sábado, 25 de septiembre de 2010

LOS NIÑOS EN LA MIRA DE LOS PSIQUIATRAS (TDAH)

Fuente: http://teresis.blogspot.com/

A millones de niños los psiquiatras les han puesto etiquetas por el comportamiento normal de la niñez y les han prescrito drogas psiquiatricas.

Atentos al video que no tiene desperdicio.


jueves, 23 de septiembre de 2010

Lo malo de los canguros o mochilas portabebés (III)

Aunque se dice que uno de los inconvenientes graves de los cochecitos actuales es que están diseñados siempre para que el niño vaya de frente y esto significa que no puede mantener contacto visual con quien le lleva y se impide la conversación, lo bueno que tienen es que el niño aprende a mirar a lo lejos. Lo mismo pasa con los canguros.


Cuando el niño es un bebé recién nacido, estas mochilas permiten a los padres subir y bajar escaleras con comodidad, poder coger transportes públicos o ir a hacer la compra; actividades que de otra manera con un carrito, sería mucho más pesado, más difícil y más lento. Además, por un lado, son seguros, ya que dejan libres los brazos y las manos del adulto para que pueda apartar cualquier obstáculo o detener una caída; y por otro lado, evitan la tensión física, porque cargan el peso del bebé de forma más homogénea en el centro del cuerpo, y no en uno de los brazos o la cadera.


Con respecto al niño, siempre que no esté oprimido, tiene la ventaja de la proximidad con el cuerpo del portador y del ritmo que le proporcionan sus movimientos.
Pero:

Visualmente el niño se encuentra “metido” en el pecho de la madre o del padre y se le obliga a forzar lateralmente su cabeza para poder mirar al mundo exterior. Esto hace que si siempre gira la cabeza en un mismo sentido pueda favorecer uno de sus ojos desencadenando una ambliopía u ojo vago. Está condenando constantemente uno de sus ojos.

Esta postura del cuello y también de su cuerpo estirado, es antinatural, ya que la postura normal en los primeros meses de vida del bebé es en flexión, posición fetal o cuerpo curvado, por tanto estamos obligándole a estirarlo y no lo hace de manera natural en su desarrollo en el suelo. Le estamos haciendo que se salte etapas en su desarrollo motor y neurológico.

A nivel corporal, en los menores de 3 meses, es preciso que una vez colocado en el canguro nos aseguremos de que el bebé queda sentado (y no colgado) con sus piernas correctamente colocadas, así contribuimos al desarrollo normal y correcto de sus frágiles caderas.

Cuando el bebé es recién nacido el canguro ayuda a los padres a transportarle como si le cogieran en brazos pero sin hacer fuerza con ellos. Le tiene cerca de su pecho y el bebé sigue notando los latidos del corazón de la persona que le porta y eso le calma. Pero realmente es como una bolita dentro del canguro que no mira a ningún lado. Cogiéndolo en brazos al menos mira la cara del adulto que lo coge.
Las mochilas resultan apropiadas para el niño que ya sabe estar incorporado. Así, cuando el bebé ya tiene unos meses y ya empieza a controlar la fuerza de su cuello, ya puede mirar a los lados o hacia arriba, ya puede sacar su cabeza del canguro y mirar lo que hay fuera, pero si le llevamos contra nuestro pecho le complicamos la tarea.
Psicológicamente llevarlo hacia dentro (contra nuestro pecho) permite que el niño tenga siempre contacto visual con el portador, pero si le llevas hacia fuera y le tocas y le hablas, él también se siente seguro y así le permites mirar más allá de tu pecho o tu cara, y aprende a utilizar su enfoque. Aún llevándolo hacia fuera estas "mochilas" tiene algo malo, y es que obligan al bebé a mirar en un plano vertical cuando quizás aún no controla su visión en el plano horizontal (en el suelo).
Por tanto, si a esta edad existe la necesidad de llevar al bebé en el canguro, siempre es mejor hacerlo mirando hacia fuera. Pero sin abusar.

Si el bebé, ya no es tan bebé y cuando se cansa de andar en vez de subirle a un carrito, se le coloca en una mochila a la espalda, ésta debe permitir que el niño pueda mirar por encima de nuestro hombro si lo desea:

 


 

lunes, 13 de septiembre de 2010

SOBRE LA COMERCIALIZACIÓN DE LA MELATONINA

En esta entrada voy a reproducir un comentário que me ha dejado un laboratorio que hasta hace poco comercializaba melatonina en España. Me parece una reflexión que deberían hacerse esos que hemos elegido para que nos representen.


"Estimado Jordi, le agradecemos la difusión de nuestro artículo sobre la melatonina. Como bien puntualiza somos un laboratorio italiano que comercializaba la melatonina en España. No obstante hemos querido ser aunque cueste creerlo lo más objetivos en los datos que presentamos. Un dato que es irrefutable es que en Italia nuestra melatonina se vende en farmacias y herbolarios,y está considerada un suplemento, mientras que España considera que es un "medicamento" que no puede venderse libremente. A mi me gusta trasladar la siguiente pregunta y que cada cual reflexione sobre ello: el Ministerio de Sanidad Italiano es tan irresponsable que permite la venta de lo que en España parece ser un peligroso fármaco?. Los farmaceúticos italianos son tan ignorantes y carentes de escrúpulos que lo venden en sus farmacias?. La población italiana que usa melatonina, muchas veces prescrita por su médico otras veces por propia iniciativa, toma un "medicamento" sin control desde hace 10 años??.


Que cada cual tome sus conclusiones"

domingo, 12 de septiembre de 2010

Dislexia: niños entre 4 a 7 años, más propensos a padecer el trastorno

La dislexia es un trastorno de la lectura que imposibilita su comprensión correcta. Según estadísticas nacionales, el 15 por ciento de la población lo padece – esto es 1 de cada 7 personas -. Y, si bien es un problema infantil, se traslada a la adultez, por eso es necesario prestarle atención para que pueda ser tratada a tiempo y así, sus consecuencias más graves no afectarían inmediatamente. Con el propósito de dar a conocer este trastorno y de brindar algunos consejos para detectar su presencia en los niños, se trató esta problemática en el programa , emitido por y Canal 65 de Cablevisión.



En principio, se debe prestar atención a la franja etárea de 4 a 7 años, ya que es en esta etapa donde se presentan indicios del trastorno. Entre las dificultades más comunes aparecen los problemas con la lectura y las habilidades lingüísticas que el chico pueda ir desarrollando.


A su vez, del 15 por ciento de la población que padece de dislexia, el 80 por ciento tiene problemas al momento de leer y en el aprendizaje. Es en esta instancia donde el trastorno se hace presente y suele confundirse con las dificultades de atención, cuestiones madurativas y emocionales de los niños.

En el envío televisivo conducido por Jorge Kurrle, se dieron a conocer algunos ítems para que los padres y adultos comiencen a prestar mayor atención a esta problemática si el niño no recuerda secuencias simples, como contar hasta 20, el abecedario o los días de la semana; si no recuerda fácilmente directivas verbales, si no entiende la idea de las rimas; si no reconoce palabras que comienzan con la misma letra; si no usa palabras específicas para nombrar objetos; si no recuerda los nombres de los lugares o de las personas y si no entiende las relaciones de abajo-arriba, derecha – izquierda.

“Muchos padres dicen: ya va a pasar, cada uno tiene sus tiempos, y no es así. En primer grado el chico debe aprender a leer, sí o sí. Esto no es una cuestión de inteligencia o que el chico tenga más o menos voluntad, es un trastorno que se presenta y los papás y docentes deben estar atentos”, explicó Gabriela Neis.

En tanto, expertos en el tema recomiendan que una vez que se registren algunos de los síntomas en los niños, sus padres deben llevarlos a una psicopedagoga o al gabinete psicopedagogo del establecimiento educativo.
 
Fuente: http://www.noticiasdel6.com/

martes, 7 de septiembre de 2010

Lo malo de los parques o corralitos (II)

Fuente: http://visionyaprendizaje.blogspot.com/

Los parques son algo seguro que permiten que el niño esté controlado, que no esté gateando por cualquier sitio, para que sepamos en todo momento dónde está, y asegurarnos de que no corre ningún peligro. Esto le permite a los padres poder hacer otras cosas tranquilamente y con seguridad.





Pero:
Desde que el niño tiene la capacidad de coger cosas (para poder jugar, aprender y tener experiencias), y la de poder desplazarse (arrastrándose, gateando o andando), el parque es un espacio muy reducido que le impide el movimiento (más cuanto mayor es el niño); y también le impide desarrollar correctamente su control postural, su coordinación motora e integrar ciertos reflejos primitivos; por tanto, dificulta el correcto desarrollo motor y neurológico.
Desde el punto de vista visual, el parque acota su campo de visión (debido a los barrotes -los antiguos- o a la malla blanca actual bastante tupida que lo delimita). Para el bebé dentro del parque sólo existe lo que hay dentro de él, y ésto además de predisponer a la miopía, reduce su desarrollo de la capacidad de enfoque, de su flexibilidad acomodativa, de su visión binocular, de su visión en profundidad de las cosas (estereopsis), etc. En definitiva no le permite desarrollar su visión lejana y tener una buena coordinación ojo-mano fina o gruesa.
Si estamos ante un niño que sabe entretenerse solo con sus juguetes o sus libros, corremos el riesgo de olvidarnos de él y de dejarle demasiado tiempo en un espacio tan reducido mientras no se queje (NO DEBE ESTAR MÁS DE UNA HORA).
Además, limita las posibilidades que tiene de gatear con lo que ello conlleva. Una vez el niño inicie la etapa del gateo el parque debería dejar de utilizarse.

Para los padres incluso supone un riesgo físico grave:

El filo de la barandilla está a una altura que a la persona que debe inclinarse para coger al niño le supone una grave tensión en la espalda, dado que no permite que la persona pueda doblar las rodillas para levantar al niño, de forma que todo el peso recae en los brazos y en la parte superior de la espalda.
Un parque no debe sustituir a un hogar correctamente acondicionado. Una gran alternativa a él es una manta limpia en el suelo cuando el niño aún no gatea, no limita su campo visual y permite desarrollar su visión.

lunes, 6 de septiembre de 2010

VIDEO SOBRE TDAH EN 3:14 (La2)

Aquí os dejo este video sobre TDAH que pasaron por la 2 el otro día.





Prestar atención parece un simple acto de disciplina, pero muchas cosas suceden en nuestro cerebro cuando, de toda la información que recibimos, sólo le hacemos caso a una. Hay quien ha calculado que cada día consumimos 34 gigabytes de información. Pantallas, sonidos, personas, anuncios¿ todos compiten por nuestra atención. Para entender qué nos distrae y cómo podemos evitarlo hay que investigar qué pasa en nuestro cerebro. tres14 entrevista a Susana Martínez-Conde, neurobióloga y directora del Laboratorio de Neurociencia Visual del Instituto Neurológico Barrow de Phoenix en EEUU, que nos explica cómo se estudia la atención a través de los magos, unos auténticos ases manipulando nuestra atención.

http://www.rtve.es/television/20100330/atencion---tres14/325861.shtml

“Hiperactivos", libro imprescindible para tratar a niños difíciles en las escuelas de Madrid

2 de septiembre de 2010


De 365.000 niños en edad escolar en la Comunidad de Madrid, 15.000 sufren TDAH y precisan atención especial en las aulas y en casa.

Luis Rojas Marcos, Russell A. Barkley, Javier Urra, Marina Peña, Alberto Fernández Jaén, entre otros, aconsejan qué hacer en la escuela, en una obra de referencia para la gestión del TDA
Este curso habrá, al menos, un niño hiperactivo en cada aula.
El curso escolar alza de nuevo el telón y lo hará con, al menos, un niño hiperactivo en cada clase. El libro “Hiperactivos. Estrategias y técnicas para ayudarlos en casa y en la escuela” reúne a los mayores expertos mundiales, en una obra imprescindible para docentes. La editorial LOQUENOEXISTE propone a las escuelas de Madrid obtenerlo con un descuento del 50 por ciento.
¿En qué lugar de la clase debe sentarse un niño hiperactivo?, ¿con cuánto tiempo debe contar para hacer un examen?, ¿cómo mandar los deberes a un niño con TDAH?, ¿cómo castigarle?, ¿hay trucos para captar su atención? Las respuestas a éstas y otras preguntas se encuentran en este libro promovido por la Asociación de Niños con Síndrome de Hiperactividad y Déficit de Atención (A.N.S.H.D.A) y la editorial LoQueNoExiste.

Es un libro práctico para la gestión de la hiperactividad en España, pero aún falta concienciación en las escuelas, dicen los entendidos y, con este fin, la editorial lanza una oferta especial, este mes de septiembre, exclusiva para las escuelas. “la obra impresa podrá obtenerse a mitad de precio, a través de la editorial (web www.loquenoexiste.es), durante este mes y mantiene su PVP de 16 € en las tiendas y librerías del país. Cuenta también con una versión e-book (www.todoebook.com; www.elcorteingles.es y en www.loquenoexiste.es) al precio de 8 euros, para los que deseen el libro en versión digital.

Profesores, educadores y padres podrán encontrar técnicas y consejos para ayudar en el colegio y casa a niños con el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, TDAH. Los mayores expertos del mundo, Russel A. Barkley, Marina Peña, Alberto Fernández Jaén o Luis Rojas Marcos, explican cómo evitar el fracaso escolar de estos niños o qué hacer ante la conducta desafiante.
Cariño, especial atención, mano derecha, respeto y más cariño son, quizás, los medicamentos más eficaces para este trastorno; que pueden mejorar o anular los síntomas del TDAH, así como reducir o eliminar los efectos asociados. Esta obra, imprescindible en escuelas y centros educativos, aporta las herramientas claves al entorno de los niños afectados por el TDAH, al que muchos asocian el fracaso escolar y la falta de sociabilidad.

La obra se dirige tanto a padres, como a profesionales de la sanidad y profesores de niños afectados por un síndrome que afecta al 5% de escolarizados, jóvenes que no siempre reciben la atención necesaria debido al desconocimiento que existe en torno a este trastorno.

UN LIBRO CLAVE

En una primera parte, la obra recoge los testimonios personales de un joven afectado, de una madre que relata su experiencia con su hijo hiperactivo y del doctor Luis Rojas Marcos, catedrático de Psiquiatría y miembro de la Academia de Medicina de Nueva York, que recuerda cómo fue su infancia con TDAH.
Bajo el epígrafe “Las intervenciones científicas”, la segunda parte recopila las técnicas y recomendaciones expuestas por los expertos en Hiperactividad y Déficit de Atención (TDAH): Russell A. Barkley, profesor de Investigación del Departamento de Psiquiatría de la universidad médica The Suny Upstate en Siracusa (Nueva York); Javier Urra, psicólogo de la Fiscalía de Menores de la Comunidad de Madrid; Marina Peña, psicóloga costarricense experta en TDAH; Alberto Fernández Jaén, neuropediatra del Hospital La Zarzuela de Madrid; Jesús Bernal Hernández, director de Programas de Formación en Terapia Familiar del centro Antheo de Valladolid; Rubén O . Scandar, presidente de la Fundación de Neuropsicología Clínica de Buenos Aires; e Isabel Orjales, doctora en Pedagogía y profesora del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Facultad de Psicología de Educación a Distancia (UNED).

En el prólogo, Teresa Moras, presidenta de ANSHDA, admira el conocimiento y prestigio de los autores: “No es un libro de autor –como los que habitualmente hemos utilizado tanto padres como profesionales para conocer, comprender y tratar el trastorno-, sino una obra documental, en la que se incluyen opiniones sobre la mejora del diagnóstico y tratamiento”.

¿A quién afecta? Incidencia en España y por CC.AA:

El TDAH afecta a niños en edad escolar, a partir de los seis años, pese a que numerosos estudios indican que se está diagnosticando a menores de cuatro años. Entre un 5-8% de los niños en todo el panorama nacional sufre esta irregularidad.
Según el Instituto Nacional de Estadística, el número de niños con síndrome de hiperactividad se reparte de forma casi equitativa en las Comunidades Autónomas.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

El Exorcista

Tranquilos no voy a cambiar el tema del blog.



La otra noche en RNE hicieron una dramatización de "El exorcista" de William Peter Blatty. Como era a altas horas me dormí pero en un momento concreto algo hizo que volviera a prestar atención al relato que estaba en la escena donde un médico visita a Regan (la chica poseida). La escena se corresponde con la pag. 65 del libro, al menos de la edición que yo tengo.Decía literalmente así:

"...se sentó, habló un rato con Regan y observó su comportamiento; después se volvió a reunir con Chris y comenzó a escribir una  receta.
  - Parece tener un trastorno hipercinético del comportamiento.
  - ¿Un qué?
  - Un trastorno nervioso. Por lo menos, eso es lo que creo. No se sabe exactamente como se produce, pero es común en la primera adolescencia. Tiene todos los síntomas: hiperactividad, mal genio, poco rendimiento en matemáticas.
  - Sí, Matemáticas. Pero, ¿Por qué Matemáticas?
  - Perturban su concentración. - Arrancó la receta del pequeño talonario azul y se la alargó-. Es "Ritalina".
  -¿Qué?
  - Metilfenidato.
  - ¡Ah!
  - Diez miligramos, dos veces al día. Yo le aconsejaría una toma a las 8 de la mañana y otra a las 2 de la tarde.
Ella miraba la receta.
  - ¿Qué es? ¿Un tranquilizante?
  - Un estimulante
  - ¿Estimulante? ¡Si precisamente está sobrexcitada!
  - Su estado no es precisamente lo que aparenta [...] Es una forma de hipercompensación. Una reacción exaltada contra la depresión.
[...]
  - ¿cree que debo llevarla a un psiquiatra?
  - No. Yo esperaría a ver qué pasa con la ritalina. Creo que ahí está la clave. Espere dos o tres semanas."

La primera edición de esta obra data de 1972, de modo que pensé que seria interesante situar este fragmento en su contexto real de la época y conocer un poco más al autor, porque al menos a mi me chooca que hace 38 años un escritor hablara de los estimulantes en estos términos cuando aún hoy, a no ser que lo hayas vivido o seas un profesional, no es muy conocida la paradoja de administrar estimulantes para "calmar". Así pues me puse manos a la obra.

El autor.

Estadounidense nacido en 1928. Estudió en los jesuitas. Comenzó a escribir El Exorcista en la década de 1950, tras leer sobre un caso real de posesión satánica que aquejó a un joven de 14 años de Maryland a principios de la década de 1940. Blatty quedó tan intrigado con el fenómeno paranormal que investigó todo lo relacionado sobre éste. En esa época no se conocía mucho, científicamente hablando, acerca de la posesión satánica y del rito del exorcismo. Su novela fue publicada finalmente en 1972 y se convirtió en el éxito de la década.

El caso real

1949


Mount Rainier (Washington, USA)

El diario católico The Catholic Review publica una historia sucedida en un suburbio de Washington donde relata la posesión demoníaca de un adolescente de catorce años llamado Robbie Mannheim. El Washington Post publica, además, un artículo sobre posesiones. El joven Robbie deja de ser anónimo.

En aquella época un joven estudiante de la universidad de Georgetown (Washington D.C.) lee el artículo y toma notas. Seguirá haciéndolo durante los años siguientes convirtiendo sus notas en un diario del que hará uso cuando, siendo ya escritor, publique su libro “El exorcista”. El estudiante era William Peter Blatty.
Robbie solía jugar a la Ouija con su tía Harriet para tratar de ponerse en contacto con seres del más allá. Era una práctica habitual entre los dos, así que cuando Harriet falleció, Robbie no dudó en tratar de ponerse en contacto con ella a través de la Ouija.
A partir de aquel momento comenzaron a escucharse ruidos extraños en su casa, y poco a poco Robbie se convirtió en otra persona: blasfemaba, le aparecían cortes en el cuerpo, su comportamiento era cada vez más violento, más demoníaco. Se escuchaban pisadas debajo la cama, ruidos de arañazos, se veían levitar algunos objetos o los muebles se arrastraban solos por el piso...
Sus padres no dudaron en llevarlo al médico pero éste no vio nada extraño en la salud del adolescente y Robbie terminó visitando un psiquiatra. Por desgracia fue inútil.
Acudieron finalmente al arzobispado católico de Maryland para pedir ayuda y que se les concedieran los permisos necesarios para un exorcismo. El jesuita encargado, asistido por otros cinco religiosos, estaba lo suficientemente convencido como para realizarle un exorcismo, y durante la lucha que mantuvo con el ser que ocupaba el cuerpo de Robbie, fue atacado duramente. Robbie, que permanecía atado de manos, se libró de sus ataduras y con un muelle que se soltó de la cama, golpeó de tal manera al sacerdote que a éste tuvieron que ponerle más de cien puntos de sutura en el brazo. El niño poseído maldecía, poseía poderes mentales y una gran capacidad de sugestión, hablaba en idiomas que desconocía (como el latín) y forcejeaba continuamente.
Buscando en archivos casos antiguos, el jesuita decidió obligar al niño a colocarse una cadena llena de medallas de santos y a sostener una cruz durante el exorcismo. Se produjo una pelea final y brutal, pero finalmente el espíritu que poseía al niño desapareció.
El largo exorcismo –o los treinta exorcismos que se le hicieron- duró tres meses.
El hecho era lo suficientemente complicado como para que se tratara de mantener en secreto la identidad del niño que –desde enero a abril de 1949- había estado sufriendo cambios psíquicos relacionados, al parecer, con el demonio. No obstante los diarios dieron pistas y William Peter Blatty trató de llegar hasta el niño.

Se puso en contacto con el padre William Bowdern, quien había participado en el exorcismo, pero éste se negó a revelarle la identidad del niño y la familia. Por otro lado el propio Bowdern había escrito un diario durante el largo exorcismo de varios días, diario que hubiera deseado entonces para él Blatty, pero que en cambio llegó a manos de otro escritor: Thomas Allen (al que llegó a través del padre Walter Halloran, otro de los sacerdotes que participó en el exorcismo).
En el diario se contaba que el niño escupía, blasfemaba, se retorcía salvajemente y luchaba contra las oraciones de los religiosos. Según parece la posesión se manisfestaba de noche y duraba hasta el alba, y en la piel del adolescente aparecían algunas palabras como cortadas con cuchillo y sangrantes que decían “Hell” (Infierno) y “Spite” (rencor).

Pasaron veinticuatro noches antes de que Robbie abriera finalmente los ojos y dijera “Se ha ido”. Era el lunes de Pascua de 1949.

El tema llegó a deliberarse entre médicos y expertos que dedujeron que Robbie habría sufrido alguna enfermedad mental:

* Automatismo, que provoca acciones mecánicas o involuntarias, típico de algunas formas de esquizofrenia.


* Síndrome de Gilles de la Tourette: una perturbación de la personalidad en la cual el paciente grita de forma incontrolada, se contorsiona, emite sonidos similares a gruñidos y habla de forma ininteligible.


* Desorden obsesivo-compulsivo: se caracteriza por la necesidad de realizar acciones inútiles o inapropiadas, acompañadas por frecuentes ataques de ansiedad causados por motivos irreales.

Cuando Allen localizó a Robbie éste ya era un señor maduro, casado y con hijos, y los médicos que lo habían tratado no encontraron en él ningún síntoma de las enfermedades mentales arriba mencionadas. Se dice que no todos los exorcismos, más bien una mínima mínima mínima parte son reales, pero según el padre Halloran, que estuvo allí, la iglesia nunca admitiría que fue un exorcismo genuino. Claro que.... él estuvo allí y pertenecía a la Iglesia.
En 1998 se sabía de Robbie que era mayor de sesenta años y no tenía ningún recuerdo de aquella experiencia.

La "Ritalina"

La compañía farmacéutica CIBA (precursora de Novartis) lanzó el producto al mercado en 1955, con el nombre de Ritalin. Desde sus comienzos, fue utilizada para una serie de indicaciones. No tardarían en llegar los primeros reportes acerca de su utilidad en el tratamiento de la narcolepsia.[12] El Physician's Desk Reference de 1957 afirmaba, además, que estaba "indicado en fatiga crónica y estados letárgicos y depresivos, incluyendo aquellos asociados con agentes tranquilizantes y otras drogas, conducta senil perturbada, psiconeurosis y psicosis asociadas con depresión".[13]




A comienzos de los sesenta, se popularizó el uso del MFD para tratar a niños con TDAH, síndrome conocido en ese momento como "hiperactividad" o "disfunción cerebral mínima" (DCM). Por esos años, la Ritalina también lograba creciente renombre a causa de menciones periodísticas sobre su uso corriente entre celebridades del mundo de la política y de la ciencia, como el astronauta Buzz Aldrin y el matemático Paul Erdős.
Conclusión

Repasando un poco la história hemos podido comprobar que el uso de Ritalina era "popular" en esos años y que el autor siguió un caso real muy de cerca para escribir el libro. También hemos visto que los médicos debatieron sobre el tema. Y el caso es que nada es tan diferente a hoy en día, los nombres han cambiado algo .....pero si el peque es estadisticamente diferente se le da metilfenidato y funcionando. Al menos ya no hacemos exorcismos...¿o sí?



http://es.wikipedia.org/wiki/William_Peter_Blatty
http://www.kruela.ciberanika.com/misce5.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Metilfenidato

Lo malo de los parques, las hamacas, los tacatás y los canguros (I)

Fuente: http://visionyaprendizaje.blogspot.com/
Gracias Rosa M.

Llevo mucho tiempo queriendo escribir esta entrada, debido al gran uso que los padres dan en la actualidad a estos 4 “enseres” y la falta de información que hay respecto a ellos. He fraccionado la información en 6 entradas para no saturar y que sea más fácil y rápido de leer.



Estos 4 útiles utensilios en los primeros meses de vida de un niño, son considerados por muchos padres como "grandes inventos imprescindibles" que les ayudan en gran medida en el día a día del crecimiento de su hijo.

En el artículo de blogs.20minutos.es/madrereciente/ “¿Qué es realmente imprescindible cuándo se tiene un bebé?” define perfectamente cuál fue su utilidad para la escritora y madre:

HAMACA - Para tenerle en casa tumbado y contento. Viene bien para llevarte el bebé por toda la casa. Yo hasta lo metía en el baño mientras me duchaba y jugaba a esconderme y salir tras la mampara.

PARQUE - Es el equivalente a la hamaca cuando son mayores. Ahí aguanta un rato con sus libros y juguetes mientras hago otras cosas. Yo como parque uso una cuna de viaje que me prestaron y sirve perfectamente.

MOCHILA PORTABEBÉS O CANGURO - Es muy práctica durante unos meses si se sale de viaje y se va a ir a sitios en los que el carrito es un estorbo. También si, como en mi caso, se vive en un tercero sin ascensor.

Y una de sus lectoras de este artículo manifestó su opinión respecto al último:

TACATÁ, CORREPASILLO O ANDADOR - Genial para cuando ya no para quieto y tienes que hacer las cosas de casa. Mi salvación!!

Tengo que reconocer que efectivamente todos estos enseres tienen su utilidad y que como dirían las abuelas, ya uno de ellos (el parque), lo usamos nosotros mismos cuando éramos niños y mal no salimos, verdad? ;-)

Otros enseres que comenta el artículo como la bañerita de plástico, el cambiador, la trona o tooodos los utensilios para la alimentación del niño, no son más que simples instrumentos que la evolución y los fabricantes han visto su filón para hacer las cosas más fáciles a los padres, pero NADA es imprescindible. Que se lo digan no sólo a nuestras madres, sino a todas aquellas madres actuales que tras el segundo o el tercero hijo la maña y la experiencia han sustituido a todos estos “aparatos”.

Pues la verdadera realidad de estos 4 enseres es otra.

Sencillamente, permiten más libertad y comodidad a los padres para hacer otras cosas mientras el niño está “aparcado” y controlado. Vale, no he dicho nada que nadie no supiera antes, y sí, el niño disfruta entre las 4 paredes del parque con sus juguetes, o sentadito cómodamente en su hamaca, o correteando en su tacatá o calentito junto el pecho de su madre o padre. El niño se adapta a lo que hay. PERO SÓLO ESO. NO TIENEN CASI NINGÚN BENEFICIO PARA EL NIÑO, Y SÍ MUCHOS INCOVENIENTES.

Analicemos cada uno por separado en posteriores entradas…

Lo malo de los parques o corralitos (II)

Lo malo de los canguros o mochilas portabebés (III)

Lo malo de las hamacas y cestitos (tipo maxicosi) (IV)

Lo malo de los tacatás o andadores (V)

CONCLUSIÓN: Lo malo de los parques, las hamacas, los tacatás y los canguros (VI)
Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia