viernes, 11 de marzo de 2011

PUNTO Y SEGUIDO

Hola a todos.
Esta entrada va a ser la más personal que haya escrito (hasta hoy) en el blog. Es para contaros a todos que nos bajamos del barco. Creo que ya he leído, estudiado y conversado suficiente como para hacerlo. Vamos a abandonar de forma definitiva el lastre que nos suponen las dichosas siglas T.D.A.H.



Hace unos dias me reuní con unas personas muy amables y con muy buenas intenciones. Charlamos largo rato sobre lo que se les estaba haciendo a nuestros niños. Yo expresé mis reservas sobre el diagnóstico TDAH. Entonces oí esta frase (más o menos): "si vas por ese camino te estrellaras con el sistema". He estado dándole vueltas durante varios dias, he releído artículos y estudios y conferencias,...le he seguido dando vueltas y me he preguntado ¿Y? ¿Cómo está el sistema ayudando a mi hijo? ¿Diciendome que tengo que darle una pastilla de por vida para que se parezca más a la mayoría? Me piden que le quite su esencia y empiece a decir tonterías como: "Yo tengo un TDAH en casa". ¡Un TDAH! Yo lo que tengo es un niño, ¿desde cuando TDAH es una esencia como simpatico, alegre, movido, feliz, noble, generoso, sensible, divertido, inteligente,...? Hemos repetido tantas veces las siglas que estamos olvidando lo que significan.

Nuestro hijo no está enfermo y ya no voy a permitir que nadie lo trate como un enfermo, empezando por nosotros. Tiene dificultades para algunas cosas como tiene habilidades para otras. Tendrá que aprender a esforzarse más en lo que más le cueste, como hacemos todos. Aprenderá que los problemas no se solucionan con pastillas sino con esfuerzo y ayuda, como lo aprendimos todos cuando el TDAH no estaba disponible.

Siempre he sido cauto al expresarme, incluso cuando me he sentido atacado me he callado lo que realmente pensaba. Me he dado cuenta que nosotros no tenemos que demostrar nada, los que afirman que es una enfermedad deberían demostrarnoslo . Y no lo han hecho.

Me siento estafado, cuatro años arrastrando el dolor de creer que nuestro hijo estaba enfermo por culpa de charlatanes que se creen sus propias mentiras. Oyendo tonterias como "¿le negarias la insulina a un diabético?", por favor, me ofende y me sorprende que alguien se lo trague.

Puede que parezca resentido, y es verdad, lo estoy. Toda esta cortina de humo no me ha permitido centrarme en lo importante y nos ha hecho perder un tiempo precioso. Afortunadamente no soy de los que se creen todo lo que le cuentan, todo lo cuestiono y al fin mi indeterminación se acabó. Nos estan engañando a todos, este es un mundo cruel lleno de gente sin escrúpulos y sin problemas para destrozarnos las vidas por llenar aún más su cartera. Nos tratan como un rebaño al que se puede manejar a su antojo, pues yo no quiero ser oveja, prefiero ser lobo. Desde luego que también hay gente que se preocupa del rebaño, y yo he tenido la suerte de encontrar a mucha de ella, pero son los menos.

Me van a criticar, lo se, pero tengo la certeza de saber que esto es lo mejor para nuestro peque y que el tiempo nos va a dar la razón. Repito: PARA NUESTRO PEQUE. No queremos influir en nadie, que cada uno llegue a su propia conclusión. Me da igual que me critiquen o que me llenen el buzón de enlaces del Dr. Barkley y su biosiquiatria, cuando uno tiene esta certeza no necesita más. Algunos se compadeceran porque parezco un padre que incumple la primera norma: "Aceptar que tu hijo tiene un problema" Pues no la incumplo porque lo tiene, pero ahora solo tiene uno, yo le voy a quitar de encima el lastre del TDAH.

Ayer alguien dejó un comentario preguntando como podía estar segura de si sus hijos tenian TDAH, le invito a preguntárselo a su médico y si contesta, filtrar la jerga médica y analizar lo que dice sin pensar que sienta cátedra, solo repite lo que le han enseñado. Nunca podrás estar seguro. Ah! si, es que es de origen genético, mis ojos son azules gracias a la genética pero eso no quiere decir que esté enfermo.

Llegados a este punto me voy a plantear si dedicar unas cuantas entradas a compartir con todos parte de la información que justifica mis palabras o bien seguir adelante explicando nuestro día a día sin más. Borron y cuenta nueva. Quede claro que nuestro peque seguirá con sus terapias y sus ayudas con la lectura y la escritura.

Os pido disculpas por desahogarme con vosotros, os agradezco que hayais puesto el hombro. Espero que sigais acompañandonos en este camino que aún no ha terminado pero comprenderemos si alguien ya no se siente cómodo y nos deja, lo sentimos de verdad pero uno debe ser honesto con lo que piensa y ya no podía seguir nadando entre dos aguas.

6 comentarios:

  1. Y yo espero que ni se os ocurra dejar el blog y todas las investigaciones, indagaciones y búsquedas que haces, porque es y será una gran inspiración para todos, y sobretodo para hacernos reflexionar y mejorar, ya que de todo se aprende, incluso los que pueden criticar seguro que en el fondo ven razón, lo que pasa es que la costumbre da seguridad, pero la incertidumbre es el futuro, por eso aunque nos cueste es bueno leer blogs como el tuyo, para aventurarnos y abrir puertas.

    Así que por lo menos, desde Diari d'una apraxia seguiremos y seguimos acompañandote (que me encanta esta palabra!!!)....y hasta pronto.

    Besos para Alex!


    Mery

    ResponderEliminar
  2. Estoy segura que con los años seremos más los que estamos en tu linea.¿Pero será demasiado tarde para nuestros hijos?

    ResponderEliminar
  3. Porque tendrias que explicar tu desicion??? es tu hijo, es tu familia ...el no esta enfermo..porque no nos sigues contando el dia y dia y compartiendonos todo le que tengas ganas..
    yo sigo con uds a la distancia..un abrazo esponjoso a ese hermoso niño que tienen .nos vemos..

    ResponderEliminar
  4. Hola Jordi, estoy en tu linea y completamente de acuerdo con tu decisión. Seguiremos trabajando con y por nuestros hijos (con aciertos y fallos) para su felicidad futura pero sin hipotecar su infancia. Para lo que necesites ya sabes donde estoy. Lola de Almería.

    ResponderEliminar
  5. OOOOOOOLE TUS COJONES¡

    Perdón por la expresión.

    Ramón

    ResponderEliminar
  6. ¿Porqué crees que estás loco? no sé, no tengo hijos pero tengo TDAH diagnosticado con 30 años y no me ha ido nada mal en la vida... soy Ingeniero y Director de una empresa, como tu dices tuve que aprender a buscarme mis "trucos" para hacer cosas que para los otros eran normales, y a callarme después de que amigos me dejaran de hablar por hacer comentarios inadecuados... igual te tienes que pegar más tortas de lo normal pero se aprende. No tengo más trauma por eso. Lo único que al diagnosticarme a los 30 años sentí que me quitaban un peso de encima ya que me culpabilizaba por ciertas cosas.
    De todas formas yo no me medico y he salido bien (como mucha gente cuando no se diagnosticaba) pero también creo que si tengo un hijo con TDAH seguramente le medique ya que parece que antes de los 21 años todavía se puede solucionar algo con la medicina.
    Mucho ánimo y toma la decisión que consideres oportuna, pero sobre todo que luche que si no es por esto por otra cosa tendrá que luchar en la vida ;-)

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos independientemente de la conformidad del autor de este blog con las opiniones que se expresen en ellos. Serán moderados solo para evitar repeticiones o spam, nunca para censurar opiniones. Gracias por participar en el blog.

Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia