lunes, 21 de marzo de 2011

La charla en Cosmocaixa: Jorge Barudy

Este es un resumen de una charla de adopción en Cosmocaixa hecho por Una madre de marte . Os recomiendo su blog y le doy las gracias por dejarme publicar su entrada tal cual lo hizo ella. Quiero aprovechar esta entrada para presentaros a Jorge Barudy (en la foto). Es un psiquiatra de quien he oído hablar muy bien. El resto de la entrada es literal de la fuente.


La primera parte corrió a cargo de una gente muy interesante, el psiquiatra Jorge Barudy y la psicóloga Marjorie Dantagnam, pareja y residentes en Barcelona, padres de una niña adoptada, exiliados chilenos, tienen un centro en Barcelona llamado Exil que trabaja con víctimas de tortura, maltrato y violación de derechos humanos, y tienen un programa para niños adoptados víctimas de malos tratos en su primera infancia (asumí que entienden los malos tratos de forma amplia, es decir, que el abandono e institucionalización se pueden considerar malos tratos, aunque los casos presentes en la mesa eran bastante heavies: abuso sexual, niños de la calle, etc). Me gustó mucho el planteamiento y el enfoque que utilizan, me pareció un aporte bastante positivo teniendo en cuenta el punto de partida.

Jorge Barudy tiene varios libros publicados, alguno de ellos sobre resiliencia.



Algunas cosas que apunté:

— Nuestra experiencia nos dice que los niños han resuelto bien el tema de los orígenes: para ellos hay dos formas de llegar a ser hijo, o nací de la barriga de mamá, o me fueron a buscar (me adoptaron).

La negligencia y el abandono desorganizan el cerebro emocional. Por esto muchos niños adoptados tienen problemas con el manejo de emociones, la sexualidad y la agresividad.

El estrés crónico intenso provoca inundaciones tóxicas con cortisol en el cerebro, que pueden conllevar pérdida de tejido neuronal, y por tanto, dificultades para aprender.

— Las experiencias dolorosas y el estrés, provocan dificultades para modular las experiencias – por esto muchos niños adoptados tienen estas explosiones de rabia que nos recuerdan al niño del exorcista (era niña, pero bueno; aquí se oyó un murmullo general de reconocimiento entre los padres presentes).

— Las carencias y el estrés desorganizan los lóbulos prefrontales, lo que conlleva dificultades para reflexionar, asumir las consecuencias de nuestros actos y planificar, por esto a nuestros hijos a menudo hay que repetirles las cosas más allá de lo que nos parece razonable.

— Los niños siempre hacen las estrategias más inteligentes para sobrevivir. Aplican en casa estrategias que les han permitido sobrevivir en entornos hostiles. La principal necesidad de los niños adoptados – dañados previamente – es sentirse seguro. Detrás de las conductas desafiantes hay un miedo horroroso. Ante estas actitudes hay que ofrecer respuestas y no reacciones.

— La edad cronológica nos juega a menudo una mala pasada, porque no necesariamente coincide con la edad emocional.

— Las estrategias que funcionan para educar a nuestros hijos son la PACIENCIA y la REPETICIÓN.

— Frente a una pregunta de una madre destrozada porque su hijo de 14 años le había dicho el día anterior que la odiaba profundamente, la psicóloga dijo que, por un lado, tenemos que aprender a entender que este tipo de reacciones no van contra nosotros ni lo que nosotros hemos hecho; por otro, que es bueno que sean capaces de expresarlo, ponerlo en palabras; en tercer lugar, que la mejor estrategia es un discurso tipo “es lo que te ha tocado, vamos a mirar lo más inteligente que podemos hacer con esto”. Esta frase me gustó mucho, creo que podemos aplicarla a muchas cosas en la vida… también los adultos.

— Se minimiza la catástrofe que significa ser adoptado (haber sido abandonado, negligido, maltratado), se les debería considerar afectados como lo son las víctimas de accidentes de tráfico, por ejemplo.

— El trauma temprano hay que reconocerlo como una dolencia que tiene que ser reconocida y luego tratada.

— Ningún diagnóstico hace justicia al trauma que sufren los niños que han sido maltratados.

— Tenemos que dejar de pensar que tenemos algo que ver con los trastornos que sufren nuestros hijos.

— Los criterios de desconfianza, son criterios de supervivencia.

— Los niños que se chupan el dedo son niños que no quieren morirse, estas actitudes, los balanceos de autoconsuelo, etc, son homenajes a la vida.

— Los mayores expertos en crianza de niños adoptivos son los padres adoptivos.


Hubo intervención de 3 familias, la última de ellas durísima, de los padres de un niño que ha sido expulsado de varios colegios, les insulta a diario… dicen que lo han probado todo, todas las terapias, oficiales y alternativas, y que han acabado llegando a la conclusión de que lo único que explica todo lo que hace su hijo, es la adopción.

Después del café, se presentó el libro “Indómito y entrañable”, escrito por el padre de un niño (hoy adulto) adoptado con 10 años, venía a decirnos que él sabía “lo que pasa y cómo termina”.



Hablaron el padre y el hijo.

El padre dijo que:

— Los padres adoptivos tenemos que inventar nuestra forma de ser padres, porque no hay modelos.

— La educación es riesgo.

— Educamos a nuestro hijos frente a una serie de principios irrenunciables:

– Incondicionalidad de nuestra paternidad

– Límites

– No compasión

- No engañar al niño

– Cuando no se nos ocurre nada, no hacemos nada

– Presencia permanente

– Nos acomodaremos todo lo que sea posible para seguir tu ritmo.

— Los niños avanzan en zigzag, no en línea recta.

— Queremos que se esfuercen como nosotros queremos y no como ellos pueden

— Hemos de creer en ellos contra toda esperanza.

De la intervención del hijo me quedé con que lo que más le había ayudado era la resistencia de sus padres, y que cuando tenía esas rabietas incontrolables, se sentía otro, no reconocía a los que tenía delante, sólo quería destrozar, pero como más destrozaba, más ganas tenía de destrozar.

1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho leer esta entrada, dice grandes cosas. Pasaré a conocer el blog de una madre de marte. Feliz semana: a ver si empezamos la primavera con buen pie ;)

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos independientemente de la conformidad del autor de este blog con las opiniones que se expresen en ellos. Serán moderados solo para evitar repeticiones o spam, nunca para censurar opiniones. Gracias por participar en el blog.

Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia