sábado, 28 de mayo de 2011

Con el TDAH se nace, se crece y se muere ¡¡¡¡¡¿¿¿¿????!!!!

No le demos tantas vueltas, con el TDAH se nace, se crece y se muere... Y los niños tienen que aprender a gestionar esa diferencia.


Mas claro...

Este es el titular que he leído en un blog que se llama noticias TDAH de un sospechoso Pacomio69. Como seguidores estamos Teresis (una bloguera) y yo. Realmente el blog hace honor a su nombre ya que solo publica eso, noticias. Pero el hecho es que se ha convertido en una recopilación de barbaridades, un museo de bestialidades publicadas que ha culminado en el titular mencionado. Este bombardeo de noticias siempre en la misma dirección y con aire científico, aunque cargadas de "parece ser..." , "se sospecha..." y "algunos psiquiatras creen...", es lo que cualquiera que necesite saber un poco más sobre el TDAH se va a encontrar. A no ser que se ponga el traje de faena, unas buenas gafas y una pala para excarvar en la superfície y empezar a descubrir lo que se esconde debajo, nunca sabrá que no hay acuerdo en la comunidad cientifico/sanitaria al respecto, nunca sabrá que muchas de las afirmaciones que se leen solo son hipótesis y lo peor de todo: nunca sabrá qué le pasa realmentea esa persona que quiere y acaban de diagnosticar de TDAH. Así que señores "no le demos tantas vueltas", yo por lo menos LE DOY LAS VUELTAS QUE ME DA LA GANA.

jueves, 26 de mayo de 2011

Retraso en el desarrollo como consecuencia del abandono físico y emocional

Gracias a Eduardo, un psicólogo que ya creo que se puede llamar colaborador por la cantidad de información y comentarios que aporta al blog, he conocido la página de José Luis Gonzalo: Buenos tratos. Os recomiendo a todos que la visitéis porque sus entradas rebosan experiencia e inteligencia. Encontrareis que la información sobre el apego y las consecuencias del abandono físico y emocional explican muchas cosas que probablemente muchos ya intuíais, sobretodo los que como yo tenéis un hijo adoptivo. Muy amablemente José Luis me ha dado permiso para copiar alguna de sus entradas y aquí os dejo una estupenda, pero insisto, visitad su blog está lleno de contenidos que vale la pena leer.


Retraso en el desarrollo como consecuencia del abandono físico y emocional


Una de las nefastas consecuencias del abandono físico y emocional que han padecido algunos niños en sus primeros años de vida es el retraso o inmadurez en el desarrollo. Aunque el abandono y sus consecuencias juegan un papel determinante, también actúan mecanismos epigenéticos; es decir, que herencia-ambiente colaboran estrechamente en la aparición del retraso, alterando funcionalmente el sistema nervioso del niño en desarrollo.





Pero, efectivamente, en el caso de los niños víctimas de abandono, es muy frecuente observar retraso en el desarrollo. He conocido, en mi trabajo como psicólogo, muchos casos y todos tenían como denominador común la dura experiencia del abandono físico y emocional. Cuando existe un retraso, el nivel de desarrollo en una, varias o todas las áreas presenta un nivel inferior al que debería mostrar a su edad. Normalmente, los instrumentos que pueden medir este retraso son las baterías de desarrollo. Dependiendo de las desviaciones de la media que el niño obtenga en las puntuaciones de los ítems correspondientes a cada área, el nivel de desarrollo será menor o mayor. Una desviación muy acusada de las puntuaciones puede suponer un trastorno y no un retraso.

Los niños con retraso o con inmadurez en el desarrollo suelen presentar un nivel inferior en todas o algunas de las siguientes áreas de desarrollo: motor, lenguaje, cognitiva, social y adaptativa. Es posible que también puedan presentar problemas de comportamiento asociados con esta inmadurez o debido a otros factores. Si los retrasos son muy acusados, puede que estemos en la antesala del trastorno (discapacidad intelectual, autismo, etc.)

Los efectos de la sinergia entre la maduración del sistema nervioso del niño y la estimulación consiguen avances, pudiendo llegar a una recuperabilidad total o parcial. En los casos de trastorno, el niño presenta las limitaciones propias del mismo, pero no por ello debe resultar un impedimento para no conseguir los niveles más altos posibles de competencia social, emocional y cognitiva, así como de autonomía.

En los casos de retraso en el desarrollo asociados a abandono físico y emocional, desde que hemos conocido a Rygaard (su libro “El niño abandonado”) y otros autores, sabemos que los cuidados sensibles y empáticos fortalecen las conexiones entre las neuronas. En el momento del nacimiento, el bebé presenta miles y miles de redes neuronales dispuestas a fortalecer sus conexiones. La repetición de un patrón conductual por parte del cuidador (como nos explica Siegel en su libro “La mente en desarrollo”) trae consigo que se excite un grupo de neuronas y se interconecten entre sí generando patrones de activación que transportan información. Si ese patrón conductual se repite y se repite, las conexiones tienden a afianzarse y se incorporan como rasgos o características en el individuo. Las conexiones que no se utilizan, se descartan (el cerebro sigue un principio explicado por el autor Linden: “Úsalo o tíralo”) Así, como el trabajo de un buen jardinero con sus setos, se produce lo que se llama poda cerebral. Esto significa, siguiendo con la metáfora, que las ramas de los setos que no sirven se cortan y se tiran. Y las que sí sirven -porque se usan- quedan bien fortalecidas y bien interconectadas mediante mecanismos bioquímicos. Como un seto bien cortadito y arregladito por el jardinero.

Esta estimulación sucede y actúa sobre todas las áreas del cerebro: la motriz (existen unas etapas para el desarrollo de la motricidad); la del lenguaje (existe un periodo para la adquisición del lenguaje donde el niño es como una esponja y su cerebro está plástico para poder comprender y expresar. Sobre todo repetir, mediante el juego, las canciones, los balbuceos, las caricias, las risas…; la emocional (existe un periodo, coincidiendo con el apego centrado, en el que el niño aprende la función reflexiva, esto es a conocer su mundo interior y desarrollar las herramientas cognitivo-emocionales que le permitirán etiquetar lo que siente y lo que sienten los demás; los padres favorecen esto mediante la experiencia del apego seguro); la social (cuando el niño desarrolla un apego seguro, se activa su sistema de exploración, se abre al mundo y a los otros, empieza a relacionarse con los demás porque están sus cuidadores, su base segura, para poder retornar en caso de peligro. Cuando se va relacionando con los otros, va produciéndose el fenómeno de aprender la regulación emocional relacional) Y la dificultad regulatoria está en la base de los déficits de atención que presentan estos niños, pues la presencia continuada del cuidador es la primera experiencia de atención que no han tenido pues éste no ha dispuesto un buen sistema de cuidados para el bebé.

Bueno, ya vemos como este ambiente protector y estimulante es vital para el adecuado desarrollo del sistema nervioso (y colabora estrechamente con los genes mediante los mecanismos epigenéticos, como vimos la pasada semana)


Si el niño sufre escasa estimulación o lo único que ve todo el día que permanece tumbado en una cuna del orfanato es el techo blanco, o ha vivido largos periodos de angustia o depresión por la ausencia prolongada de contacto y afecto maternos, las redes neuronales que se interconectan son menores y de menor fijación (las redes neuronales que transportan la información pueden compararse a un camino en la nieve: si los caminantes pasan muchas veces, se abrirá un sendero bien definido y marcado; si los caminantes pasan pocas veces, el camino será más débil) Si el estrés que han vivido es prolongado e intenso -por la angustia de separación o abandono del cuidador o por los malos tratos-, se genera un exceso de cortisol, hormona del estrés que, -como nos ha explicado Rafael Benito psiquiatra de la Clínica Quirón de San Sebastián-, puede dañar las neuronas. Es por ello por lo que, al llegar a los hogares donde les espera el contexto protector, nutritivo y de buen trato, empieza un largo camino: el lenguaje puede ser escaso y desorganizado, el habla mal pronunciada, el nivel motriz por debajo de la media, etc. Como vimos en el estudio de los orfanatos de Rumanía, del psiquiatra Zeanah, los niños van recuperando, poco o mucho, este retraso. Lo que no se recupera de igual modo son los mecanismos autorregulatorios emocionales y comportamentales que están en la base de los apegos desorganizados y de los problemas de hiperactividad: la ausencia del cuidador les deja mucho más vulnerables a la descompensación y el estrés.


¿Cómo se puede ayudar a los niños que presentan un retraso en el desarrollo y que recuperan lenta y tardíamente o presentan un trastorno? Hay que disponer y proporcionarles todos los recursos posibles en forma de estimulación temprana, apoyo psicopedagógico y psicoterapia. Ocurre que la presión social porque lleguen a equiparase a los demás, por la “normalidad” es enorme. La mayoría de los padres refieren que a ellos lo único que les importa es que su hijo sea feliz; pero no nos engañemos: todo padre y madre se preocupa (a mí me preocuparía, desde luego) cuando ve que su hijo no alcanza el nivel escolar, no rinde al nivel esperado, se distrae, se bloquea ante los deberes, no comprende, sufre comparaciones entre los propios niños, se siente con baja autoestima, no sabe o no tiene recursos para relacionarse con los compañeros adecuadamente…

Los niños, desde luego, sufren por impotencia y terminan siendo las víctimas. Algunos, ni siquiera entienden por qué deben estudiar, qué sentido tiene en sus vidas. ¿Qué van a hacer ellos si nadie les dio los nutrientes físicos y afectivos que necesitaban para un adecuado desarrollo? Recuerdo el caso de un joven adoptado a la edad de nueve años, cuya vida se había caracterizado por recorrer diariamente muchos kilómetros para poder encontrar comida en un pueblo cercano, con su hermano a hombros. Además, a las noches, debía de estar vigilante para tratar de proteger a su madre y hermano de las palizas que el padre les daba cuando llegaba bebido. Al llegar a la familia e incorporarse al colegio -nunca había asistido a clase-, no entendía el sentido del estudio. Él quería trabajar y esto propiciaba muchos choques con los padres y profesores. No olvidemos que muchos chicos y chicas puede que carezcan de los cimientos emocionales y cognitivos que están en la base del aprendizaje escolar, pero pueden ser muy buenos profesionales.

¿Cómo convertir la experiencia escolar en una vivencia que no ahonde en el sufrimiento de estos niños y sí en una vivencia resiliente?

Aludir a la institución escolar es hacerlo a un ente abstracto. Hablar de qué debe hacer la escuela es hablar de ¿quién? En mi opinión, al final, sea el sistema que sea, debemos de aludir a la buena disposición, profesionalidad y dedicación de los maestros y maestras que quieran formarse en este campo, y que quieran tener (lo más importante) un compromiso personal con estos niños porque piensan que sacarlos adelante es tarea de todos. Por ello, en suma, todo depende del tutor o tutora que le toque al niño: que sepa ganárselo, sea firme y cariñoso, interprete adecuadamente por qué no puede aprender como los demás y le transmita un mensaje desculpabilizador , baje la exigencia (exigencia no es esfuerzo), le refuerce positivamente, colabore con los padres (no que les presione), le dedique todo el tiempo que pueda… En fin, se constituya en un tutor de resiliencia que acompaña al niño sabiendo que lo más importante que puede hacer por él es tener otra mirada en la que aquél sienta que su profesor/a quiere que aprenda y se eduque para la vida. Yo he trabajado en coordinación con muchos de estos profesionales y probablemente no saben en verdad, cuán de importantes fueron en sus vidas.

Ejercicios cerebrales para curar el TDAH

Casi no me lo puedo creer cuando he leído esta noticia, a ver si van a dejar de matar moscas a cañonazos. Bueno no se si es gran cosa pero almenos se exploran otras vias.

Fuente: http://teresis.blogspot.com/

Brain Exercises to Cure ADHD” (Ejercicios cerebrales para curar el TDAH) del Dr. Gimple explora nuevas formas de curar el Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, cuyos síntomas más importantes son impulsividad, inatención e inmadurez.


La teoría del Dr. Gimple se basa en el hecho de que al cerebro de las personas con este trastorno le hace falta desarrollo y en los hallazgos que confirman que algunos ejercicios físicos y mentales específicos pueden estimular las áreas débiles del cerebro para que se desarrollen. Su principal objetivo es entrenar a los padres en estrategias y métodos que ayuden a sus hijos a desarrollar cerebros más rápidos y flexibles incrementando su confianza y autoestima.

El programa puede individualizarse según los talentos, habilidades e intereses de cada niño y no requiere de equipos costosos, sino que aprovecha los eventos y conversaciones cotidianos para desarrollar habilidades del pensamiento más sofisticadas. De esta forma, los ejercicios físicos y mentales específicos se hacen parte de la rutina diaria.

Esta nueva posibilidad en el tratamiento del TDAH se observa con optimismo, aunque no es la primera vez que surge la propuesta de una modalidad de tratamiento sin medicamentos.

Fuente: Emaxhealth

Dr. Amnon Gimpel, un psiquiatra y neurologo que escribio "Cerebro ejercicios a cura ADHD," dice que la mejor manera de construir los musculos del cerebro es con ejercicios que combinan las actividades fisicas y mentales, segun Health.com. Ademas, afirma el Dr. Gimpel, "cualquier ejercicio que implica la coordinacion de movimiento complejo estimulan las actividades de cerebro."

Algunos de los ejercicios sugeridos por Dr. Gimpel incluyen artes marciales, el ballet y la gimnasia. Aunque estos ejercicios pueden desafiar a los niños debido a la repeticion y el estricto cumplimiento de normas, los ejercicios construyen los musculos cerebrales, aumenta la dopamina y enfoque mental, enseña autodisciplina y mejora la memoria.
Cardiovascular

Los ejercicios cardiovasculares al obtener la frecuencia cardiaca elevada aumentan los neurotransmisores que mejoran la capacidad de atencion. Dr. John Ratey, profesor asociado de clinico de psiquiatria en la escuela medica de Harvard y autor de "Chispa: la revolucionaria nueva ciencia de ejercicio y el cerebro," cree que el ejercicio puede reducir y posiblemente eliminar la necesidad de medicamentos en algunos niños ADHD. Dr. Ratey sugiere que la ejecucion, BM y otros ejercicios aerobicos aumentara los niveles de dopamina para mantener los sintomas ADHD bajo control.

Segun la revista ADDitude, una escuela en Colorado ha sido proactiva con la ensenanza de los ninos ejercer en el plan de estudios para enseñar el estado de alerta. Antes del inicio de la jornada escolar, los estudiantes participan en 20 minutos de ejercicios aerobicos. Sin embargo, si los alumnos actuan incorrectamente, el maestro envia al niño a un periodo de 10 minutos en una bicicleta estacionaria o entrenador eliptico para regular el estado de animo. Dr. Ratey afirma esta forma de ejercicio es "capacitacion" y los resultados en los ninos aprendan como regular el estado de animo a traves del formulario de ejercicio.

martes, 24 de mayo de 2011

Cuestionan la existencia del déficit de atención

Imperan las dudas sobre este diagnóstico entre especialistas de la conducta humana

Copia y pega de la siguiente fuente:
http://www.elnuevodia.com/cuestionanlaexistenciadeldeficitdeatencion-973851.html

Por Marga Parés Arroyo/ mpares@elnuevodia.com



No hay cifras oficiales, pero se estima que es uno de los diagnósticos más populares, incomprendidos y hasta erróneos que permea en un siete por ciento de la población. Se trata del déficit de atención, usualmente con hiperactividad, condición que algunos profesionales de la salud mental, incluso, niegan que exista.

Entre los escépticos se encuentra el doctor Jaime Grodzinski, neurosicólogo que considera que el déficit de atención es “una categoría bien industrializada” -especialmente por las compañías farmacéuticas- que un gran número de profesionales de la salud mental se apresuran en diagnosticar “sin reconocer que se puede tratar de otros diagnósticos”.
“Muchos padres dicen que las escuelas los presionan a que sus niños sean medicados y eso es muy preocupante. Se está presionando a que los padres lleguen a un diagnóstico”, sostuvo el experto.
Otros profesionales de la salud mental, como el psiquiatra José Galarza, también han advertido previamente sobre lo peligroso de que se encasille erróneamente a un niño bajo esta condición.

“No se puede confundir el comportamiento, inquietud y actitud normal de los niños con un problema de salud, como el déficit de atención con hiperactividad”, manifestó Galarza hace unos años cuando, como titular de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca), advirtió a los padres y a los profesionales de la salud sobre el peligro de diagnosticar esta condición “cuando el niño es, sencillamente, inquieto”, según dijo entonces.

Según Grodzinski, el error más común se manifiesta cuando los padres le informan que la escuela reporta que el menor es hiperactivo, pero ese comportamiento no lo exhibe en el hogar.
Otro de los errores más frecuentes, según el neurosicólogo, es que muchas de estas conductas están ligadas a un trastorno emocional, usualmente enmarcado en el escenario familiar.

“Por eso le digo a los padres, vamos a explorar otros aspectos, como el historial familiar, la dinámica en la familia, la relación entre hermanos y entre padres y la modificación de conducta utilizada en el hogar, como el sistema de castigos y de retiro de privilegios, dos errores que pueden llevar a síntomas de depresión”, dijo Grodzinski, quien también tildó de equívoca la utilización del conocido “time out” (tiempo fuera) ya que al pedirle al niño que se retire del salón unos minutos puede “incentivarlo al aislamiento social y a reprimir sus problemas, en lugar de enfrentarlos”.

Según el experto, la educación, el modelaje positivo desde el hogar y calidad de tiempo entre padres e hijos son factores que se pueden insertar en la crianza y enseñanza.

De acuerdo con Grodzinski, el déficit de atención con hiperactividad nace de un término acuñado en la década de 1970 conocido como “minimal brain disfunction”.

“Es un síndrome del lóbulo frontal, una lesión cerebral en el área orbital. Es cuando ocurre un golpe en esa área que la persona desarrolla una conducta desinhibida, más hiperactiva”, dijo al comentar que en la gran mayoría de los casos diagnosticados con esta condición no ha ocurrido tal lesión en el cerebro.

Recalcó que los casos de déficit de atención tipo inatentos son usualmente “el reflejo directo de estructuras emocionales”, aunque indicó que es sumamente importante que se hagan pruebas diferenciales o específicas para descartar que, incluso, pueda tratarse de un problema de visión o audición, entre otras posibles condiciones.

Para mí, el déficit de atención con hiperactividad no existe. Sí, tiene un trasfondo emocional y educativo pero, como neurosicólogo, sólo puedo explicarlo si hay un golpe en el cerebro”, enfatizó al comentar que, en la adultez, podría estar ligado a “otras veinte condiciones emocionales que se pueden atender con terapia (sicológica)”.

Guía de buenas prácticas(“El profesorado ante la enseñanza de la lectura

El documento editado por el Depertamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco.Tres años de trabajo, fruto del impulso que la Asociación de dislexia de Euskadi coloca encima de la mesa de la Administración Educativa.


Guía de buenas prácticas.”El profesorado ante la enseñanza de la lectura”

http://www.tdahvalles.org/wp-content/uploads/2011/02/ensenanza_lectura_c1.pdf




Aprender a leer supone desarrollar una destreza específica que es fundamental para la población en edad escolar. La razón es obvia pues la mayor parte del conocimiento se transmite de forma escrita. Así, un niño o niña que no lee bien no podrá tener un buen acceso a cualquier documento en soporte escrito, comprender libros y documentos de dificultad progresiva y, por tanto, le será difícil adquirir conocimientos de otras áreas. Este alumnado iniciará una trayectoria predecible de fracaso si, como la investigación conducida durante las dos décadas pasadas demuestra, las dificultades lectoras se instalan en su vida (Snow, Burns, y Griffin, 1998; Torgesen, 1998; Whitehurst y Lonigan, 2001). Las consecuencias de una pobre destreza lectora son de largo alcance y trascienden al individuo pues no sólo impiden el éxito académico, sino que favorecen el abandono de los estudios, condicionan la calidad del empleo en la vida adulta y merman la adquisición de información y la participación ciudadana

lunes, 23 de mayo de 2011

¡ DEMOCRACIA REAL YA !

Estas son las propuestas aprobadas en la asamblea de la protesta de Sol. Este no es un blog político, pero como el otro dia hice una entrada con el título "Indignado" donde criticaba la facilidad con que saliamos a la calle para celebrar una liga pero que no somos capaces de hacerlo por las cosas realmente importantes, asumo mi error, les doy mil gracias a las personas acampadas por toda la geografía protestando por la ineptitud y egoismo de la clase política, por hacer un mundo mejor y por demostrar que no somos simples ovejas, que sabemos ser pastores. Gracias muchac@s y mucha suerte.



1. ELIMINACIÓN DE LOS PRIVILEGIOS DE LA CLASE POLÍTICA:


o Control estricto del absentismo de los cargos electos en sus respectivos puestos. Sanciones específicas por dejación de funciones.

o Supresión de los privilegios en el pago de impuestos, los años de cotización y el monto de las pensiones. Equiparación del salario de los representantes electos al salario medio español más las dietas necesarias indispensables para el ejercicio de sus funciones.

o Eliminación de la inmunidad asociada al cargo. Imprescriptibilidad de los delitos de corrupción.

o Publicación obligatoria del patrimonio de todos los cargos públicos.

o Reducción de los cargos de libre designación.


2. CONTRA EL DESEMPLEO:

o Reparto del trabajo fomentando las reducciones de jornada y la conciliación laboral hasta acabar con el desempleo estructural (es decir, hasta que el desempleo descienda por debajo del 5%).

o Jubilación a los 65 y ningún aumento de la edad de jubilación hasta acabar con el desempleo juvenil.

o Bonificaciones para aquellas empresas con menos de un 10% de contratación temporal.

o Seguridad en el empleo: imposibilidad de despidos colectivos o por causas objetivas en las grandes empresas mientras haya beneficios, fiscalización a las grandes empresas para asegurar que no cubren con trabajadores temporales empleos que podrían ser fijos.

o Restablecimiento del subsidio de 426€ para todos los parados de larga duración.

3. DERECHO A LA VIVIENDA:

o Expropiación por el Estado de las viviendas construidas en stock que no se han vendido para colocarlas en el mercado en régimen de alquiler protegido.

o Ayudas al alquiler para jóvenes y todas aquellas personas de bajos recursos.

o Que se permita la dación en pago de las viviendas para cancelar las hipotecas.

4. SERVICIOS PÚBLICOS DE CALIDAD:

o Supresión de gastos inútiles en las Administraciones Públicas y establecimiento de un control independiente de presupuestos y gastos.

o Contratación de personal sanitario hasta acabar con las listas de espera.

o Contratación de profesorado para garantizar la ratio de alumnos por aula, los grupos de desdoble y los grupos de apoyo.

o Reducción del coste de matrícula en toda la educación universitaria, equiparando el precio de los posgrados al de los grados.

o Financiación pública de la investigación para garantizar su independencia.

o Transporte público barato, de calidad y ecológicamente sostenible: restablecimiento de los trenes que se están sustituyendo por el AVE con los precios originarios, abaratamiento de los abonos de transporte, restricción del tráfico rodado privado en el centro de las ciudades, construcción de carriles bici.

o Recursos sociales locales: aplicación efectiva de la Ley de Dependencia, redes de cuidadores locales municipales, servicios locales de mediación y tutelaje.

5. CONTROL DE LAS ENTIDADES BANCARIAS:

o Prohibición de cualquier tipo de rescate o inyección de capital a entidades bancarias: aquellas entidades en dificultades deben quebrar o ser nacionalizadas para constituir una banca pública bajo control social.

o Elevación de los impuestos a la banca de manera directamente proporcional al gasto social ocasionado por la crisis generada por su mala gestión.

o Devolución a las arcas públicas por parte de los bancos de todo capital público aportado.

o Prohibición de inversión de bancos españoles en paraísos fiscales.

o Regulación de sanciones a los movimientos especulativos y a la mala praxis bancaria.

6. FISCALIDAD:

o Aumento del tipo impositivo a las grandes fortunas y entidades bancarias.

o Eliminación de las SICAV.

o Recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio.

o Control real y efectivo del fraude fiscal y de la fuga de capitales a paraísos fiscales.

o Promoción a nivel internacional de la adopción de una tasa a las transacciones internacionales (tasa Tobin).

7. LIBERTADES CIUDADANAS Y DEMOCRACIA PARTICIPATIVA:

o No al control de Internet. Abolición de la Ley Sinde.

o Protección de la libertad de información y del periodismo de investigación.

o Referéndums obligatorios y vinculantes para las cuestiones de gran calado que modifican las condiciones de vida de los ciudadanos.

o Referéndums obligatorios para toda introducción de medidas dictadas desde la Unión Europea.

o Modificación de la Ley Electoral para garantizar un sistema auténticamente representativo y proporcional que no discrimine a ninguna fuerza política ni voluntad social, donde el voto en blanco y el voto nulo también tengan su representación en el legislativo.

o Independencia del Poder Judicial: reforma de la figura del Ministerio Fiscal para garantizar su independencia, no al nombramiento de miembros del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial por parte del Poder Ejecutivo.

o Establecimiento de mecanismos efectivos que garanticen la democracia interna en los partidos políticos.

8. REDUCCIÓN DEL GASTO MILITAR

jueves, 19 de mayo de 2011

¿YO SOY TDAH O YO TENGO TDAH?

En el enlace que os dejo aqui  podeis leer entero el artículo del que he extraído unos fragmentos

Rubén Vega Balbás Bioidentidad y medicalización: una lectura biopolítica del Tdah


[…]La medicina moderna se ha anclado tan fuertemente en la legitimación del saber científico que ya no tiene ni que demostrar invariablemente sus hipótesis para construir realidades normativas capaces de atravesar los flujos transnacionales. De hecho, en el caso del TDAH se sigue sin poder hacer un diagnóstico inequívoco a partir del origen neurológico del trastorno. No obstante, el discurso científico ha conseguido democratizarse injertándose en el lenguaje cotidiano, generalizando urbi et orbi el trastorno lato sensu como una disfunción cerebral mínima de origen genético causada por una escasa concentración neocortical de un neurotransmisor, la dopamina. Es precisamente de esta concepción etiológica del TDAH de la que se justifica el uso de psicofármacos como eje central de un tratamiento que se sabe sintomático, es decir, que no cura, sino que disminuye los síntomas. […]

[…]En el caso del TDAH vemos la importancia que ha tenido la más eficaz de las herramientas
del biopoder en su extensión planetaria: el DSM (Diagnostic and Statisticalm Manual of Mental Disorders). O dicho de otro modo, y como vamos a tratar de argumentar a continuación, la constitución del concepto, la realidad consensuada del TDAH nace de su tipificación en el DSM. […]

[…]Desde la primera clasificación del trastorno en la tercera edición de 1980 hasta la más reciente revisión de la cuarta edición, se ha producido una tendencia a englobar bajo un mismo trastorno cuadros que previamente constituían desórdenes diferenciados. El trastorno ha englobado un espectro cada vez más amplio de características conductuales entre las que se encuentran desatención, hiperactividad, impulsividad y sus distintas combinaciones. Existe un amplio e interesante debate crítico sobre el diagnóstico basado en el DSM IV —realizado a partir de cuestionarios de observación conductual—,pero para nuestros intereses basta comprobar cómo el efecto abarcativo del trastorno se ve potenciado gracias a su tipificación o, dicho de otro modo, cómo el TDAH se constituye como una realidad epidémica a partir del aumento exponencial de diagnósticos basados en esta concepción del mismo. En paralelo a este aumentoexponencial de diagnósticos se han incrementando las ventas de fármacos o incluso más aún, a partir del momento en el que el fármaco, valorado por su capacidad de aumentar la productividad, empieza a ser popular socialmente. […]

[…]La disciplina escolar maximiza su eficacia delegando determinadas conductas al ámbito de la medicina,
la que dispone de la más sofisticada tecnología biopolítica, que no es el tratamiento sino el diagnóstico. El diagnóstico TDAH dota de un componente irreversible a un amplio espectro de conductas, y con la descripción del propio desorden como disfunción neuroquímica de orden genético, la diferencia toma estatuto identitario.
Con más eficacia incide el diagnóstico en la construcción de bioidentidades —determinadas por cuestiones somáticas— al hacerse sobre individuos en edad escolar.Como muy bien sabían los niños que participaron en nuestro taller, todavía sin capacidad de posicionarse frente a ello, la hiperactividad no es algo que se tiene (como el cáncer o como el SIDA), sino algo que se es. […]

[…]se trata de intervenir no para alcanzar la salud, sino para defenderla como estado preexistente,
de potenciar la comprensión del trastorno (léase de la enfermedad) como un estado y no como una condición identitaria de orden biológico[…]



Y son estos dos últimos párrafos los que hace días que vengo dándoles vueltas. Digo días por no decir años. No sirve de nada discutir si el TDAH existe o es una enfermedad inventada , si es de origen genético o no o si tiene una causa biológica. Aceptemos que hay niños que se mueven, que hay niños a los que les cuesta horrores atender, y lo acepto porque a mi hijo le pasa, como también le pasa que tiene una gran sensibilidad por las personas, que siempre te arranca una sonrisa aunque estés enfadado, que es delgado, rubio, bajito y ágil. Pero nunca se me ocurriría decir tengo en casa UN bajito. Y pongo en negrita este “ UN”, porque es lo que convierte popularmente el TDAH en algo identitario. Constantemente podéis leer :



- Yo tengo UN TDAH en casa
- Tu hijo es UN TDAH de libro (en este caso encima se utiliza el verbo Ser)
- Mi TDAH es un sol ( esta con posesivo delante ya es la leche)
- Yo soy TDAH (no “yo tengo TDAH” ¿?)

Puede parecer solo semántica, pero al hablar así colaboramos a que se reconozca el TDAH como una entidad real. Se ha sustantivizado tanto que cualquier día se le añadirá detrás el sufijo –ito y oiremos cosas como “Mi Tedeahito”. Y esta forma de hablar es algo que jamás haríamos con enfermedades reales. Ya que tantas personas argumentan el uso de la medicación para el Trastorno por déficit de atención comparándolo con la diabetes (menuda demagogia), yo me voy a aprovechar del ejemplo y pregunto si a alguien se le ocurriría sustituir niño por diabético, al estilo de “Mi diabético es un sol” o “yo tengo un diabético en casa”. En este caso todos estarían de acuerdo en que no queda bien eliminar ”niño” de la frase, mucho mejor “yo tengo un niño con diabetes” ¿no?


Otro problema que veo yo es el de las siglas. Esto de las siglas nos mola, es muy yanqui. Y viene de perlas por ejemplo para cuando te dicen :

- Su hijo tiene algo que se llama TDAH
- ¿Qué es eso doctor?
- Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Y estoy seguro que muchísimos padres darían esa respuesta por buena y pasarían a preguntar qué pueden hacer, seguramente luego algunos llegarían a casa y buscarían un poco de información por su cuenta y otros ni eso. ¿Para qué? Tiene nombre, se puede tratar…para eso están los médicos. Pero lo mejor de todo es que la conversación anterior a la que acabamos de leer sería:


- ¿Qué les trae aquí?
- Mire doctor, nuestro hijo no atiende y es que no para, parece que tenga un motor y claro…los maestros me han recomendado que lo llevara al médico.

A ver si ponemos un poco de sentido común a esto porque parece una broma. Si nos fijamos la respuesta del médico (con suerte después de un test) es lo mismo que le han explicado los padres pero en siglas. ¿os imagináis que lleváis el niño al médico le decís que le duele la barriga y os contesta que tiene DB? Y ya está, circulando. Hace unos días en el III Curso de TDAH y Trastornos de Aprendizaje del colegio de médicos (por cierto financiado por Janssen-Cilag) un médico preguntaba si el diagnóstico no podía hacerse más rápido ¡¡¡¡¡¿Mas?!!!! Si en cuanto oyen “atención” o “movido” ya casi lo tienen diagnosticado.

No es productivo discutir. Cursos del colegio de médicos financiados por la farmacéutica que comercializa la primera opción terapéutica ( que coincidencia ), 3er Congreso internacional de TDAH (este año en Berlin) cuyos principales sponsors son SHIRE, LILLY y JANSSEN entre otros. La prensa generalista nunca recoge otros puntos de vista, la prensa especializada se traga estudios pésimos que no se sostienen y casi todo el mundo lo acepta.. Porque no se trata de un padre cabreado que ve conspiraciones por todas partes, se trata de que dentro de la sanidad hay voces discordantes que nadie escucha a las que nadie pone un megáfono, hay profesionales que saben que este tema no está nada claro, que hay demasiados puntos oscuros, pero repito NADIE LES DA VOZ . ¿para cuándo un debate donde no todos los participantes tengan la misma opinión?¿Cuándo podremos los padres tener claro algo? . Mientras tanto tendremos que seguir la máxima “Piensa globalmente, actúa localmente”…Perdonad, es mi cabeza, da vueltas y, o lo suelto, o no para. Ya lo he soltado.

miércoles, 18 de mayo de 2011

La paz en el mundo empieza en el vientre de la madre

Evânia Reichert, psicoterapeuta familiar. Leer esta contra de La Vanguardia, leereis cosas tan interesantes como estas:

¿Qué es un niño?

Una persona con todas las posibilidades por desplegar, que podrá ser todo lo que quiera. Si los adultos no se lo impiden.
[...] como es más fácil conducir a un niño reprimido que a un niño sano y libre... ¡tendemos a modelar a niños reprimidos[...]
[...] el afecto estimula la sinapsis, las interconexiones entre neuronas[...]
[...] El Gobierno español propone escolarizar a los niños desde su nacimiento...


Eso puede comprometer esa primera fase de formación de la persona, en la que el principal alimento es el afecto. ¡Alerta: la OMSanticipa que en 20 años la primera dolencia de la humanidad será la depresión!

sábado, 14 de mayo de 2011

Déficit de atención (y sesgo de información)

La siguiente entrada no es mia, la han publicado Amaia y Jose en su blog postPsiquiatria. Solo iba a poner el enlace para que la leyerais directamente en su blog pero me parece de tal importancia la información que aporta que he decidido copiarla aquí entera. Una entrada como esta es lo que uno querría leer en la prensa: objetiva, bien documentada y sin conflicto de intereses, pero me temo que lo que nos vamos a seguir encontrando va a ser peor aún de lo que hemos visto hasta ahora. Por favor, visitar el blog y no dejeis de leer el primer comentario publicado (anónimo). A mi me puso los pelos de punta y me dejó una triste sensación de derrota. Aquí teneis la entrada (gracias Jose y Amaia, espero que no os importe):

El País es el diario no deportivo de mayor difusión en este país. En concreto y con datos de principios de 2011, alcanza más de medio millón de copias en la edición dominical, que incluye el suplemento titulado El País Semanal. No tenemos idea de cuántas personas concretas leen dicho suplemento pero, en cualquier caso, nos parece que deben ser muchas. Venga esto a colación de la importancia y repercusión que consideramos que tiene un reportaje como el que leímos el pasado domingo 8 de mayo en esta publicación, titulado Mi hijo no atiende. Nos proponemos comentarlo y opinar desde nuestro (limitado, por supuesto) conocimiento profesional del tema.


El artículo da por buenas las cifras calculadas por la asociación de padres ANSHDA, que hablan de 380.000 niños afectados en España, el 5% de la población escolar. Uno de cada veinte. Independientemente de que nos parezca una cifra alta, es evidente que nuestra mera opinión no tiene peso científico alguno. Sin embargo, nos preguntamos cuánto peso científico tiene la opinión de dicha asociación o cómo se ha calculado dicha cifra. Es sabido de los frecuentes conflictos de intereses que aparecen en asociaciones de familiares o afectados por patrocinios por parte de la industria farmacéutica, directamente interesada en la prescripción de fármacos para estos trastornos y, por lo tanto, beneficiada económicamente de cualquier aumento en la prevalencia de los mismos.

Ya el Servicio Canario de Salud en la página web del Servicio de Control y Uso Racional del Medicamento, muy recomendable, publicó un escrito denunciando dichos conflictos de intereses. En el caso de ANSHDA, hemos encontrado una publicación que recoge cómo un libro con testimonios de madres pertenecientes a esta asociación fue financiado por la farmacéutica Eli Lilly, fabricante de la atomoxetina, un fármaco indicado en TDAH. Por supuesto, no dudamos de la buena fe de los miembros de ésta u otras asociaciones. Pero creemos que es necesario revelar dichos conflictos de interés para que el lector del artículo tenga toda la información disponible.

Siguiendo con la lectura del reportaje, tras otro caso de niño hiperactivo (síntomas: “saltar en el sillón”, “se aceleraba como el Correcaminos”, “lucía más chichones que el Coyote”), llegamos a una afirmación que nos deja profundamente impresionados: "Las pruebas lo confirmaron: falta de control sobre sus impulsos, dificultad de mantener la concentración". Repetimos: "Las pruebas lo confirmaron". Y nos preguntamos qué pruebas serían ésas, tan confirmatorias.

El tratado Sinopsis de Psiquiatría, de Kaplan y Sadock, novena edición, página 1.224, describe el diagnóstico del TDAH como clínico, basado en la historia del paciente y la exploración psicopatológica, es decir, el examen del estado mental, y remite a los criterios diagnósticos del DSM-IV-TR. Ninguna mención a pruebas diagnósticas, salvo para descartar patologías asociadas.

El Tratado de Psiquiatría de Gelder, López-Ibor Jr. y Andreasen, primera edición, tomo tercero, página 2.083, dice textualmente “no existen pruebas de laboratorio que tengan suficiente sensibilidad diagnóstica y especificidad como para distinguir a los niños afectados por este trastorno de los no afectados, o de otros niños con otros síntomas”.

El Tratado de Psiquiatría de Vallejo Ruiloba y Leal Cercós, primera edición, tomo II, página 1.587, dice “El diagnóstico del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) se establece, centrado en el cuadro clínico, cuando se dan suficientes síntomas de hiperactividad, déficit de atención e impulsividad, con repercusión significativa sobre las actividades y relaciones del niño, durante un período de tiempo prolongado”

Resumiendo: no hay pruebas que aseguren el diagnóstico. No hay determinaciones analíticas ni hallazgos radiológicos o de otro tipo que confirmen un diagnóstico de TDAH. Hay síntomas que un clínico más o menos experto busca, encuentra, interpreta y valora. A veces ayudado por escalas de cierta validez y fiabilidad, pero que tampoco son pruebas en el sentido que un análisis de glucemia prueba la existencia de una diabetes o una radiografía de tórax prueba la presencia de un neumotórax. No hay pruebas para diagnosticar el TDAH. Ojalá las hubiera, para que no se pudiera diagnosticar a quien no lo pareciera.

El artículo sigue con un comentario de la madre del niño diagnosticado: “sentí abatimiento, pero me reconfortó saber que no era culpa de cómo lo habíamos educado”. Creemos que esta opinión es una de las claves del sobrediagnóstico del TDAH. Por supuesto, de nada sirve culpabilizar a los padres de la conducta del niño. Pero, en nuestra opinión, hay muchos niños traviesos, inquietos, difíciles, que precisan más disciplina o una educación más estricta que, muchas veces, los padres, cargados de trabajos y obligaciones, no pueden proporcionar. Un constructo como el TDAH es una fabulosa oportunidad de desrresponsabilización para estos padres, que ellos no buscan pero que se les otorga junto al tratamiento farmacológico que se le da al niño. Sin embargo, ser responsable, por medio de la educación que uno puede dar, del comportamiento de nuestros hijos no es sólo arriesgarse a sentirse culpable por lo que no vaya bien, sino que supone la oportunidad de poder actuar para que las cosas vayan mejor. Y esa responsabilidad puede ser una herramienta muy poderosa.

El artículo sigue: “Y comenzó el tratamiento. Con medicación, guste o no”. La declaración de intenciones no puede ser más clara. No sólo el tratamiento farmacológico es la solución, sino que no cabe ni la posibilidad de cuestionarlo.

Y a continuación, la resolución del enigma de la causalidad del TDAH: “Lo que impide centrar la atención es un problema de transporte de la dopamina en el cerebro, un déficit en el lóbulo frontal, el del control ejecutivo”, explica Jose Antonio Portellano, profesor de psicobiología de la Universidad Complutense.

Lo que no explica el señor Portellano es la diferencia entre una certeza (por ejemplo: el VIH causa SIDA) y una hipótesis (por ejemplo: el problema en el transporte de dopamina causa TDAH). Y el caso es que las hipótesis lo son porque no han sido demostradas. Y además, como vimos antes, no existe ninguna prueba de uso en la clínica habitual que mida ese transporte de dopamina que (según esta hipótesis no demostrada) causaría el TDAH. Con lo cual, aunque se confirmara tal causalidad (cosa que no se ha hecho), todavía habría que proceder a encontrar una prueba diagnóstica (que no se emplea actualmente) para comprobar si un caso concreto efectivamente es un TDAH o no. Como dijimos antes, ojalá se encontrara la causa y la prueba diagnóstica, pero que ningún niño no afecto de TDAH fuera diagnosticado como tal.

Un poco más de bibliografía: Sinopsis de Psiquiatría de Kaplan-Sadock, página 1.223: “Se desconocen las causas del TDAH”. Luego recoge muchas hipótesis y factores relacionados. Pero una cosa son las correlaciones estadísticas y otra muy distinta la causalidad demostrada. Y creemos que es importante resaltar esa diferencia. Ya algo de ello señalamos en una entrada previa a propósito de un artículo publicado en The Lancet.

El Tratado de Psiquiatría de Gelder, López Ibor Jr. y Andreasen, en su página 2.084 dice: “Se trata de un trastorno etiológicamente heterogéneo causado por una variedad de factores biológicos, psicológicos y sociales que probablemente interactúan entre sí incrementando el riesgo. Presumiblemente, estos factores tienen sus efectos en el sustrato neurológico de la cognición […]”. Sin entrar a discutir la escasa impresión de certeza científica que transmiten adverbios como “probablemente” o “presumiblemente”, parece que tampoco el asunto etiológico es tan simple como nos cuenta el experto citado en el artículo de El País Semanal.

En el Tratado de Psiquiatría de Vallejo Ruiloba y Leal Cercós, página 1.589, se dice: “No se conoce la etiología del trastorno. Lo que parece difícilmente descartable es que en el trastorno por déficit de atención subyazca una disfunción neurológica”. Sin embargo, a nivel epistemológico, que algo sea “difícilmente descartable” no significa que esté “demostrado indudablemente”. Y, como decíamos antes, ojalá se consiga demostrar tal etiología lo antes posible para no diagnosticar a niños sanos como enfermos, a niños inquietos como hiperactivos. Aunque, dado que la etiología se busca en niños diagnosticados en base a los criterios clínicos actuales, probablemente sea difícil encontrar esa causa específica si los niños con TDAH están catalogados junto a los traviesos, inquietos, más listos o menos listos… Si existe una enfermedad cerebral propia de lo que se ha dado en llamar TDAH, para encontrarla es imprescindible no diagnosticar a cada niño movido, pesado o problemático de esa enfermedad porque, en semejante amalgama, no va a haber forma de que ningún hallazgo sea lo bastante relevante y reproducible para sacarnos de dudas.

Tras el hallazgo etiológico, el artículo se centra en el aspecto de la medicación. Cita como tratamiento el metilfenidato, un derivado anfetamínico empleado para este trastorno. Cita las palabras de los padres ante el efecto de la medicación: “X se pausó. Tardó la mitad en hacer los deberes”. Francamente llamativo, sin duda. Pero no debemos olvidar que el hecho de una anfetamina provoque un aumento de la capacidad de concentración y un mayor rendimiento no demuestra que el sujeto que la toma padezca un TDAH. Sin ir más lejos, en nuestro país durante los años 60 y principios de los 70 era habitual en las universidades el empleo de sustancias de ese tipo (entonces legales y fáciles de conseguir) para mejorar el rendimiento en las épocas de exámenes. El argumento de que el fármaco provoca una mejora académica, ergo el niño tenía el trastorno, es tramposo, ya que cualquier niño o adulto probablemente aumente su rendimiento y concentración con una sustancia que, precisamente, aumenta el rendimiento y la concentración.

También se emplea a veces, incluso por parte de profesionales, el argumento de que, si el fármaco mejora los resultados académicos, es bueno tomarlo aunque el diagnóstico de TDAH sea dudoso. Pero dicho argumento minusvalora peligrosamente la cuestión de los efectos secundarios de estas medicaciones. Cuestión a la que no se hace mención en todo el artículo de la revista.

En el American Journal of Psychiatry se publicó en 2009 un artículo que demostró una asociación entre el uso de fármacos psicoestimulantes empleados en TDAH y la muerte súbita en pacientes jóvenes. Se estimó en siete veces el aumento del riesgo con metilfenidato.

Otro estudio publicado en Pediatrics en 2009 encontró una asociación entre el uso de estos fármacos y la aparición de alucinaciones y otros síntomas psicóticos.

Un tercer trabajo publicado en el J Am Acad Child Adolesc Psychiatry en 2008 halló que el tratamiento con psicoestimulantes en la infancia se asocia con retrasos estadísticamente significativos en peso y altura. Dicho estudio no encontró evidencias significativas de que tales déficits se atenuasen con el tiempo.

Vamos, que si el fármaco hay que usarlo porque va a mejorar el estado de un niño que lo necesita, debe emplearse valorando bien riesgos y beneficios. Pero nos asusta pensar en la posibilidad (que creemos muy real) de que se esté medicando a muchos niños que no sólo no se benefician de ello sino que además pueden verse perjudicados.

Y somos conscientes de que El País Semanal no es una revista científica ni debe comportarse como tal, pero nos parece que la información que aporta sobre el TDAH es parcial y sesgada. Ni se conoce la etiología, ni la información de las asociaciones es necesariamente neutral y no influida por la industria farmacéutica, ni la medicación está exenta de efectos secundarios que es necesario valorar. Y precisamente por no ser una revista científica, sino estar dirigida al público general, creemos más peligrosa la imagen que se transmite a dicho público no previamente informado en el tema y que, tememos, puede quedarse con una idea sesgada tras la lectura del mismo.

Para acabar, dos apuntes más. Querríamos recomendar el blog que escribe el padre de un niño en su día diagnosticado de TDAH que creemos de enorme interés y envidiable lucidez sobre el tema. Y en lo referente a conflictos de intereses con la industria farmacéutica, no puede dejar de leerse la entrada de El rincón de Jano sobre la guía de práctica clínica para TDAH publicada por el Ministerio de Sanidad.

Evidentemente, nuestro humilde blog no tiene ni la milésima audiencia de la que goza, merecidamente por otra parte, El País Semanal. Así que mucho lamentamos que, catastrofistas como somos, el mal ya está hecho.

Hasta aquí la entrada, ahora os recomiendo ir a postPsiquiatria y leer los comentarios

viernes, 13 de mayo de 2011

American way of live

Primero leed esta noticia que me hizo llegar MªCarmen de Los padres son maestros:



http://www.elparacaidista.com/salu/salu66.cfm

Ahora si queréis os podéis descargar el Kit informativo:

http://www.teenscreen.org/images/stories/PDF/informationkit_3.09.pdf


Y por fin comentemos el tema, a ver si yo lo he entendido bien. Tenemos en USA un programa que chequea a jóvenes en busca de problemas mentales y riesgo de suicidio dado que según el CDC (Center for Disease Control and Prevention):


. Cada año más de 3.5 millones de estudiantes piensan seriamente en suicidarse


. Al menos 2 millones lo han intentado.

Más de 450 comunidades en todo el país han participado en este programa. Se pide el consentimiento de los padres (aunque este punto parece quedarse en la teoría) y los niños se pueden negar a responder preguntas (menos mal). Consiste en un test y una entrevista con preguntas tipo:

- ¿Has intentado suicidarte en el último año?


- ¿Sigues pensando en hacerlo?


- ¿Has pensado seriamente en suicidarte?


- ¿Piensas frecuentemente en suicidarte?


- ¿Has intentado suicidarte alguna vez?

Es muy probable que gracias a este test niños que jamás han tenido la idea de suicidio (me refiero al concepto) ahora ya la tengan. Los niños son atraídos a hacer esta encuesta por vales para el cine o pizza. El objetivo de los lideres de Teenscreen es chequear a todos los niños de América antes de graduarse en secundaria. Después un pequeña charla con los padres, acojonamiento general, visita al psiquiatra con el papelito en la mano de Teenscreen y antipsicótico (o lo que sea, yo no soy médico) a la boca.

Considerando que este método de diagnóstico es no-científico y está basado en el DSM, para que queremos más. A mí me parece que este tema provocará un “etiquetamiento” masivo de los jóvenes de ese país y las consecuencias de turno. Lo que yo me pregunto es :


¿esta barbaridad saltará el charco como tantas otras?


Como me consta que este blog lo siguen algunos psicólogos y psiquiatras, espero que alguno le dedique un rato a este tema y haga un análisis más profesional que la mera opinión de un padre, y yo se lo agradeceré.

Jordi Badia

jueves, 12 de mayo de 2011

DALE UNA DE ESTAS QUE ESA PASTILLA SOLA NO LE HACE NADA

Hoy he conocido otro medicamento a través de una noticia que adjunto al final: la clonidina. Parece ser que si no hacen efecto los estimulantes, se combinan con este otro y ala, funcionando. Curiosamente  en MedlinePlus he leído que está indicada para el tratamiento del TDAH aunque es un medicamento pensado para tratar la tensión arterial alta. Actúa al reducir la frecuencia cardiaca y relajar los vasos sanguíneos, de modo que la sangre pueda fluir más fácilmente por el cuerpo. también se usa para el tratamiento de la dismenorrea (dolores muy intensos durante el periodo menstrual), las crisis de presión arterial alta (una afección en la cual la presión sanguínea aumenta en forma excesiva), el síndrome de Tourette (afección que se caracteriza por la necesidad de repetir ciertos movimientos, sonidos o palabras), el trastorno de hiperactividad por déficit de atención (ADHD, por sus siglas en inglés), los bochornos de la menopausia, y los síntomas de abstinencia de alcohol y opiáceos (narcóticos). La clonidina también se usa como ayuda en la terapia para dejar de fumar y para el diagnóstico del feocromocitoma (tumor que se produce en una glándula cercana a los riñones y que puede ocasionar presión sanguínea alta y aumento de la frecuencia cardiaca). Venga pues, dentro de poco podremos drales un "coctel" que así seguro que acertamos. Os dejo la noticia, yo cada vez me acojono más ¿pero que estamos haciendo?



Akronoticias.com

La combinación de una versión de la píldora de liberación prolongada de clonidina para la presión sanguínea con un estimulante puede beneficiar a los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) que no están recibiendo un alivio adecuado en los estimulantes solos, lo anterior según un nuevo estudio.
Hasta el 5% de los niños y adultos en los Estados Unidos tienen TDAH, un trastorno del comportamiento caracterizado por impulsividad, hiperactividad y falta de atención. Los estimulantes son a menudo el tratamiento de primera línea, pero pueden tener efectos secundarios que incluyen falta de apetito e insomnio.
La clonidina de liberación prolongada está aprobada por la FDA para su uso solo o con estimulantes para niños de 6 a 17 años con TDAH. El medicamento ayuda a aumentar los niveles de la norepinefrina, sustancia química del cerebro.
“Esta combinación puede beneficiar a aquellos niños que no muestran la mejor respuesta a los estimulantes solos o niños que tienen efectos secundarios de intolerancia, lo contrario de los estimulantes y requieren una dosis más baja”, dijo el investigador del estudio Scott H. Kollins, de Duke TDAH en Durham, Carolina del Norte.
“Los niños que no responden tan bien al tratamiento de primera línea con estimulantes tienen el potencial para obtener muchos beneficios si añadimos la clonidina de liberación prolongada”, afirmó.

domingo, 8 de mayo de 2011

Novedades Alexander

Esta semana visitamos a la Dra. Ferrè. Pasados estos ultimos 3 meses y en vista de los avances de Alexánder y el exámen de la dra. ya podemos concluir que tenemos en casa un diestro contrariado. Se le retiran los ejercicios de patrones contralaterales y se empezará (sin prisas) a especializar más el lado derecho al tiempo que el osteópata corrige sus problemas craneales y la optometrista trabaja con sus ojos que aunque ya trabajan mucho mejor aún no estan al 100%.
Y el TDAH, ¿que ha sido del TDAH? Pues se ha quedado en un recuerdo, en un mal recuerdo. Se ha quedado en el error que fue. Quiero decir, para que no se saquen conclusiones equivocadas, que nadie ha curado a nuestro hijo el TDAH, nuestro hijo jamás lo tuvo. Tuvo unos síntomas entre los que estaban el déficit de atención y que siempre se está moviendo, pero eso en si mismo no es ninguna enfermedad. Considerarlo de otra forma te lleva inexorablemente a la medicación y a no plantearte nada más, con el riesgo consiguiente ¿que riesgo? Pues:

1º No buscar el problema real de nuestro hijo.
2º Medicarle con peligrosos medicamentos para esconder unos síntomas, no para curar.
3º Lo que dice, según los médicos, la mejor página sobre medicación y salud, aunque haya gente que sigue insistiendo que la medicación no es adictiva y es inocua, vease ( http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/meds/a682188-es.html ) :

El metilfenidato puede provocar efectos secundarios. Avísele a su médico si cualquiera de estos síntomas es intenso o no desaparece:


nerviosismo
dificultad para dormir o para permanecer dormido
mareos
náuseas
vómitos
pérdida del apetito
dolor de estómago
diarrea
acidez estomacal
sequedad en la boca
dolor de cabeza
rigidez muscular
movimientos incontrolables de alguna parte del cuerpo
intranquilidad
entumecimiento, ardor u hormigueo en las manos o los pies
disminución en el deseo sexual
menstruación dolorosa

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si tiene alguno de los siguientes síntomas, llame a su médico de inmediato:

latidos cardíacos rápidos, fuertes o irregulares
dolor en el pecho
falta de aire
cansancio excesivo
dificultad o lentitud para hablar
desvanecimiento
debilidad o entumecimiento del brazo o la pierna
convulsiones
cambios en la visión o visión borrosa
agitación
creer cosas que no son ciertas
sospechar de los demás en una forma inusual
alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen)
tics motrices o tics verbales
depresión
estado de ánimo anormalmente excitado
cambios en el estado de ánimo
fiebre
urticaria
sarpullido
ampollas o descamación de la piel
comezón
dificultad para respirar o tragar

El metilfenidato puede provocar muerte súbita en niños y adolescentes, especialmente en aquellos que tienen defectos cardíacos o problemas graves del corazón. Este medicamento también puede provocar muerte súbita, ataque cardíaco o accidente cerebrovascular en adultos, especialmente aquellos que tienen defectos cardíacos o problemas graves del corazón. Consulte a su médico sobre los riesgos de tomar este medicamento.

El metilfenidato puede hacer más lento el crecimiento y el aumento de peso en los niños. El médico de su hijo deberá vigilar estrechamente el crecimiento del niño. Hable con el médico de su hijo si tiene inquietudes sobre el crecimiento o el aumento de peso del niño mientras está tomando este medicamento. Consulte al médico de su hijo sobre los riesgos de darle metilfenidato a su hijo.

Como veis es inofensivo. Bueno me he ido del tema, que nuestro peque va muy bien, está sano, fuerte y mejora cada dia en la escuela. Llevamos un año de buenas noticias, espero que no se acabe la racha.

viernes, 6 de mayo de 2011

INDIGNADO, ESTOY INDIGNADO

Tengo encima de mi mesa una hoja que ha traído mi hijo del colegio, es una hoja que extiende el contenido de una pancarta colgada en la misma escuela. El titulo es "Recortes en la escuela". Este año les han ingresado el 23.3% menos de dinero de presupuesto de funcionamiento. Ha habido dos bajas de larga duración sin sustituto. Menos horas de veladores para alumnos con neceisdades específicas y otros "recortes". Para el año que viene se prevee la desaparición de la sexta hora de primaria, es decir, dos o tres maestros menos. Cuando un profesor esté de baja se le sustituirá cuando esta sea larga ( ya no lo hacen este año veremos el que viene) y SE TENDRAN QUE ANULAR REFUERZOS.



Pues yo digo que muy bien señor President, muy pero que muy bien. Después hacemos la estadistica y nos sale que el fracaso escolar aumenta. Recortar en educación es rebajar nuestro pais, es un acto que refleja tal ignorancia y vileza que me indigna y me da nauseas. Si con el antiguo sistema escolar lo que conseguimos fue politicos así de ignorantes que nos deparará el futuro conyna educación llena de recortes. Eso sí, la bronca no es solo para los políticos, tambien es para los que votan sin saber a quien lo hacen y para los borregos que no tienen reparos en ir a canaletas a celebrar un pase a semifinal pero que jamás moveran un dedo para evitar que nos den donde más duele: en la educación de nuestros hijos. Así va el país, que alguien lo pare que me bajo.
Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia