viernes, 28 de enero de 2011

Un niño "malo" y "vago" no tiene porqué tener TDAH

Madrid acoge el IV Congreso sobre el Trastorno por Déficit de Atención


MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Trastorno por Déficit de Atención (TDAH) es una patología, generalmente diagnosticada en la edad infantil, reconocida por la hiperactividad, que afecta a entre un 6 y un 10 por cinto de los niños. El problema es que, aunque se sigue dando un infradiagnóstico, según ha explicado el jefe de la Unidad de Psiquiatría del Niño y del Adolescente del Ramón y Cajal de Madrid, el doctor Javier San Sebastián, en muchos casos se confunde que sea "malo" y "vago" con la enfermedad.

"En este momento hay una situación paradójica porque en unos ámbitos se infradiagnostica y, en otros, se sobrediagnostica, ya que se piensa que un chico que es perezoso y no trabaja es hiperactivo", ha explicado San Sebastián, quien señala a las familias como las primeras que se apoyan en este diagnóstico ante ciertas actitudes.

Este problema genera "una demanda demasiado elevada" que, en ocasiones, provoca que "los pediatras no sean capaces de absorberla y, en consecuencia, hay una derivación al servicio de Salud Mental con sospechas de casos de TDAH que no son tal que puede ser excesiva".

"Las familias deben asumir que no todo chico que es vago, perezoso o inatento tiene que tener TDAH; que la vagancia no es un problema psiquiátrico, es un problema que afecta a mucha gente, sin que por ello se tenga que acudir al especialista", aclara.

No obstante, la realidad es que estos niños suelen mostrar desde temprana edad un acusado fracaso escolar, suelen ser además niños muy impulsivos lo que, en consecuencia, lleva a los profesores y compañeros a etiquetarlos de "malos, molestos y gamberros", lo que como resultado les provoca "problema de autoestima, de conducta y emocionales".

Por otra parte, ha lamentado el estigma que diariamente sufren los jóvenes con TDAH, ya que se les tacha de "malos" y "gamberros", cuando la realidad es que padecen una enfermedad de origen biológico con influencia genética y que tiene un tratamiento muy eficaz en el ámbito clínico, sobre todo cuando el diagnóstico es precoz.

En este sentido, insiste en que "pocos trastornos tienen un pronóstico tan bueno cuando es precoz"; sin embargo, cuando no se produce el tratamiento o éste no es el adecuado los resultados pueden ser "destructivos". Aunque, aclara, el tratamiento debe ser multidisciplinar, no solamente farmacológico.

Por tanto, en el peor de los casos, "si la enfermedad se mantiene a lo largo de la vida del chico y adolescente, a veces, de adulto puede tener complicaciones bastante graves", como el abuso de drogas.

EL DIAGNÓSTICO DEPENDE DE LA CCAA

Este fin de semana se ha celebrado el IV Congreso sobre el Trastorno por Déficit de Atención en Madrid, concretamente en el Hospital Universitario Ramón y Cajal. La novedad es que en esta edición, ha explicado, "se enfatizan mucho más en las cuestiones sociales, escolares y familiares".

Respecto al presente, pasado y futuro sobre el conocimiento de la enfermedad, San Sebastián explica que, "en síntesis, se ha avanzado bastante en el conocimiento y en la toma de conciencia por parte de las Administraciones" pero, añade, "queda mucho trabajo".

El infradiagnóstico sigue siendo claro en áreas donde menos se ha divulgado la enfermedad, esto suele coincidir con las comunidades autónomas que tienen un mayor atraso asistencial.

No obstante, "ha habido una gran influencia en los servicios de salud y de atención social de las comunidades autónomas y también por parte del Ministerio de Sanidad", concluye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos los comentarios son bienvenidos independientemente de la conformidad del autor de este blog con las opiniones que se expresen en ellos. Serán moderados solo para evitar repeticiones o spam, nunca para censurar opiniones. Gracias por participar en el blog.

Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia