que requería una manera eficaz, rápida y objetiva de caracterizar a las personas para poder educarlas.

Se necesitaba saber, en cierto modo, si tenían una inteligencia normal, inferior a la media o extraordinaria. Alfred Binet, cuando creó el primer test de inteligencia en París, estaba interesado en los niños con necesidades educativas especiales. Para descubrir cuáles eran sus necesidades, necesitaba tener una idea de cuál era la capacidad media. Éste era el objetivo inicial. No obstante, los tests de inteligencia se volvieron fundamentales para la categorización de alumnos en las escuelas públicas, pero también para la selección en el ejército. Se han convertido en un mito, me parece: han pasado a formar parte de nuestro léxico cultural como si fueran objetivos. Una de las organizaciones más importantes que hay es Mensa, la organización de personas con cocientes intelectuales altos. Y me parece estupendo, no voy a criticar a Mensa, pero me planteo si esto es así realmente. En realidad, el test de inteligencia solamente mide la capacidad de hacer tests de inteligencia. ¡Hay personas a las que estos tests se les dan muy bien! Si queremos saber lo inteligente que es alguien, ¡por lo menos deberíamos aceptar que la inteligencia entraña mucho más de lo que se puede medir en un test del CI, ¿no deberíamos incluir también otras preguntas? Como, por ejemplo: ¿sabes componer una sinfonía? ¿Sabes interpretarla? ¿Sabes gestionar un negocio de éxito? ¿Sabes bailar? ¿Sabes escribir una poesía que conmueva a los lectores y les haga llorar?

Eduardo Punset:

O la empatía…

Ken Robinson:

¡La empatía! Si el ser humano solamente tuviera las habilidades que se miden en los tests de inteligencia, la mayor parte de la cultura humana jamás habría existido. Yo no querría vivir en un mundo así. ¿Tú sí?

Eduardo Punset:

No.

Ken Robinson:

Tenemos una visión de la inteligencia muy reduccionista

Visitar la entrada completa en Vision y Aprendizaje


lunes, 13 de junio de 2011

Redes - Ver el mundo en estéreo


Cuando miramos un objeto cercano sobre un fondo más distante, somos capaces de percibir el espacio que hay en medio. Sin embargo, una de cada veinte personas ve el mundo como si fuese plano. Muchas, ni siquiera son conscientes de su carencia pero, con una terapia adecuada, pueden lograr ver el mundo en 3D.


Si no pudisteis ver el programa en directo podeis verlo aqui.
 
Y si el tema os interesa no dejeis de visitar el blog de Rosa Vision y aprendizaje
 
 
 

domingo, 12 de junio de 2011

Otra perla del peque (3)


Los que me conoceis ya sabeis que yo muy creyente no es que lo sea, pero sobre todo sabeis que mi adversión a la Iglesia es tal que ni siquiera entro en las iglesias de visita. Pero claro a veces la arquitectura merece que uno haga una excepción y ayer fue uno de esos dias. Visitamos el Monestir de Poblet, recomendable, y entré a deleitarme con el diseño interior de su iglesia. El peque que sabe de mi costumbre de quedarme fuera cuando ellos entran me suelta:

-"Tranquilo papa, todo esto debe ser nuevo para ti"

Debe estar feo reirse a carcajadas dentro de una iglesia pero Silvia y yo nos reimos un buen rato.

sábado, 11 de junio de 2011

VIDEO DE LA CAMPAÑA STOP DSM

Fuente: http://psiquiatriapitiusa.blogspot.com/2011/06/otro-video.html

En el marco de la Campaña Internacional Stop DSM que impulsan distintas instituciones de Argentina, España, Brasil y Francia; el forumadd con el apoyo de la Fundación Sociedades Complejas. Proyectos en salud y educación produjeron el spot STOP DSM y redactaron el manifiesto "Por un abordaje subjetivante del sufrimiento psíquico en niños y adolescentes - No al DSM". Ambos documentos fueron presentados formalmente en el III Simposio Internacional sobre Patologización de la infancia: "Problemas e intervenciones en la clínica y en las aulas" (2, 3 y 4 de junio de 2011). Más información: http://www.forumadd.com.ar/  - http://stopdsm.blogspot.com/  - forumadd@sociedadescomplejas.org  - Facebook: Sociedades Complejas







En palabras de Miguel (desde aquí gracias) :

Resaltar que una de las finalidades claras y reconocidas del DSM es agrupar pacientes con síntomas similares, para poder buscar unas bases etiológicas y terapéuticas adecuadas. Este objetivo en las cuatro versiones previas, no se ha alcanzado ni un poquito.


Cada vez se alzan más voces destapando lo absurdo de este sistema, de corte transversal sintomático, que niega la historia del individuo, de lo poco adaptado a la realidad de los test que dan ideas deformadas y caricaturescas sobre el mundo psíquico.

La quinta edición, tras los repetidos fracasos anteriores, parece que se aleja de este objetivo para dedicarse a atomizar aún más los distintos trastornos y patologizar más conductas, siendo lo desviado de la norma cada vez más frecuente, estrechando la estrecha vía de lo normal hasta dejarnos a todos caminando por la cuerda floja.

Cada vez es más fácil ser diagnosticado de patología mental, (han aumentado la prevalencia del trastorno bipolar hasta más del 10 %, han hecho aparecer prevalencia del TDAH en adultos del 4,4%, ha aumentado la prevalencia de lo que denominan depresión al 10%). Cada vez es más fácil ser diagnosticado antes,(aparece trastorno bipolar en niños, el TDAH baja el límite de edad....). Cada vez es más difícil negarse a dar/recibir un tratamiento químico basado en hipótesis simplificadas no confirmadas.

¿Esta es la salud mental que nos espera?

¿Podemos hacer algo por cambiar el rumbo que esta tomando la psiquiatría?

martes, 7 de junio de 2011

La Dra. Susan Barry en REDES hablando de la terapia visual comportamental.


El próximo domingo 12 de junio de 2011 a las 21.30H, se emitirá por “La 2” de TVE el programa de divulgación científica “REDES”, dedicado a la Dra. Susan Barry y su experiencia con la optometría comportamental. Una neuróciéntifica con estrabismo desde que nació y que gracias a la terapia a sus 50 años, aprendió a ver con ambos ojos a la vez y conseguir con ello visión 3D.

Este programa está presentado y dirigido por Eduardo Punset, abogado, economista y comunicador científico.

Es una buena forma de conocer la optometría comportamental para el que aún no la conozca, que como ya sabeis es una de las terapias que recibe mi hijo.

Esta emisión posteriormente quedará colgada en el archivo de la web oficial de RTVE para aquellos que no puedan ver el programa y no quieran perdérselo.

¡¡Os lo recomiendo!!



lunes, 6 de junio de 2011

Neurofarmagen TDAH, permite probar si se tiene TDAH analizando el ADN

Neurofarmagen TDAH® es un análisis genético que permite conocer la respuesta del paciente a los principales fármacos para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad y ayuda a valorar el riesgo de desarrollarlo en el futuro.



En aquellos tiempos en los que tenia una cuenta facebook asociada al blog e ignorante de mí se me ocurría dar mi opinion por esos mundos de las redes sociales una persona me quiso hacer callar diciendome algo así como: " va a salir una prueba genética que va a demostrar que el TDAH existe y la gente como tú os vais a tener que callar la boca". Para dejarlo claro al hablar de gente como yo se refería a gente que cree que se está haciendo un mal diagnóstico a consecuencia de lo cual se les administra medicación peligrosa a niños que no la necesitan. El debate de si existe o no es poco productivo aunque a mí nadie me ha demostrado nada todavía. Bueno que me desvío. Supongo que se refería a esta "prueba".  Pues no veo yo que haga callar a nadie, veamos un poco en que consiste este test , espero que me ayudeis entre todos, pues yo, como decian en "Lorenzo's oil" soy una mente sencilla intentando comprender cosas complejas.  veamos que dicen ellos mismos sobre el TDAH y su producto (las negritas son mias):

"Un trastorno con un fuerte componente genético

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es una de las alteraciones de la conducta más comunes, con una prevalencia mundial próxima a un 5% en niños de un 3% en adultos, siendo más frecuente en hombres que en mujeres. Actualmente constituye hasta un 40% de las consultas en psiquiatría infantil y juvenil.

El TDAH se caracteriza por distracción de moderada a severa, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas. Tiene un fuerte componente genético y es, de hecho, el trastorno de la conducta más heredable.

Actualmente se conocen tres tipos de genes relacionados con TDAH: genes asociados al riesgo de aparición de TDAH tanto en niños como en adultos (susceptibilidad); genes asociados a la tolerancia del tratamiento (farmacogenética) y genes asociados a patologías y alteraciones de la conducta que aparecen a menudo asociadas al TDAH (comorbilidad), como por ejemplo alcoholismo, drogodependencias, personalidad antisocial o autismo.

En este sentido, Neurofarmagen TDAH® incluye el análisis de genes de los tres tipos. De esta forma, el test puede permitir a un paciente conocer su riesgo de padecer TDAH en el futuro (por ejemplo para niños con antecedentes familiares) o, en el caso de los ya diagnosticados, identificar el tratamiento más adecuado según sus características genéticas y valorar el riesgo de sufrir trastornos asociados."

Mi mente sencilla me dice que esto huele a lo de siempre. Para empezar pedazo de afirmación: "Un trastorno con un fuerte componente genético". Recordemos la entrada de postPsiquiatria:

http://postpsiquiatria.blogspot.com/2010/10/hallazgos-en-tdah-genetica-alterada-o.html?showComment=1303161193692#c6999387632958436338
donde se explica que

"El estudio incluye 410 niños con diagnóstico de TDAH y 1.156 controles. De los casos de TDAH, el 15,6% presentaba alguna de las alteraciones cromosómicas inespecíficas que buscaba el estudio. De los controles sanos, el 7,5% también presentaba dichas alteraciones. Es decir, el 84,4% de los casos de TDAH no presentaban alteración genética.

Si además, quitamos del grupo de niños con TDAH los que también presentaban retraso mental (medido por C.I. menor de 70), entonces el porcentaje de TDAH con la alteración cromosómica quedaba en el 11%. Es decir, de los niños con TDAH sin retraso mental, el 89% no presentaban la alteración cromosómica dichosa"
 
Solo con esto ya se ve que la carga genética está lejos de ser determinante y ya no se para que me molesto en seguir, con estos datos tengo suficiente para saber que este invento no va  ser muy útil para los niños, aunque desgraciadamente pasará lo de siempre y alguien se forrará a costa de la preocupación de padres y madres.
Y digo yo, si resulta que le hago el test a mi hijo de 3 años y da positivo en riesgo de padecer TDAH ¿que hago? ¿ha salido un tratamiento que previene el TDAH? ¿le voy medicando ya?
Yo no me preocuparía, solo es una heramienta complementaria al diagnóstico clínico convencional,  así que todos tranquilos que solo vendrá a confirmar lo que el minucioso análisis clínico del experto que se realiza siguiendo los consejos de la Guia de Practica Clínica sobre TDAH ya había dictaminado. Jo... tanta ironía me produce acidez, mejor lo dejo aquí, espero vuestras opiniones.
Por cierto en España lo distribuye Laboratorios Rubió (ya sabeis, el del Rubifen).

Clonidina para el TDAH, ha sido aprobada tras dos estudios de 8 semanas de duración

Publicado en El supositorio

La clonidina, ese viejo antihipertensivo que hace muchos años que no se usa en España, está teniendo un nuevo renacer en los EEUU. Las formas de liberación retardada, en parches transdérmicos o en comprimidos buscan su hueco terapéutico.


Recientemente, la clonidina oral de liberación retardada ha sido aprobada por la FDA para su utilización en la hipertensión arterial bajo el nombre de JELONGA y en el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) con el nombre de KAPVAY del fabricante japonés Shionogi.



El abordaje diagnóstico y terapéutico del TDAH es más que controvertido, y requeriría una especial atención a los trabajos realizados, a su diseño, duración, efectos adversos y valoración de los beneficios obtenidos antes de decidir su aprobación y uso en niños y adolescentes de 6 a 17 años. Esas competencias se les suponen a las grandes agencias evaluadoras como la FDA y la EMA. Siempre me ha parecido más que interesante y envidiable su trabajo evaluador. Pero, a veces, entran dudas.

La clonidina oral para el TDAH ha sido aprobada tras dos estudios de 8 semanas de duración sonde se evaluaba el objetivo primario a las 5 semanas. En un problema de largo recorrido e incierto final, se aprueba utilizar un fármaco para este problema tras dos estudios de 8 semanas de duración.

El primer estudio se realiza en monoterapia versus placebo con 236 afectados. En el segundo estudio se asociaba o no al tratamiento previo con psicoestimulantes en 198 afectados. En ambos estudios hubo mejoría en el ADHD Rating Scale. Si observamos el perfil de los efectos adversos presentados en la ficha técnica, resumen de los dos estudios citados, veremos que la somnolencia y la sedación apareció entre el 31 y el 38% de los pacientes tratados versus el 7% en los de placebo, y en el 19% versus 8% en los tratados conjuntamente con psicoestimulantes. Los descensos de la tensión arterial fueron destacados en los grupos de tratamiento y son dependientes de las dosis utilizadas: -4,4 mmHG a 0.2mg y - 8.8 mmHg a la dosis de 0.4mg. Llama la atención que los descensos en el grupo placebo fueron similares. Claramente, en la población infanto-juvenil, la hipertensión no es un problema y cualquier descenso puede ser significativo.

Independientemente de que estemos hablando de esta enfermedad, la aprobación de medicamentos de uso prolongado con estudios tan breves y poco numerosos, plantea dudas metodológicas importantes. En la TDAH, los resultados a largo plazo son muy importantes respecto al rendimiento escolar y la integración en la vida diaria.

Como incentivo, el fabricante ofrece en su página web, importantes descuentos en la primera receta y en las 5 siguientes. Cosas del libre mercado y de la libre competencia entre los emprendedores.


El Supositorio (Vicente Baos) / CC BY-NC-ND 3.0

miércoles, 1 de junio de 2011

Casos en los que la terapia visual comportamental ayuda

Fuente: http://visionyaprendizaje.blogspot.com/

Rosa M. García Hdez nos deja esta magnífica entrada en su blog Vision y aprendizaje. Como siempre explicado para que todos podamos entenderlo. Aquí nos deja unos ejemplos en los que la optometría comportamental puede ser útil. Gracias Rosa.


Muchas veces intento explicar en mis blogs en qué consiste la terapia visual y aún así no queda claro, porque no acaba de entenderse que si yo soy un óptico-optometrista, ¿qué hago yo que no hacen los ópticos de las ópticas?


La gente está acostumbrada a entender que “TENER UN PROBLEMA VISUAL” es “no ver claro”, “necesitar unas gafas o unas lentillas para ver mejor”, “tener una patología en el ojo” que trata el médico, o “usar parche el niño que tiene un ojo vago o bizquea”. Pero es realmente cuando utilizo ejemplos en los que la terapia visual ayuda, es cuando se entiende que el campo de la visión es más amplio que todo esto, y que la visión puede tener otros “problemas” que no se tratan sólo con gafas o lentillas, con un parche o con un medicamento o cirugía. Es cuando se comprende cuál es mi trabajo o qué hace un optometrista comportamental y terapeuta visual.



Normalmente acudís a una óptica cuando no veis claro para que os gradúen y os digan si necesitáis unas gafas para ver mejor. O cuando el médico (oftalmólogo) os las ha recetado. O porque queréis haceros unas lentillas. O porque queréis comprar un líquido para limpiarlas. O porque queréis compraros unas gafas de sol, o incluso graduarlas. Esto, entre otras cosas.

Pues bien, para que os quede un poquito más claro a los que aún tenéis dudas, os voy a mostrar algunos de los motivos por los cuales los pacientes acuden a mi consulta:

“Le han diagnosticado miopía y le han puesto gafas, en principio para estar en clase, ver la televisión, el cine… De momento sólo para esto, porque por un ojo, el derecho, parece ser que todavía puede recuperar visión pero por el izquierdo no y tendrá que llevar gafas para todo.” CONTROL DE MIOPÍA. A esta paciente el oftalmólogo le había recetado unas gafas con miopía y astigmatismo “funcional”, es decir, esta graduación era debida al estrés visual al que sometía su visión tanto en el colegio como en sus actividades de ocio (le encantaba leer, y no en muy buenas condiciones de higiene visual). Tras la terapia visual y cambiando estas condiciones, la miopía y el astigmatismo desaparecieron.

“Mi hija NO tiene dificultades destacables en el colegio pero lleva 3 años usando parche porque tiene un ojo vago y bizquea un ojo. Parece que su mejora se ha estancado y el médico quiere que continué con el parche 6 meses más, pero la niña ya no quiere ni oír hablar de él. Cada vez que sacamos el tema, llora.” TERAPIA PARA ESTRABISMOS Y AMBLIOPÍAS. Esta niña no volvió a utilizar el parche salvo para hacer la terapia en casa. Ya no se volvió a poner el parche en el colegio y sus compañeros ya no se metían con ella. Ella iba más contenta al colegio y su rendimiento mejoró en cuanto empezó a hacer los ejercicios y a estimular ese “ojo perezoso”. Ahora tiene una visión del 100% (y fijaos que no digo una agudeza visual del 100%, que también) y desde que acabó la terapia, no ha vuelto a desviar ningún ojo.

“Me resulta muy incómodo leer documentos y trabajar delante del ordenador, tengo dolores de cabeza, mareos, presión en el estómago y me molesta la luz, especialmente la artificial del techo. Tengo cansancio ocular. Estoy peor a partir de la mitad del día, principalmente por la tarde y a última hora de la noche.” TERAPIA PARA SÍNDROME VISUAL INFORMÁTICO. A este señor le era imposible seguir trabajando al final del día. Su rendimiento laboral bajaba cada día y era incapaz de encender el ordenador al llegar a casa para ver simplemente el correo personal. Llegó a sentir verdadera aversión al ordenador. La terapia le ayudó a relajar su sistema visual y controlar más ese esfuerzo desmesurado que hacía. De esta manera, tardaba menos en hacer el trabajo de cada día, disfrutaba más de su trabajo, se encontraba más animado, e incluso podía leer un libro cuando llegaba a casa y disfrutarlo!!

“Me llamaron del colegio para una tutoría, para decirme el profesor que estaba muy preocupado por mi hijo pues iba bastante retrasado del grupo, y cuando en clase se dirige a él está siempre bastante disperso. Pero que no le veía que fuera un niño de necesidades especiales, aún así recomendó que le valorara el equipo de orientación del colegio. En esa valoración, unas de las cosas que tenía el niño, eran dificultades grafo-perceptivas de coordinación viso-motora. Entonces me informé sobre la optometría comportamental porque me lo dijo un amigo y coinciden muchas cosas que tiene el niño.” TERAPIA DE EFICACIA VISUAL. Este niño veía muy bien la pizarra y el cuaderno (TENÍA AGUDEZA VISUAL 100%), pero cuando tenía que leer durante un rato se cansaba y no acababa la tarea. Su lectura empeoraba y perdía la concentración y la atención, por tanto, llegaba un momento que no entendía ni recordaba lo que leía. En estas condiciones estudiar una asignatura se le hacía muy pesado. Después de la terapia, leer era algo divertido, sus padres ya no tenían que estar detrás de él para que leyera, él solo cogía los libros y los leía. Sus notas mejoraron y en el colegio también su conducta.

“Tenemos una hija de 13 años con dificultades en el aprendizaje tratadas desde los 5 años con psicopedagogos. Además, cada vez le cuesta más esfuerzo establecer relación con sus compañeros. Tiene una alta capacidad de frustración, es muy sensible por todo, a veces se comporta como una niña pequeña y tiene una autoestima muy baja. Creemos que aún no ha superado algún reflejo infantil y que estas dificultades escolares también se deben a ello”. TERAPIA DE INTEGRACIÓN DE REFLEJOS. Esta niña efectivamente tenía reflejos primitivos activos que debían de estar ya integrados desde el primer año de vida, y le estaban afectando sobre todo a la parte emocional y en consecuencia, a su rendimiento en el colegio. Su baja autoestima le hacía pensar que era la más tonta de la clase y que su esfuerzo no merecía la pena. Estos reflejos habían impedido que el desarrollo motor y el desarrollo visual se produjera con normalidad, por tanto, necesitó una terapia global de las tres áreas (TERAPIA DE EFICACIA VISUAL/VISUOCONGNITIVA / TERAPIA DE INTEGRACIÓN DE REFLEJOS / TERAPIA NEUROFUNCIONAL) para eliminar así, las dificultades que tenía en el colegio y con ello su autoestima mejoró.

“Le han diagnosticado TDAH, y tiene dificultades en el colegio, no termina sus tareas, tiene mala conducta y aunque se esfuerza no parece que sea suficiente. El neurólogo le ha mandado Concerta pero no queremos medicarle. Le hemos llevado al oftalmólogo pero nos ha dicho que el niño ve bien. Buscando otras alternativas a la medicación hemos encontrado la terapia visual comportamental y queremos descartar que realmente no haya ningún problema en su visión que pueda estar interfiriendo”. TERAPIA DE EFICACIA VISUAL y TERAPIA DE INTEGRACIÓN DE REFLEJOS. Este niño tenía un 100% de agudeza visual, por eso, aunque le habían llevado al oftalmólogo, le habían dicho que no tenía ningún problema visual. Sin embargo, el resto de las habilidades visuales no se habían desarrollado con normalidad y no funcionaban con eficacia. Además, la existencia de ciertos reflejos activos provocaban también esa falta de atención e hiperactividad. Con ambas terapias conseguimos que además de ver claro, que viera con eficiencia y que no tuviera que estar compensando él mismo esos reflejos para así concentrarse en las tareas a realizar. Su atención mejoró, podía estar más tiempo haciendo una tarea y no las dejaba sin acabar. La calidad de sus trabajos mejoró y su rendimiento también y sus profesores estaban más contentos con él!!! :-)

“Mi hija tiene dificultades en el colegio desde que empezó Primaria. Ahora está en 4º y va de mal en peor. No le gusta ir al colegio, no le gusta leer, no sabe hacer resúmenes, a veces no entiende lo que lee, es desorganizada en sus tareas y sus escritos están siempre llenos de tachones, se lía cuando tiene que usar diferentes colores, agarra mal el lápiz, tiene mala memoria, no le gusta hacer manualidades, ni tampoco ningún deporte. Creemos que hay algo que está impidiéndole aprender pero no sabemos cómo ayudarla”. TERAPIA PARA PROBLEMAS DE APRENDIZAJE o VISUO-CONGNITIVA. Esta niña no sólo no veía bien y no se lo habían detectado antes, sino que además, no entendía lo que veía porque su cerebro no sabía qué hacer con la información visual que recibía constantemente en el colegio. Por tanto, sus respuestas en los exámenes, al hacer resúmenes, al escribir o copiar de la pizarra, siempre eran erróneas. Era mejor haciendo exámenes y trabajos orales que escritos (a pesar de su timidez). La terapia le ayudó a ver mejor y más eficientemente para así entender mejor lo que veía y responder en cada momento de la manera más adecuada. Se cansaba menos haciendo las tareas escolares porque le requerían menos esfuerzo y tiempo. Sus padres ya no tenían que luchar diariamente con ella porque hiciera sus deberes. Y la posibilidad de que la niña siguiera estudiando se abrió frente a sus ojos.

“El profesor nos recomienda que le hagamos al niño una evaluación optométrica completa porque sospecha de una lateralidad cruzada, ya que tiene más facilidad con el OI y es diestro. Se acerca mucho al leer y se cansa. Tiene mala letra. Mala caligrafía. Mala motricidad fina en general. Se le queda mejor si le leen un texto a si lo lee él solo”. TERAPIA NEUROFUNCIONAL. Gracias a la detección precoz del profesor, no sólo se confirmó esa lateralidad cruzada existente, sino que además, se detectó que el motivo era debido a un pequeño estrabismo que tenía en el ojo que debía dominar. Tratamos el estrabismo con la terapia visual y aún seguimos trabajando para cambiar la dominancia ocular.

“Tiene buen nivel lector desde hace bastante tiempo. A nivel de escritura ha presentado algunos problemas de escritura en espejo de alguna letra y algún número (ya no). También de confusión entre sonidos similares (p/t), etc. Omite alguna letra de vez en cuando o cambia alguna (cada vez menos), al copiar se salta renglones o vuelve a repetir la última palabra o incluso frase, que ha escrito. En la lectura omite con frecuencia los artículos y preposiciones cortas mientras que lee con facilidad palabras mucho más largas y complejas.” TERAPIA NEUROFUNCIONAL. Este niño se saltó etapas en su desarrollo motor de sus primeros años de vida tan importantes como el gateo, por tanto, no había desarrollado correctamente su lateralidad. Aunque los padres creían que para todo utilizaba la misma mano y el mismo pie, no lo tenía igual de claro para el ojo y para el oído, así cada vez que seguía un dictado o copiaba una explicación, o cada vez que tenía que copiar de la pizarra, lo que veía u oía era procesado por un hemisferio y lo que escribía su mano era procesado por el otro. Y el cruce de información entre ambos no era lo suficientemente fuerte como para que esas tareas las hiciera con eficacia y rapidez. Con la terapia le ayudamos a definir un hemisferio como claramente dominante para que la información fuera procesada de manera ordenada, de esta manera, las omisiones y las inversiones fueron desapareciendo. Sus tareas escritas eran más limpias, su escritura más legible y escribir ya no era un suplicio para el niño. Incluso una queja que no manifestaron desde el principio también había mejorado, la pelota era divertida para él, y se había apuntado a deportes en el colegio porque ahora los disfrutaba, ya no era “el patoso de la clase”.

“Desde hace unos meses hemos observado que nuestra niña de 2 años a veces bizquea un ojo. La llevamos al oftalmólogo y nos dijo que eso era normal para su edad que aún están aprendiendo a usar sus dos ojos. Pero no estamos convencidos del diagnóstico” DETECCIÓN PRECOZ. Esto no es una terapia, pero es muy importante y tenía que contároslo. Esta niña efectivamente tenía un estrabismo y no sólo desviaba de manera ocasional, sino que cuando la desviación fue mayor es cuando fue más evidente para los padres, pero la niña ya llevaba tiempo desviando su ojito y su cerebro intentando adaptarse lo mejor que podía a su visión doble. Visión doble que la niña nunca contó porque no sabía lo que era aunque viera raro. El cerebro que a esa edad es tan plástico, se adaptó lo más rápido que pudo para eliminar esa situación visual incómoda. En una evaluación visual más completa que le hizo otro oftalmólogo dilatando pupila encontraron una hipermetropía que no llevaba compensada y que era responsable de que la niña metiera un ojito hacia dentro. Unas bonitas gafas que a ella le encantaban, permitió que sus ojitos miraran al frente y que su visión se desarrollara con normalidad.

”Hace unos meses fui a ver una película en 3D y no la disfruté nada. Me pareció muy incómoda verla. La primera media hora estuve con mareos y sin saber muy bien qué veía. Me quitaba las gafas para ver si la sensación desaparecía pero era incluso peor. La semana pasada volvía intentarlo para comprobar si aquello fue algo pasajero, pero sigo viendo raro las películas 3D. El oftalmólogo me ha dicho que tengo un problema en mi fusión y no tengo muy claro qué es o cómo solucionarlo.” TERAPIA DE EFICACIA VISUAL. Este chico, tenía un problema de coordinación de ambos ojos y una situación artificial como una película 3D, no podía soportarla. La terapia visual, fortaleció esta habilidad visual y ahora disfruta como un enano estas películas.



Otros pacientes lo que me dicen “es que no ven la diferencia en las películas 3D porque las ven como las películas normales”. Estas personas adultas suelen suprimir un ojo, es el caso de estrabismo o ambliopías que nunca han utilizado uno de sus ojos y se dan cuenta al ver estas películas. En el caso de los niños, a veces nos ayudan a detectar estrabismos y ambliopías no detectadas antes.
Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia