domingo, 3 de julio de 2011

Trabajo imprescindible sobre TDAH (¿Mito, realidad, medicalización?)

El trabajo que quiero compartir hoy com vosotros lo recibí del Dr. Jose Valdecasas, psiquiatra y "bloguero" de postPsiquiatría, blog que os recomiendo visiteis. Lo ha escrito Jorge L. Tizón, director del Equipo de Prevención en Salud Mental (EAPPP). Yo os presentaré algunos fragmentos pero podreis leerlo completo aqui .


"Se introduce el tema con un breve repaso del síndrome en las clasificaciones DSM y CIE y de algunas limitaciones de las mismas. A continuación se amplía la reflexión sobre tres aspectos concretos del síndrome: el empírico, con breves referencias a la genómica y la neuroquímica cerebrales; el teórico, con insistencia en una perspectiva psicopatológica, y pragmático, revisando los tratamientos propuestos para tal síndrome. Se termina con una reflexión sobre los diversos tipos de guías o protocolos clínicos y sobre las dificultades para desarrollar guías o protocolos clínicos alternativos a los dominantes y a los progresivamente impuestos por la BigPharma."
[...]
"no hemos de olvidar que las clasificaciones psiquiátricas actuales:
1) son clasificaciones “de consenso”,
2) entre especialistas escogidos (¿?),
3) acerca de los “síndromes o cuadros conductuales” manifestados por los pacientes. "

"Eso quiere decir que su base no es etiopatogénica, sino descriptiva: esas clasificaciones no definen los cuadros en función de una etiología, ni siquiera orgánica, sino en función de agrupaciones sindrómicas sobre las cuales existe cierto consenso, más o menos apoyado por estudios empíricos. Un resultado de esa base “teórica” de las clasificaciones psiquiátricas es lo discutible y variable de los cuadros yaplicaciones que modernamente se han incluido en ellas, tales como el TDAH"
[...]

"Este amplio co-diagnóstico (a menudo llamado comorbilidad en una aventurada pirueta epistemológica) es un argumento de los autores y clínicos que opinamos que el rótulo de TDAH posee un valor tan sólo sintomático: desde esa perspectiva, el codiagnóstico existe porque la falta de atención o distraibilidad, con o sin hiperactividad, es un síntoma frecuente en numerosos trastornos mentales de la infancia."
[...]




"Todas las controversias y posturas encontradas, como era de esperar, alcanzan su clímax en el tema del tratamiento. Y más porque hablamos del tratamiento de algo que algunos consideran mero síntoma, otros síndrome, otros, trastornos específico, otros enfermedad y otros, “enfermedad genéticamente determinada”. De igual forma, los clínicos se agrupan en dos tendencias terapéuticas diferentes: los que piensan y trabajan mediante la aplicación de medidas biológicas y los que pensamos que hay que aplicar fundamentalmente medidas psicológicas, bien a nivel del niño, de la familia o de ambos."
[...]


"su base genética no ha podido demostrarse ni de lejos"
[...]


Tercer tipo de consecuencias: diferentes regiones cerebrales varían entonces su sensibilidad, lo cual depende, en parte, de la genética, el ritmo, la velocidad del desarrollo y la densidad de los receptores glucocorticoides. Cuarto, que, merced a ello, se dan consecuencias funcionales duraderas que incluyen un desarrollo lentificado del hemisferio izquierdo, un descenso de la integración interhemisférica (estados de disociación), una tendencia a la irritabilidad neurofisiológica y electro-bioquímica del sistema límbico, y una disminución de la actividad funcional del vermis cerebeloso. Quinto, que todas esas alteraciones hoy yase pueden vincular y se han encontrado en variados cuadros neuropsiquiátricos tales como muchas psicosis, los trastornos por estrés postraumático graves, la depresión, la personalidad límite, los trastornos disociativos y bipolares y algunos casos de abuso de substancias.
sabemos que, desde el punto de vista neurológico, el estrés crónico y los sufrimientos psicológicos intensos (por ejemplo los malos tratos reiterados), producen una cascada de respuestas fisiológicas y euroendocrinas entre las que quiero destacar en este momento cinco grupos: Primero, que la exposición al sufrimiento extremo en la vida activa los sistemas corporales de respuesta al estrés, y, fundamentalmente, altera su organización molecular para modificar su sensibilidad y patrón de respuestas: un buen campo para investigar en el ambiente y la prevención del TDAH. Segundo, que la exposición del cerebro en desarrollo a las hormonas del estrés posee repercusiones sobre la expresión genómica, la mielinización, la morfología neuronal, la neurogénesis (el nacimiento de nuevas neuronas) y la sinaptogénesis (la creación de nuevas conexiones sinápticas).

 
Bueno, creo que con esto es suficiente para hacerse una idea de interés que tiene este trabajo y está claro que es mejor leerselo completo con cada frase en su contexto, tiene 11 páginas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos los comentarios son bienvenidos independientemente de la conformidad del autor de este blog con las opiniones que se expresen en ellos. Serán moderados solo para evitar repeticiones o spam, nunca para censurar opiniones. Gracias por participar en el blog.

Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia