miércoles, 28 de abril de 2010

OPTOMETRIA: Problemas de Desarrollo y Aprendizaje

El aprendizaje, o los aprendizajes, podríamos definirlos como las respuestas estereotipadas del individuo ante determinados estímulos y/ determinadas situaciones.


Aprendizaje, Desarrollo, Comportamiento, Conductas, son términos vinculados.



Son muchos los Aprendizajes que realiza el Ser Humano:
Aprendizaje motor: aprendizaje gravitacional
Aprendizaje Visual
Aprender a Hablar
Aprender a Leer
Aprender a Escribir
Aprender a Pensar

Un problema del aprendizaje es un término general que describe problemas del aprendizaje específicos.
Cuando hablamos de Problemas de Aprendizaje la mayoría de los profesionales, nos referimos a problemas en los Aprendizajes de Nivel Superior, como es la Lectura, Escritura, Matemáticas, Procesos Cognitivos… pero el ser humano va desarrollando y progresando en Niveles de Aprendizaje, de manera que difícilmente conseguirá alcanzar un óptimo Nivel de Aprendizaje Cognitivo (desarrollo de la lógica) si no ha realizado un óptimo Aprendizaje Motor, porque primero ha de establecer en un orden jerárquico una estructura sólida que le permita crecer de forma firme.

Cada Aprendizaje que realizamos sigue el siguiente patrón:

 

Necesitamos valorar:

1.- ENTRADA DE LA INFORMACIÓN SENSORIAL

Cualquier dificultad en los Sistemas Sensoriales: Tacto, Propiocepción, Audición, Visión, va a hacer que la información registrada por los distintos Niveles de Procesamiento no llegue adecuadamente y por tanto la salida de la información será inadecuada.

2.- NIVEL DE PROCESAMIENTO DE LA INFORMACIÓN

Existen distintos niveles de procesamiento de la información dependiendo del Desarrollo de la persona. En muchos casos nos encontramos con bloqueos que hacen que el nivel de procesamiento sea inferior a lo esperado para la edad cronológica del paciente.

Es necesario valorar el Nivel de Procesamiento, diferencias significativas entre el Procesamiento Secuencial (Hemisferio Izquierdo) y el Procesamiento Global (Hemisferio Derecho), para establecer el nivel de funcionamiento y las terapias adecuadas para resolver esta situación.

3.- RESPUESTA MOTORA

Conducta, comportamiento, respuesta que da el individuo ante un determinado estímulo.
Depende de las otras dos áreas.
Son estas respuestas motoras las que evidencian los problemas de aprendizaje:
Lectura
Escritura
Coordinación Ojo-Mano
Patrones de movimiento
Expresión oral y escrita.

No podemos olvidar que este nivel está completamente vinculado e influenciado por los dos anteriores, por lo que sí sólo realizamos terapias para resolver las dificultades de salida de la información y nos olvidamos de evaluar y tratar las áreas de entrada de información y procesamiento, no estaremos resolviendo el problema. En muchos casos lo máximo que conseguimos, después de horas y horas de ejercicios de escritura, lectura, realización de esquemas, resúmenes… es dar al paciente estrategias para resolver la situación actual, sin crear el ESQUEMA que le ayude a avanzar en su desarrollo.

La Visión es el último sistema sensorial en desarrollarse. Depende del resto de sistemas sensoriales y una vez alcanzado su máximo potencial (aproximadamente a los 8 años), viene a sustituir al resto.
A través de la Visión el niño/a determina: colores, formas, grosores, texturas, limites espaciales, velocidades, ritmos, visualiza palabras, sonidos, imágenes, conceptos, se proyecta en el espacio y en el tiempo.
Todo lo que el niño ve, como lo interpreta y la velocidad y habilidad de reconocimiento visual, determina la mayoría de las actividades de respuesta.

Por todo ello, cuando tenemos:

Posturas corporales anómalas, especialmente cuando estamos parados o quietos
Problemas de Coordinación Ojo-mano, tanto en las actividades motoras gruesas (coordinación corporal, deportes) como las discriminativas (dibujo, recortar…)
Problemas de Lectura
Problemas de Escritura
Dificultades con las matemáticas tanto en actividades de cálculo como de pensamiento matemático
Desarrollo Lógico-deductivo
Expresión y organización de la información tanto a nivel oral como escrito
Hemos de pensar si el niño/a tiene:

Estructura Neurofisiológica adecuada
Sistemas Sensoriales Íntegros, especialmente el Sistema Visual
Nivel de Procesamiento de la Información bien desarrollado
Respuestas Motoras Adecuadas

La evaluación de estos niveles nos permite encontrar los bloqueos y dificultades y actuar de manera más segura para resolver el problema de aprendizaje del niño

Fuente: Sociedad Internacional de Optometria del desarrollo y del comportamiento http://www.siodec.com/

OPTOMETRIA: Problemas de Atención

Cada segundo llegan a nuestro cerebro, a través de los órganos sensoriales, 10.000 millones de bits de información y de estos sólo 100bits acceden a las zonas más elevadas de nuestro Cortex cerebral (lóbulo prefrontal). Esta capacidad de seleccionar o filtrar la información es lo que llamamos ATENCIÓN.




Tendemos a definir los problemas de atención como “Déficit de Atención” y esto nos puede llevar al error de pensar que todas las personas con problemas atencionales tienen dificultad para prestar atención.

Habría que diferenciar entre:

Déficit de atención o dificultad para prestar atención. En este caso normalmente el problema es de entrada de la información sensorial, ya sea visual, auditiva, táctil, propioceptivos…
Problemas de Sostenimiento de la Atención: incapacidad para sostener la Atención en el tiempo.
Problemas de Atención Dividida: incapacidad para prestar atención a una tarea simultáneamente a la realización de otra. Por ejemplo cuando copiamos información de la pizarra y al mismo tiempo escuchamos la información que nos da el profesor.
Interferencias Periféricas o Ambientales: problemas para decidir donde prestar atención. Es un problema para filtrar el estímulo adecuado.
Teniendo en cuenta que el 80% de la información sensorial que procesamos pertenece al Sistema Visual, cualquier interferencia que tengamos con nuestra visión, nos puede llevar a tener problemas de atención.
Es importante realizar un Examen de Rendimiento Visual para valorar si los Problemas Atencionales están o no relacionados con la Visión.

Tips para enseñar a tus hijos a tener éxito escolar

El caos es el peor enemigo del estudio: si tu hijo no sabe administrar su tiempo y sus materiales escolares, es probable que tampoco aprenda lo que le enseñan en el aula. Si quieres echarle una mano para que este año sea un éxito, lee estos consejos.


Organizarse paso a paso

Buscar libros a último momento, salir corriendo a comprar papel, hacer las tareas el domingo por la noche a las apuradas, faltar a clases: todos estos desórdenes son los peores enemigos del estudio de tu hijo. Por eso, enseñarle a que se organice antes del es fundamental para que saque buenas notas. De acuerdo con una encuesta encabezada por la especialista en educación Stacy DeBroff, presidenta y fundadora de un sitio de guía para madres, más de la mitad de los padres sienten que no pueden ayudar a sus hijos a organizarse para la escuela: se sienten superados por una tarea que, en realidad, es bastante simple. "Ahora es el momento perfecto para que los padres les enseñen a ser organizados para aprender", dice DeBroff. "Sólo hace falta un poco de preparación".



¿Qué no tienes tiempo? Pues no hace falta demasiado: después de tu trabajo puedes dedicar unos minutos a ayudar a los chicos. Sigue estos pasos y recuerda que lo que les enseñes ahora les quedará para toda su vida.:

Asegúrate de que tenga materiales escolares . Vete de compras con él y no olvides poner en la cesta un buen cúmulo de papel. Que tenga papel blanco y cuadernos para todo el año. Si sales corriendo a comprar cosas a mitad de clases, le estarás dando una imagen de caos que no te conviene.

Decora su habitación para que pueda estudiar. Una buena idea es que tenga su propio escritorio. En él debe haber un porta lápices, una pizarra y una resma de papel. Haz una estantería o biblioteca para que ponga y encuentre fácilmente sus libros. No dejes que los tenga tirados por las mesas o en la cama.
Explícale para qué sirven las pizarras. Dile que allí anotará todas las tareas pendientes que tenga para la semana.
Enséñale a priorizar: nunca dejes que llegue y se vaya a ver televisión o a jugar. Tiene que comprender que debe dedicarle la primera hora a las tareas, siempre en el mismo momento del día, así se libera para más tarde y puede hacer lo que quiera.
Asegúrate de que tenga los libros que necesita. Cuando llegue de la escuela, debe tener los textos escolares necesarios para estudiar. Pedirlos prestados a último momento sólo hará que tu niño perciba caos y falta de planificación.
Desarrolla un plan. Antes del regreso a clases habla con el maestro y arma un organigrama: te tomará solo una hora. Así podrás seguir de cerca sus tareas.
No lo atosigues, pero no lo dejes solo. Cuando comience a hacer tareas en el tiempo diario previsto, intenta estar cerca para que te pregunte lo que sea. Pero no estés encima. Debes dejar que tome confianza en sí mismo y que sepa que sólo puede resolver las cosas.
Quita el televisor de la habitación. Es importante que tu hijo sepa que hay un sitio para ver televisión y otro para estudiar. No pongas un aparato en su cuarto, ni permitas que haga tareas mientras mira programas.
No dejes todo librado a la tecnología. La computadora e Internet pueden servir para buscar contenidos, pero no dejes que saque todo de allí. Enséñale a buscar en libros, a marcar las páginas y a buscar en el papel. Esto lo ayudará a memorizar lo que estudia.
Pídele orden. Antes de que salga a jugar, dile que debe dejar ordenados los materiales. Los libros en la biblioteca, el papel en el escritorio y los lápices guardados. Debe sentir que terminó completamente la tarea antes de pasar a otra cosa.
Hazle de rutinas. La rutina puede parecer aburrida, pero en la educación hace maravillas. No hagas planes durante la semana que alteren su ritmo de estudio. Ya verás que si tiene una rutina, con media hora diaria estará completamente al día con las tareas.
Si quieres que él se ordene, no se lo digas con mala cara: la regla número uno para que un chico encare bien el estudio es que lo haga con alegría. "Mi consejo número uno para los padres es ser positivos", dice Ron Clark, maestro, fundador de una academia de estudios y autor de varios libros sobre educación.
No tenemos que olvidar que nosotros somos los que damos el ánimo con el que retomarán las clases", afirma Clark. Por eso, no te lo tomes como una tarea maratónica. Más bien, llévalo a comprar los materiales y enséñale a ordenarlos como si se tratara de un juego. Déjalo que elija, que se entusiasme con los cuadernos, que te pida. Es importante que te comprometas con su estudio. No vayas a la escuela cinco minutos antes, o sólo cuando te llaman a reuniones, porque entonces no sabrás si tu hijo está cumpliendo con el plan anual. Una buena idea es ir a hablar con los maestros para saber qué les enseñarán de aquí a fin de año: si toca la Guerra Civil, alquílale películas sobre el tema, si le explicarán las fracciones, inventa algún juego con el que pueda practicarlas. Según Clark, puede que el maestro no te guste, pero nunca debes hablar mal de él delante de tu hijo, porque entonces no se tomará el estudio en serio. "Si hablas mal, tu hijo no lo respetará y la situación se tornará cada vez peor", explica. Además de inculcarle alegría y respeto por el maestro como primeros pasos, tienes que lograr que el niño comprenda que la educación es su compromiso principal. Nunca lo dejes ausentarse o hagas que falte para otras citas como cortarse el pelo o ir a visitar a algún pariente. "Si haces eso", explica Clark, "estás enviando mensajes contradictorios".

Gisela Valera. Psicopedagoga

Md.Ed en Educ. Cognitiva


Fuente: http://psicopedagogias.blogspot.com/

lunes, 26 de abril de 2010

"NO PODEMOS CONSENTIR QUE SE MEDICALICE A LOS NIÑOS" - Reportaje a Juan Pundik

por Antonio F. Muro
En: http://www.dsalud.com/numero104_3.htm

Millones de niños de todo el mundo están siendo hoy injustificadamente medicalizados para "tratar" presuntos "trastornos de conducta". De hecho tanto la Unión Europea como la FDA han autorizado recientemente que se administre Prozac a niños y adolescentes cuando se trata de un producto cuyo consumo, bien solo, bien combinado con otros fármacos aparentemente menos peligrosos -como algunas medicinas para la tos y el resfriado, los anticonvulsivos o medicamentos para aliviar la migraña o perder peso- puede resultar muy peligroso. Y claro, la reacción no se ha hecho esperar. Juan Pundik, presidente de Filium (Asociación para la Prevención del Maltrato del Niño) y promotor de la Plataforma Internacional contra la Medicalización de la Infancia, ha decidido enfrentarse a esa decisión. Y es que es intolerable que la industria farmacéutica haya decidido clasificar a niños y jóvenes sanos pero inquietos y rebeldes en enfermos a los que suministrar fármacos sólo para ganar dinero.



Juan Pundik -psicoanalista con más de 40 años de experiencia- es fundador y director de la Escuela Española de Psicoterapia y Psicoanálisis, fundador y presidente de FILIUM, Asociación para la Prevención del Maltrato al Niño, y fundador y presidente del Comité Ejecutivo de la Comisión Nacional del Día del Niño. Es asimismo autor de varios libros entre los que destacan ¿Qué es el psicoanalisis?, El niño hiperactivo y Prozac ¿sí o no? Y, por si fuera poco, actualmente dirige la Plataforma Internacional contra el Prozac y la Medicalización de la Infancia.

Debemos decir que Pundik se dedica a la defensa de la infancia desde que llegara a Madrid desde Buenos Aires escapando de la dictadura militar. Corría de hecho el año 1977 cuando fundó FILIUM, la primera asociación de este tipo que se constituyó en nuestro país. Y resulta realmente revelador que desde el comienzo incluyera entre lo que considera maltrato el exceso de medicación infantil convirtiendo el tema en uno de sus principales campos de actuación.
Pues bien, en junio de 2006, tras leer en la prensa que la Agencia Europea del Medicamento había emitido un dictamen favorable a la prescripción del Prozac a menores de 18 años -hasta ese momento prohibido- decidió constituir de inmediato la Plataforma Internacional contra el Prozac y la Medicalización de la Infancia cuyo primer acto oficial fue dirigir un escrito al Presidente de la Comisión Europea solicitándole que no autorizara su comercialización a menores, petición que apoyaría adjuntando la documentación médica y científica existente sobre los terribles efectos adversos que el Prozac puede llegar a provocar en adultos y, por tanto, aún más en niños.
Como cabía esperar Pundik no recibiría respuesta pero a diferencia de lo que suele hacer el español medio -que tras un primer arranque de indignación desiste de reclamar sus derechos al primer contratiempo- este hombre reiteró sus escritos mes tras mes hasta que, por fin, recibió respuesta. Lo sorprendente fue que -emitida con fecha 30 de agosto del 2006- estaba firmada por Martín Terberger, Jefe de la Unidad de Productos Farmacéuticos y Bienes de Consumo de la Dirección General de Empresa e Industria de la Comisión Europea. Una respuesta que venía a confirmar la autorización e, indirectamente, desvelaba la realidad del problema: la aprobación de un medicamento como el Prozac no es para las autoridades europeas una cuestión de salud pública sino algo relacionado con la empresa y la industria.
"Que la respuesta -nos diría Pundik- procediera de la Dirección de Industria y Comercio y no de la de Salud Pública de la Comisión Europea, y que se considerara para su aprobación suficiente el informe de Lilly, el propio laboratorio fabricante del producto, me pareció una flagrante tomadura de pelo, una corruptela. Y todo el procedimiento una falta de transparencia del funcionamiento de la Unión. Así lo denuncié ante el Parlamento Europeo que dio curso a la denuncia y me invitó a presentar mis alegaciones en Bruselas el pasado 22 de noviembre del 2007 dando ello lugar a un expediente que se mantiene abierto". Cabe añadir que las cartas intercambiadas, los fundamentos y las alegaciones de Pundik pueden leerse en www.filium.org.

El caso es que Pundik hablaría efectivamente ante los diputados del Parlamento Europeo y tuvo una intervención apasionada apoyada en datos científicos y médicos tras la que solicitó cuatro cosas:

1º) Que se derogue la autorización para administrar Prozac (fluoxetina) a niños y adolescentes menores de 18 años que fue concedida con la mera petición del fabricante del producto, Laboratorios Lilly.
2º) Que se derogue el artículo 6 del Reglamento de la Comisión Europea que permite delegar en el propio laboratorio que solicita la comercialización de un nuevo medicamento la investigación sobre los presuntos beneficios del fármaco, sus contraindicaciones y los posibles efectos adversos.
3º) Que se abra de inmediato una investigación sobre las autorizaciones concedidas por la Agencia Europea del Medicamento a todos los productos medicinales aprobados mediante tan aberrante procedimiento.
4º) Que se establezca un ordenamiento jurídico transparente mediante el cual las autorizaciones para la administración de sustancias medicinales sólo se concedan tras estudios, pruebas e investigaciones que hayan sido realizadas por organismos claramente independientes de la industria farmacéutica y no por ésta aunque sean los laboratorios interesados quienes las financien.

Obviamente quisimos hablar con él.

UN ATENTADO SOCIAL

-Señor Pundik, debe ser usted de los pocos profesionales de la Salud que se ha hecho oír en el Parlamento Europeo alzando su voz contra la medicalización de la infancia.

-Que yo sepa, nadie había utilizado este cauce. Probablemente por desconocimiento de los derechos que los ciudadanos europeos tenemos de apelar ante las jóvenes instituciones de nuestra Unión que, quizás por esa misma juventud y su europeísmo, funcionan con comportamientos más democráticos que nuestros organismos gubernamentales nacionales, irrespetuosos con sus ciudadanos por la herencia de las tradiciones totalitarias.

-¿Qué quiere decir cuando utiliza el término "medicalización"?

-Medicalización es un superlativo de medicación que he acuñado para cuestionar la sobremedicación y la medicación inadecuada. Apoyo mis conclusiones en sectores y revistas médicas que están concretamente en contra de los excesos e inadecuación de las prescripciones y proveen información e investigaciones actualizadas al respecto.

-¿Qué fármacos considera usted que están siendo prescritos en exceso y de forma inadecuada?

-Como parte de esta campaña antimedicalización en abril del 2006 publiqué El niño hiperactivo, obra en la que denuncié la masiva prescripción de Rubifen, Concerta, Ritalin y metilfenidato a la que en general está siendo sometida la infancia. Denuncié la inexistencia del TDAH o Trastorno del Déficit de Atención con o sin hiperactividad, de la corrupta biblia psiquiátrica que representa el DSM -manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales- y de la "cocaína pediátrica" en la que en realidad consiste el metilfenidato y sus dramáticas consecuencias.
No olvidemos que el prospecto del Rubifen indica como posibles efectos secundarios sequedad de boca, vértigo, dolor de cabeza, insomnio, náuseas, nerviosismo, palpitaciones, reacciones cutáneas y alteraciones de la presión arterial. Y que según algunos estudios puede llegar a producir la muerte súbita del niño. Un dechado de virtudes. El mismo prospecto indica que no debe administrarse a niños menores de 6 años y advierte a su vez de que su uso puede generar dependencia de tipo anfetamínico.
Hoy el metilfenidato, inhibidor selectivo de la recaptación de dopamina, noradrenalina y serotonina, está considerada una de las drogas más adictivas. La web de la Agencia Antidroga Norteamericana (DEA) indica que las reacciones a la cocaína, anfetamina o metilfenidato, cuando se administran de la misma manera a dosis comparables, producen efectos casi idénticos.
En cuanto al Prozac en noviembre del 2006 publiqué un libro sobre él. El Prozac, la fluoxetina, es un Inhibidor Selectivo de la Recaptación de la Serotonina. Y en la propia información que ofrecen los laboratorios fabricantes en sus prospectos se advierte ya de las posibles reacciones adversas que su ingesta puede producir: ansiedad, nerviosismo, insomnio, somnolencia, astenia, temblor, sudoración, anorexia, náuseas, diarrea, mareo, cefalea, sequedad de boca, dispepsia, vómitos, síncope, arritmia cardiaca, anomalías en las pruebas de función hepática, hipo e hipertiroidismo, aumento del tiempo de hemorragia, síndrome cerebral agudo, convulsiones, prurito, urticaria, reacción anafiláctica, vasculitis, síndrome neuroléptico maligno, fotosensibilidad, secreción inadecuada de hormona antidiurética, equimosis, reacciones maníacas, alteraciones del sueño, de la concentración o del pensamiento, problemas miccionales, priapismo, disfunción sexual, alopecia, visión borrosa y midriasis. Además con posterioridad a su autorización la FDA advertiría de la posibilidad de que la fluoxetina pueda provocar también conductas suicidas en niños y adolescentes.

-¿Cree usted que los padres saben realmente qué están dando a sus hijos y sus posibles consecuencias a medio y largo plazo?

-Estoy seguro de que no. Están sufriendo un lavado de cerebro a causa de la gran presión que ejerce la industria farmacéutica que tiene comprados a muchos médicos, medios de comunicación y funcionarios de la administración sanitaria, y confundidos a otros. También a los docentes.

-¿Cree usted que lo saben los psiquiatras?

-Nunca he considerado a la Psiquiatría una especialidad médica sino uno de los brazos de las fuerzas de represión de los estados. Cuando el problema mental que padece una persona es de origen psíquico su tratamiento y cura nos corresponde a los psicoanalistas. Y si el origen es orgánico a los neurólogos. La verdad es que hoy la mayoría de los psiquiatras, aparte de ejercer ese papel represivo, son meros agentes comerciales de los laboratorios farmacéuticos.

-¿Se explica adecuadamente a los padres que acuden con un problema de comportamiento al médico que el peligro no sólo radica en los propios efectos secundarios del fármaco sino en la combinación con otros fármacos?

-Los médicos no suelen ni escuchar ni dar explicaciones a los que les consultan. Los medicamentos para la tos y el resfriado que contienen dextrometorfán, el anticonvulsivo valproato, triptanos como el Imitrex usados para atender y prevenir migrañas, el antibiótico Xyvox (linezolida), algunos fármacos para combatir la náusea, el fármaco para combatir el mal de Parkinson L-dopa, el medicamento Meridia para la pérdida de peso (sibutramina) y el litio así como varias drogas -incluidas el éxtasis, el LSD y las anfetaminas- pueden, al entrar en combinación con los antidepresivos o entre sí, provocar reacciones adversas peligrosas para la salud.

-¿No sería entonces necesario realizar más estudios a largo plazo, entre los grupos de población adecuados, de las posibles interacciones de los antidepresivos con otros fármacos comunes antes de seguir medicando a nuestros jóvenes?

-No creo que falten estudios. Las autoridades sanitarias y gran parte de los médicos se someten a la publicidad, la presión y/o las prebendas corruptoras de la poderosa industria farmacéutica. Todos los antidepresivos de la clase de los Inhibidores Selectivos de la Recaptación de la Serotonina, 11 antiepilépticos, un fármaco para la obesidad y el tabaquismo y otro para dejar de fumar engrosan ya la lista de medicamentos que están bajo estricta vigilancia de las autoridades sanitarias por el posible riesgo de que su uso provoque ideas e intentos de suicidio. Aunque ese peligro fue observado ya en un primer momento en productos destinados a tratar trastornos mentales todo parece indicar que la alerta podría extenderse pronto a moléculas farmacológicas para enfermedades muy diversas como, por ejemplo, la incontinencia urinaria.

-¿Es el mensaje de "incitación al suicidio" o "incitación a comportamientos agresivos" un mensaje exagerado de los enemigos de la Psiquiatría, principal defensora del consumo de fármacos para lo que denomina "trastornos del comportamiento"?

-Contra el corrupto, delictivo e inmoral proceder de la industria farmacéutica, sus empleados a sueldo de la FDA, de la Agencia Europea del Medicamento, de las agencias nacionales del medicamento, de los editores del DSM y de la medicina todo intento de exageración se queda corto. Sus métodos delictivos no tienen límite. Mire, si se consiguen ejecutar y hacer efectivas las multimillonarias indemnizaciones dictadas a favor de los damnificados de esta inescrupulosa industria y sus venenosos productos es posible que en los próximos años muchos de esos grandes imperios desaparezcan al no poder afrontar el pago.

PRESCRIPCIONES IRRESPONSABLES

-¿No teme que sus consideraciones se tilden de exageradas y radicales?

-La lucha contra un enemigo tan poderoso, inescrupuloso y mafioso tiene que ser radical. Todas las empresas y casi todos los funcionarios gubernamentales utilizan parecidos métodos de pillaje pero en última instancia se quedan con nuestro dinero y nuestros bienes. La gran industria farmacéutica nos roba además la salud y la vida. A la multinacional Merck, Sharpe & Dohme se la considera en Estados Unidos responsable de 140.000 muertes e infartos como consecuencia de la ingesta de su antiinflamatorio VIOXX, ayer autorizado y hoy prohibido por los mismos corruptos e intervenidos funcionarios de la FDA. Los jueces que han dictado condenas de indemnizaciones multimillonarias a favor de sus víctimas y sus deudos están en posesión de documentos internos de la empresa que indicaban que los investigadores habían advertido de los riesgos. Una sola condena judicial les obligó a pagar 212 millones de dólares a una mujer por la muerte de su marido que tuvo lugar por la ingesta de ese fármaco. Y ya hay miles de juicios parecidos en todo el mundo, incluida España. Al conocerse estas noticias la empresa perdió en muy poco tiempo 28.000 millones de dólares al caer estrepitosamente el valor de sus acciones en Wall Street.

-Siempre que se critica el uso de los fármacos aprobados para tratar las depresiones o el TDAH se contraataca aduciendo, primero, que es un fármaco autorizado; y segundo, que todo es cuestión de dosis. Kate Gelperin, revisora de normas de seguridad de la FDA, tras una revisión de un gran número de estudios al respecto señaló: "El hallazgo más importante de esta revisión es que las señales de psicosis o manía, particularmente alucinaciones, pueden acaecer en pacientes sin factores de riesgo identificables a las dosis usuales de cualquiera de las drogas ADHD". ¿Existe de verdad una dosis buena o adecuada cuando hablamos de estos fármacos?

-La fabricación y autorización de estas sustancias están en manos de delincuentes que mediante sus contribuciones económicas corruptas hacen cómplices a parte de la clase médica y a los editores del DSM que se dedican a tipificar como patológicos los comportamientos y vicisitudes normales de nuestras vidas cotidianas. En ningún caso venenos como la talidomida, el Vioxx, las fluoxetinas, las paroxetinas y otros inhibidores de la recaptación de la serotonina, el metilfenidato, la cocaína o la heroína pueden producir efectos beneficiosos, independientemente de cuál sea la dosis que se ingiera.

-Entre los efectos secundarios que puede provocar el Rubifen el prospecto habla de hiperactividad. ¿No le parece curioso que un medicamento para la hiperactividad pueda producir hiperactividad?

-Están obligados a incluir los riesgos por los Ministerios de Sanidad. Los ansiolíticos advierten que pueden provocar ansiedad, los antidepresivos que pueden desencadenar episodios de depresión, los inductores del sueño que pueden provocar insomnio y los antiepilépticos que pueden provocar convulsiones. Estas prevenciones las utilizan para protegerse y defenderse de las demandas judiciales. Los enfermos deberían entender que ingieren siempre los fármacos bajo su responsabilidad porque se supone que conocen los riesgos y han sido informados de ello por el médico que se los prescribe. Con las advertencias de los riesgos del fumar en cada cajetilla la industria tabacalera frena las demandas de los actuales fumadores.

-Detrás de acontecimientos violentos, suicidios o tiroteos como el ocurrido no hace muchas semanas en Illinois y que finalizó con la muerte de seis personas se encuentran con mucha frecuencia personas medicándose con fármacos como Paxil o Prozac. ¿Está clara en tales casos la frontera entre violencia espontánea y violencia inducida por la medicación?

-Yo no establecería ninguna frontera entre la violencia y las consecuencias producidas por la ingesta de psicotrópicos, alcohol u otras sustancias prohibidas y perseguidas.

-GlaxoSmithKline ha recibido una petición de un Comité del Congreso de Estados Unidos para que explique los resultados de un informe que demuestra que ya en 1989 tenían conocimiento de que Paxil aumenta el riesgo de suicidio en más de 8 veces en comparación con los pacientes que recibieron un placebo. ¿Encuentra alguna explicación al hecho de que los parlamentarios norteamericanos se molesten en investigar y llevar al Congreso o al Senado a las compañías farmacéuticas acusadas de ocultación de datos mientras en Europa miramos hacia otra parte?

-Estados Unidos es un país profundamente democrático. En Europa sólo lo son Gran Bretaña, Dinamarca y Suecia. Todos los demás miraron hacia otra parte cuando la Unión Soviética o la Alemania nazi los sometía. La historia del siglo pasado de Europa, como la de España, está falsificada por los que siguen mirando hacia otra parte. No obstante, la aceptación de mi denuncia por el Parlamento Europeo, mi presencia en Bruselas y el que la denuncia se mantenga abierta me hacen ser más optimista y creer que en Bruselas soplan vientos de cambio que pueden limpiarla de muchos de los actuales dirigentes corruptos.

-¿Que piensa de la validez de la investigación científica encargada por los laboratorios farmacéuticos?

-Le voy a contestar con una cita. El doctor Amir Raz, psiquiatra de la Universidad de Columbia (EEUU), decía en un artículo publicado en la revista PLoS Medicine que "la influencia de la industria farmacéutica impregnaba la ciencia a tal punto que el mensaje transmitido a la prensa popular y al público era habitualmente tergiversado para enfatizar los beneficios por encima de los riesgos". Raz agregaba que "la presión comercial no era el único 'culpable' y que la responsabilidad también recaía sobre los investigadores ansiosos por promocionar sus últimos descubrimientos, todo lo cual llevaba incluso a enturbiar los resultados de las investigaciones".

CONSECUENCIAS POLÍTICAS

-Usted ha denunciado en persona ante el Parlamento Europeo el artículo 6 del Reglamento de la Comisión Europea nº 1084/2003 que concede al titular del producto farmacéutico cuya autorización se solicita facilitar los datos de la investigación realizada sobre la que se fundamenta su petición. Ese informe basta para que la EMEA conceda su dictamen favorable y lo pase a la firma de la Comisión Europea. Por lo que sabemos, allí mismo, en su cara, les dijo "Es un flagrante caso de legalización de la corrupción de la industria farmacéutica que nos hace considerar que la Comisión de la Unión Europea funciona con una falta de transparencia y de eficacia que pone nuestra salud y nuestras vidas en riesgo y a merced del objetivo de lucro de la industria farmacéutica que ha sido la responsable, entre otras, del Vioxx, de la monstruosa talidomida y de sus nefastas consecuencias". ¿Realmente espera conseguir algo con denuncias como ésta?

-He sido un militante de la denuncia contra la injusticia, la corrupción, las dictaduras, el militarismo y la represión política desde los 14 años. Supongo que algo de todo ello habrá tenido resultados positivos. Sería imposible de evaluar. Esta vez, para mi sorpresa, los resultados están siendo inmediatos y evaluables. Las miles de adhesiones recibidas por la plataforma, la traducción de los textos a las lenguas más importantes y la documentación que me llega cotidianamente -en todo tipo de idiomas- me tienen desbordado. Afortunadamente, como ya ocurrió con Filium y el maltrato al niño, he perdido el control de la denuncia y del movimiento que ha desencadenado. Internet produce un efecto multiplicador infinito. Ya no puedo ni responder a la cantidad de invitaciones y solicitudes de colaboración que me llegan. Son miles los blogs y páginas web que tienen colgada nuestra información y tienen links a nuestra web. Los efectos conseguidos puede verificarlos cada lector. Hasta ahora lo que se oía cotidianamente eran los prodigiosos efectos del Prozac, la droga maravillosa, la "píldora de la felicidad". Desde hace meses, en cambio, llegan ya multitud de informaciones que alertan de sus riesgos, de sus efectos negativos e, incluso, de que no es más eficaz que un placebo. Supongo que el calificativo mediático de placebo a este veneno lo habrá pagado Lilly para disminuir los efectos del descrédito que están provocando los datos, informes e investigaciones negativos sobre su producto estrella, ahora estrellado.

-Fred Baughman, neurólogo pediátrico y miembro de la American Academy of Neurology, afirma en su obra El Fraude del TDAH. Cómo los psiquiatras hacen "pacientes" de niños normales lo siguiente: "El error fundamental es que el Desorden de Déficit de Atención y de Hiperactividad nunca se ha demostrado que sea una enfermedad o algo físico o biológico". ¿Se trata pues de un simple fraude? ¿Están los psiquiatras convirtiendo en "enfermos" a niños absolutamente normales y sanos?

-Lo que afirma Baugham es totalmente cierto. Es más, se queda corto. Toda la medicina está haciendo eso al servicio de la industria farmacéutica y de su propio beneficio. Aldous Huxley, anticipando la deshumanizada sociedad actual que ya se vislumbraba en su época, escribía que "la medicina había avanzado tanto que ya nadie sería considerado sano".

Y confirmando este lamentable pronóstico a principios del siglo XX un médico francés llamado Knock pregonaba que "toda persona sana es un enfermo que ignora que lo es".

Según denuncia el propio British Medical Journal, la publicación médica oficial británica, todos los procesos normales de la vida, el nacimiento, el envejecimiento, la sexualidad, la tristeza, la infelicidad y la muerte pueden someterse a permanente medicación (British Medical Journal nº 324. Londres 2002). En inglés este fenómeno ha recibido el nombre de disease mongering que en castellano podría traducirse como "tráfico de enfermedades". El cansancio, el mal humor, la desgana, la falta de concentración, la timidez, la inapetencia sexual, la impaciencia, las dificultades para relacionarse con la gente, internet, las consolas o la play station pueden recibir una descripción terminológica médica y ser diagnosticadas como enfermedades para las cuales hay indicación del correspondiente fármaco. En España los psicofármacos se han convertido en los medicamentos más vendidos por detrás de los medicamentos para problemas cardiovasculares o la hipertensión. Desde los años ochenta los fármacos de última generación son lanzamientos comerciales. No obedecen a descubrimientos médicos o científicos.

-¿Se están entonces medicando enfermedades inexistentes con sustancias químicas que tendrán consecuencias serias no sólo en los comportamientos sino también en todo el organismo?

-Los efectos de los inhibidores de la recaptación de la serotonina -como la fluoxetina y la paroxetina- que se administran hoy a los niños los conoceremos sobre todo dentro de algunos años cuando se verifiquen los efectos sobre su organismo. La serotonina es una sustancia neurotransmisora diseminada por todo el organismo que, entre otras funciones, regula el crecimiento y la secreción de hormonas estrógenas y testosteronas. Así que su incremento, ¿generará gigantes, enanos o andróginos? Esperemos conseguir detener toda esta locura y no tener que verificar tan monstruosos resultados de la execrable e ilimitada codicia de los seres inhumanos.

-Señor Pundik: oyéndole uno llega a la conclusión de que ni los padres saben ser padres, ni los educadores saben ser educadores, ni los médicos, médicos; en lo que se refiere, claro está, a lo relacionado con los fármacos para el comportamiento.

-Las drogas psicotrópicas se han convertido en un intento de solucionar problemas de disciplina en los colegios, de amordazar a los niños inquietos en el hogar y de sustituir la consulta al psicoanalista que los seguros médicos no cubren por fármacos no sólo inútiles sino peligrosos.

-¿Y qué alternativas propone para los casos de chicos con problemas reales de comportamiento?

-La actividad física ejercida habitualmente, la luz del sol y la ingesta de carne, huevos y quesos porque estimulan la producción de la serotonina indispensable para una buena calidad de vida y la formación de nuevas neuronas con la misma eficacia que con la ingesta de los fármacos mencionados pero sin ninguno de sus efectos adversos.

-¿Y qué aconseja a los padres que creen que su hijo puede convertirse en "incontrolable", "inagotable", "inabordable" y, por ende, víctima del fracaso escolar? ¿Cuáles serían los primeros pasos a dar?
-La prevención de las dificultades de comportamiento hogareñas y escolares requiere, más que grandes proyectos e inversiones económicas, una gran inversión humana de amor, afecto, comprensión y paciencia. El tiempo que los padres dediquen a sus hijos en los primeros meses y en los primeros años se lo ahorrarán en dedicación posterior, en síntomas, malestares, trastornos somáticos, fracaso escolar, gamberrismo, violencia, delincuencia y toxicomanías. La prevención es económica y eficaz. La rehabilitación es costosa y sus resultados son inciertos.

-¿De verdad considera que caminamos hacia un estado totalitario de zombies controlados desde pequeños mediante la medicación?

-Los que participáis de la heroica tarea de hacer vuestra publicación, los autores que hemos citado -y muchos otros que podríamos citar-, los miles de adherentes de nuestra plataforma -y muchas otras similares que cada día florecen en el mundo-, los médicos que haciendo honor a su profesión humana, a sus compromisos con sus pacientes y con el conjunto de la sociedad nos brindan permanentemente con sus denuncias la información sin la cual esta tarea no sería posible -y a los cuales he dedicado mi último libro- estamos intentando impedirlo. Debemos ser conscientes de que el sistema democrático, tan trabajosamente conquistado, corre el riesgo de estar dando paso, muy veladamente, a un nuevo tipo de estado totalitario que pretende clasificar a niños y jóvenes en adictos, angustiados, depresivos, fóbicos, anoréxicos, bulímicos, atacados de pánico, bipolares, asmáticos, epilépticos, hiperactivos, etcétera; y someterlos a medicaciones segregacionistas y minusvalidantes que borran de un plumazo los derechos y libertades individuales por cuya conquista han luchado e incluso sacrificado sus vidas generaciones enteras de seres humanos.

Punto y final a nuestra conversación. Juan Pundik fue escuchado por el Parlamento Europeo. Ahora es el parlamento de la calle, cada padre en el silencio de su hogar, quien debe decidir si admite que medicalicen a sus hijos. Porque de su decisión dependerá que mañana las consecuencias sean o no dramáticas.

“Diagnóstico invalidante”

En un texto dirigido al Ministerio de Salud, a los medios de comunicación y a la opinión pública, un conjunto de más de 150 expertos se pronunció críticamente sobre el diagnóstico de “síndrome de déficit de atención con y sin hiperactividad” (ADD/ADHD), a consecuencia del cual “los niños son medicados desde edades muy tempranas con una medicación que no cura” y que “tiene efectos secundarios importantes”.

Los abajo firmantes, profesionales de reconocida trayectoria en el campo de la psicología, la psiquiatría, la neurología, la pediatría, la medicina familiar, la psicopedagogía y la psicomotricidad, queremos hacer llegar al Ministerio de Salud, por consenso, la siguiente solicitud:



Asistimos en nuestra época a una multiplicidad de “diagnósticos” psicopatológicos y de terapéuticas que simplifican las determinaciones de los trastornos infantiles y regresan a una concepción reduccionista de las problemáticas psicopatológicas y de su tratamiento. Esta concepción utiliza de modo singularmente inadecuado los notables avances en el terreno de las neurociencias para derivar de allí, ilegítimamente, un biologismo extremo que no da valor alguno a la complejidad de los procesos subjetivos del ser humano. Procediendo de manera sumaria, esquemática y carente de verdadero rigor científico se hacen diagnósticos y hasta se postulan nuevos cuadros a partir de observaciones y de agrupaciones arbitrarias de rasgos, a menudo basadas en nociones antiguas y confusas. Es el caso del llamado síndrome de “déficit de atención con y sin hiperactividad” (ADD/ADHD).


Este diagnóstico se realiza generalmente en base a cuestionarios administrados a padres y/o maestros y el tratamiento que se suele indicar es: medicación y modificación conductual.


El resultado es que los niños son medicados desde edades muy tempranas, con una medicación que no cura (se les administra de acuerdo con la situación, por ejemplo, para ir a la escuela) y que en muchos casos disimula sintomatología grave, la cual hace eclosión a posteriori o encubre deterioros que se profundizan a lo largo de la vida.


En otros casos, ejerce una pseudorregulación de la conducta, dejando a su vez librado al niño a posteriores impulsiones adolescentes, en razón de que no ejerce modificaciones de fondo sobre las motivaciones que podrían regularlas, dado que tanto la medicación como la “modificación conductual” tienden a acallar los síntomas, sin preguntarse qué es lo que los determina ni en qué contexto se dan. Y así, pueden intentar frenar las manifestaciones del niño sin cambiar nada del entorno y sin bucear en el psiquismo del niño, en sus angustias y temores.


Es decir, lo primero que se hace es diagnosticarlo de un modo invalidante, con un “déficit” de por vida, luego se lo medica y se intenta modificar su conducta.


Así se rotula, reduciendo la complejidad de la vida psíquica infantil a un paradigma simplificador. En lugar de un psiquismo en estructuración, en crecimiento continuo, en el que el conflicto es fundante y en el que todo efecto es complejo, se supone, exclusivamente, un “déficit” neurológico.


Nos hemos encontrado con niños en los que se diagnostica ADD (o ADHD) cuando presentan cuadros psicóticos, otros que están en proceso de duelo o han sufrido cambios sucesivos (adopciones, migraciones, etcétera); es habitual también este diagnóstico en niños que han sido víctimas de episodios de violencia, abuso sexual incluido.


A la vez, los medios de comunicación hablan del tema casi como si se tratara de una suerte de epidemia, divulgando sus características y los modos de detección y tratamiento. Se banaliza así tanto el modo de diagnosticar como el recurso de la medicación.


En el límite, cualquier niño, por el mero hecho de ser niño y por tanto inquieto, explorador y movedizo, se vuelve sospechoso de padecer un déficit de atención, aun cuando muchísimos de esos niños exhiben una perfecta capacidad de concentración cuando se trata de algo que les interesa poderosamente.


Sabemos que los problemas de aprendizaje suelen ser motivos de consulta muy frecuentes y que complican la vida del niño en tanto lo muestran como fracasado allí donde se expone a la mirada social. El “no atiende en clase” aparece como una queja reiterada de los adultos, que engloban con esa frase gran parte de las dificultades escolares.


Hay escuelas primarias en las que una cantidad alarmante de alumnos están medicados por ADD sin que se formulen preguntas acerca de las dificultades que presentan los adultos de la escuela para contener, transmitir, educar y acerca del tipo de estimulación a la que están sujetos esos niños dentro y fuera de la escuela. Es decir, se supone que el niño es único actor en el proceso de aprender.


En una época en que los adultos están en crisis, este tipo de tratamiento pasa por alto la incidencia del contexto, a pesar de las investigaciones que demuestran la importancia del ámbito en el que el niño se desenvuelve. Pensamos que los niños que no pueden sostener la atención en relación a los contenidos escolares, que no permanecen sentados en clase o que están abstraídos, como “en otro planeta”, expresan a través de estas conductas diferentes conflictivas.


En tanto el ser humano es efecto de una historia y un entorno, imposible de ser pensado en forma aislada, tenemos que pensar también en qué situaciones, en qué momento y con quiénes se da este funcionamiento. La familia, fundamentalmente, pero también la escuela, son instituciones que inciden en esa constitución, y están marcadas a su vez por la sociedad a la que pertenecen. ¿Los niños desatentos e hiperactivos dan cuenta de algo de lo que ocurre en nuestros días? Padres desbordados, padres deprimidos, docentes que quedan superados por las exigencias, un medio en el que la palabra ha ido perdiendo valor y normas que suelen ser confusas, ¿incidirán en la dificultad para atender en clase?


Tampoco se ha tomado en cuenta la gran contradicción que se genera entre los estímulos de tiempos breves y rápidos a los que los niños se van habituando desde temprano con la televisión y la computadora, donde los mensajes suelen durar unos pocos segundos, con predominio de lo visual, y los tiempos más largos de la enseñanza escolar centrada en la lectura y la escritura a los que el niño no está para nada habituado.


Por todo esto es totalmente inadecuado, desde el punto de vista de la salud pública, unificar en un diagnóstico a todos los niños desatentos y/o inquietos sin una investigación clínica pormenorizada. En las escuelas hay niños desatentos que se quedan quietos y desconectados, otros que se mueven permanentemente, algunos que juegan en clase, otros que reaccionan inmediatamente a cada estímulo sin darse tiempo a pensar. Un niño que no atiende, que se mueve desordenadamente, generalmente atiende de otro modo y a otras cuestiones diferentes a lo esperable. Y no puede ser englobado en una entidad nosográfica única.


No desconocemos la importancia de los trastornos neurológicos, de los desarrollos actuales en neurología y del recurso de la medicación como privilegiado en ciertas patologías. Pero consideramos que en este caso se atribuyen a un déficit neurológico no comprobable problemas muy diferentes.


En la comunidad científica hay consenso sobre que el denominado ADD/ADHD refleja situaciones complejas, ligadas a diferentes patologías. Sin embargo, esto suele no ser tomado en cuenta. Entonces, se agrupan con ese nombre múltiples expresiones del sufrimiento infantil, que merecen ser consideradas en su singularidad y tratadas teniendo en cuenta su multideterminación.


La diferencia se da entre: a) suponer que una manifestación implica un cuadro psicopatológico y una causa orgánica y que de ahí se deriva un tratamiento o que: b) una manifestación puede ser efecto de múltiples y complejas causas y que hay que descubrir cuáles son y por consiguiente, cuál es el tratamiento más adecuado.


También hay oposición entre la idea de que el diagnóstico puede ser hecho por padres y/o maestros, a partir de cuestionarios (como si fueranobservadores no implicados) y la noción de que todo observador está comprometido en lo que observa, forma parte de la observación, y que los padres y los maestros están absolutamente implicados en la problemática del niño, por lo que no pueden ser nunca “objetivos”. Además, el cuestionario utilizado habitualmente está cargado de términos vagos e imprecisos (por ejemplo, lo que es “inquieto” para alguien puede no serlo para otro). Es imposible realizar un diagnóstico de un modo rápido y sin tener en cuenta la producción del niño en las entrevistas.


Desde nuestra perspectiva nos encontramos con un niño que sufre, que presenta dificultades, que esas dificultades obstaculizan el aprendizaje y que debemos investigar lo que le ocurre para poder ayudarlo.


Es importante también destacar que muchas veces lo que se considera no es tanto este sufrimiento, sino la perturbación que la conducta del niño causa en el medio ambiente, por lo cual la medicación funciona como un intento de aplacar a un niño que se “porta mal”.


Aun cuando los medios científicos hablan de las contraindicaciones de las diferentes medicaciones que se utilizan en estos casos, llama la atención la insistencia con la que los medios propagandizan el consumo de medicación como indicación terapéutica privilegiada frente a la aparición de estas manifestaciones.


Frente al avance de la difusión de este “síndrome” y la posibilidad de inclusión de la medicación en el PMO (Programa Médico Obligatorio), los abajo firmantes proponemos: que la evaluación de cada niño sea realizada por profesionales expertos en la temática y que se le otorgue la posibilidad de ser tratado de acuerdo con las dificultades específicas que presenta; que la medicación sea el recurso último (y no el primero) y que sea consensuada por diferentes profesionales; que se tome en cuenta el contexto del niño en la evaluación.


La familia, pero también el grupo social al que el niño pertenece y la sociedad en su conjunto pueden facilitar o favorecer funcionamientos disruptivos, dificultades para concentrarse o un despliegue motriz sin metas; y que se acote en los medios la difusión masiva de la existencia del trastorno por déficit atencional (cuando es un trastorno sobre el que no hay acuerdo entre los profesionales) y, sobre todo, el consumo de la medicación como solución mágica frente a las dificultades escolares.
(La presentación va acompañada por una bibliografía de 96 títulos.)

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/psicologia/9-56175-2005-09-08.html

viernes, 23 de abril de 2010

SOBRE TDAH. Un camino que se recorre en familia.

Como madre y psicóloga he estado muy cerca del TDAH, infantes y adolescentes que sufren el detrimento de su autoestima casi siempre acompañada de depresión. Los que le rodean también se afectan debido a la dinámica que genera las conductas que se quieren adecuar a las expectativas de los grupos a los que se pertenece, conductas que en muchas ocasiones no permiten "disfrutar" de una reunión, fiesta infantil, cena en un restaurante, o situación en la que el menor "toma protagonismo" por su impulsividad, espontáneidad, desatención, interrupción en las conversaciónes, falta de espera, torpeza en sus movimientos que causan accidentes, en fin... replicaría un acompañante: "que pena es que Pipe es así, tiene TDAH, nos hace quedar siempre tan mal"... El comportamiento de Pipe genera un cierto sin sabor al narciso padre o madre que cantaletea mientrás Pipe sigue como si nada...."¡es que no oyes!"..




Nótese bien, las conductas perturbadores (impulsividad y desatención) que generan un choque en la expectativa del otro se deben adecuar, acomodar, educar, normalizar; muy raramente el esfuerzo y comprensión que facilite la adaptación la hará - de forma permanente y constante - el grupo o adulto llámese padre, madre, docente e institución educativa.

He comprendido lo rápido y fácil que resulta administrar una medicación para obtener un "resultado" en un menor con TDAH; y lo complicado que es aceptar la responsabilidad, participación y vinculación de los adultos significativos de la vida del niño en la generación de las conductas a las que se le atribuye un TDAH; que insisto en la mayoría de los casos se diagnostica de forma ligera, precipitada y muy subjetivamente. Pues si es un trastorno orgánico, ¿por qué no se hacen pruebas y exámenes físicos para evidenciar tal organicidad?

La vinculación del niño y adolescente con TDAH casi siempre ha sido inadecuada con sus adultos significativos, quienes justifican sus palabras, afectos, conductas y vínculos con ellos, debido a las conductas impulsivas y equivocadas que requieren "corrección" por lo que se muestran con frecuencia autoritarios, desafectivos y hasta maltratadores .

Uno de los errores frecuentes que cometen los padres y madres de niños con supuesto TDAH es "hablar más de los desaciertos del niño que de sus aciertos y cualidades", situación que hace que éstos chicos se muestren a la defensiva constantemente de sus padres y que no tengan motivación para hacer cambios "bah, si mi mamá siempre habla mal de mi, igual yo siempre soy el malo".

Cuanto me alegra ver noticias como la recientemente publicada por la BBC -Más incentivos y menos fármacos para niños hiperactivos- , allí el Profesor Chris Hollis da importancia al logro que los incentivos (terapia conductual) generan en la reducción de conductas hiperactivas. ¿Para qué exponerlos a los efectos secundarios de la medicación si el reconocimiento y la valoración de conductas adecuadas tiene un buen resultado en la mejoría de los supuestos sintomas del TDAH?

Ahora bien, considero que si los padres, madres o adultos significativos en la vida de un menor con supuesto TDAH exploran sus sentimientos vivenciados en la interacción con el menor desde su concepción; emociones que predisponen su vinculación y contaminan la percepción, la comunicación, la tolerancia; éste menor con aparente TDAH mejoraría, pues el logro de una psicoterapia dinámica que "ilumine" la consciencia, libere los afectos y mejore las vinculaciones aportaría en su desempeño y desenvolvimiento general.

Una autoestima sanada por el afecto y la vinculación de los progenitores, ayudaría a ese menor a encontrar caminos para vivir gratamente, buscando no sólo el incentivo - reconocimiento del otro, sino progresivamente el sentimiento de logro y realización por alcanzar un objetivo o simplemente disfrutar de esa cena en el restaurante, esa reunión social, ese departir familiar sin las miradas inquisidoras y calificativas de los adultos que ya esperan de él, conductas etiquetadas como TDAH.

Sin duda, como lo explica éste artículo las medicinas para el TDAH no son efectivas , como si puede serlo la mirada de aceptación, valía y el amor incondicional de un padre y una madre.

Quizás pienses que no es fácil para ti... igual reflexiona: No ha sido fácil para tu hijo/a. La Psicoterapia no es sólo para el menor, como padres y madres debemos involucrarnos y ser parte del cambio


Fuente: http://elblogdelilianacastromorato.blogspot.com/

lunes, 19 de abril de 2010

La naturaleza beneficia la atención

Un paseo por la naturaleza de tan sólo 20 minutos podría mejorar la atención en los menores diagnosticados con trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), según un estudio publicado este mes en la revista Journal of Attention Disorders.




La investigación ha sido realizada por las doctoras Andrea Faber Taylor y Frances E. Kuo, de la Universidad de Illinois, en Urbana, que contaron con una muestra de 17 niños de entre 7 y 12 años de edad diagnosticados de TDAH. Cada uno de los participantes, , con una semana de diferencia, realizó tres caminatas distintas de 20 minutos en un parque, una zona residencial y un centro urbano.

Después de cada paseo, se les realizó una prueba de concentración llamada Digit Span Backwards (DSB), en la que debían escuchar una cadena de números y repetirla al revés, además de otras tres mediciones de atención y control del impulso. Aunque algunos niños tomaban habitualmente fármacos para TDAH, ninguno lo hizo antes de caminar y, sin embargo, los beneficios observados de esa "dosis de naturaleza" equivalía al efecto pico de una dosis extendida de Ritalina, uno de los medicamentos empleados en el tratamiento del TDAH.

Los niños obtuvieron mejores resultados en la prueba de atención después de caminar en el parque que de hacerlo en un barrio residencial o en el centro urbano y sus efectos podrían ser casi iguales y opuestos a la disminución del rendimiento en atención por causa del TDAH.

Las autoras del estudio explican los resultados basándose en la Teoría de Recuperación de la Atención, según la cual, la capacidad de la persona de prestar atención está determinada por la fatiga, pero la puede recuperar si dedica tiempo a una actividad que incluya su atención involuntaria. En este sentido, la exposición a la naturaleza es útil porque implicaría un ejercicio de atención involuntaria que no conllevaría esfuerzo, como leer una novela interesante o disfrutar de buena música.
Fuente: http://www.agrusam.com/search/label/Hiperactividad%20TDAH

viernes, 16 de abril de 2010

¿Necesitan medicación los niños con TDA o Hiperactividad?

Cada vez hay más voces que se replantean si necesitan medicación los niños con Tda y/o hiperactividad pues hay que contar con sus efectos secundarios.


¿Por qué hay cada vez más niños con TDA y/o con Hiperactividad?


La verdad es que cada año hay más casos de niños, jóvenes (y adultos) diagnosticados del Trastorno de Déficit de Atención (TDA) y/o de Hiperactividad. Si bien es cierto que hay un aumento de estos casos también se viene observando que ahora cualquier niño demasiado inquieto o al que le cuesta concentrarse rápidamente pasa a ser diagnosticado como un TDA o como un caso de Hiperactividad.

¿Es realmente imprescindible medicarles?

Estos niños suelen presentar dificultades académicas (aunque a menudo son muy inteligentes) debido a que les cuesta concentrarse (TDA) o pueden crear problemas para que la clase siga su ritmo normal ya que suelen interrumpir o crear problemas de comportamiento con su impulsividad.
En esta época en la que la medicina está encarada sólo a tratar los síntomas lo fácil es medicar a estos niños. Con la medicación normalmente están más tranquilos y ya no suelen crear "problemas" en clase.

Efectos secundarios de esos medicamentos

Cada vez se están alzando más voces (dentro del colectivo médico y docente) en contra de esta medicación masiva. Hoy en día es raro encontrar un aula o clase en la que no haya uno o varios alumnos medicados.
El primer efecto secundario es el de ser estigmatizado. En muchos casos el niño o niña pasa a ser conocido por todos como "el hiperactivo".
La industria farmacéutica ha encontrado un verdadero filón con estos casos ya que la mayoría tendrán que tomar ese medicamento durante muchos años. Siempre te comentan que es un problema del cerebro (una conexión) y que con el medicamento el niño estará "estupendo".

Lo que, a menudo, no explican son los posibles efectos secundarios:

La medicación habitual es un principio activo llamado Metilfenidato (un estimulante del sistema nervioso central) y que en cada país puede comercializarse con distintos nombres. Cada caso es diferente pero en los propios prospectos de los medicamentos ya advierte que pueden provocar tics o movimientos incontrolados del cuerpo, sarpullidos, dolor articular, pérdida de apetito y de peso, cambios de humor, insomnio, dolor de cabeza y nauseas, etc. Tras dejar la medicación también se necesita tiempo para que la persona se adapte y así puede surgir una sensación de desánimo, cansancio, etc.

Con esto no queremos decir que todas los pacientes padecerán estos síntomas pero si que hay que tener en cuenta los efectos secundarios.

Tratar la causa y no sólo los síntomas

Desde la medicina natural se mantiene la visión de que nunca hemos de quedarnos con los síntomas sino tratar de corregir las causas que los provocan.

A pesar de que haya algunos casos muy concretos que pudieran necesitar medicación lo habitual es que detrás haya toda una serie de factores:

Niños sin ningún tipo de hábitos, falta de dedicación de sus padres, déficit de ácidos grasos Omega 3, pasarse todo el día con estímulos visuales (los ordenadores o computadoras, televisión y videojuegos o consolas) y la consecuente falta de actividad física, alteraciones del sueño, traumas emocionales, etc.

¿Tenemos otras alternativas?

Una vez estudiado cada caso (entre los profesores, padres, psicólogos y médicos) es cuando se aplicará la estrategia que corresponda. Lo más importante es que el niño o niña entienda porque está actuando así. Una vez entienda que es un aspecto de su comportamiento (en el cual él también puede participar en su mejoría) su autoestima suele empezar a mejorar ya que ve esa situación como algo más lógica y que puede ser momentánea.

Evidentemente esto es más complejo que dar una pastillita y poner todas nuestras expectativas en que el medicamento lo haga todo. Aquí se han de involucrar todos.

Conclusiones

Hemos de entender que el ritmo de vida tan estresado que llevamos también afecta a los chicos. Pensemos que muchos de ellos se pasan el día en el colegio y luego por la tarde suelen tener más tareas o clases "de refuerzo". Antes los alumnos solían jugar después de las clases. Ahora a menudo también ven menos a sus padres que, además, cuando llegan a casa están tan cansados que tiene ganas de todo menos de averiguar que les preocupa a sus hijos.
A veces algo tan simple como jugar con ellos o ayudarles a poner un poco de orden en su vida les ayuda más que ninguna medicación... y sin ningún efecto secundario.

Nota: Con este pequeño artículo no queremos alentar a nadie a dejar su medicación sólo pretendemos que padres, médicos y docentes reflexionen un poco más antes de diagnosticar a alguien como persona con TDA o Hiperactividad y evitar así que se le medique sin buscar las causas de esos síntomas.
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este articulo tiene una función meramente informativa.

Josep Vicent Arnau
Naturópata y Acupuntor
Colaborador de enbuenasmanos.com

miércoles, 14 de abril de 2010

Restauración de la función

Los programas de restauración de la función implican la práctica de ejercicios diseñados para fortalecer algunos procesos básicos como la atención, la memória, la percepción o las funciones ejecutivas (Sohlberg y Mateer,2001).
Consiste en una série de ejercicios más o menos repetitivos en los que se ve directamente implicada la función alterada, bajo el supuesto que la red neural que participa estaría siendo entrenada y facilitaría, aceleraría y dirigiría la recuperación neuronal y los mecanismos de recuperación espontánea, lo que promovería la plasticidad neuronal e incluso la regeneración de neuronas (Anderson, Winocur y Palmer, 2003).

martes, 13 de abril de 2010

NEUROPLASTICIDAD

La primera vez que escuché esta palabra fue en boca de un médico y, cuando comprendí el significado, ví que era una palabra cargada de esperanza.



El concepto es la posibilidad de adaptación funcional que tiene el Sistema Nervioso Central (SNC) para minimizar los efectos de las alteraciones estructurales y funcionales independientemente de la causa que las haya provocado. De lo que se concluye que el SNC no es una estructura inmutable e irreparable desde un punto de vista funcional ni un sistema terminado con el desarrollo embrionario sino que tiene una gran capacidad de cambio por influencias endógenas y exógenas.
Hay fenómenos que demuestran esta neuroplasticidad:

     - Sustitución de las sipnasis que se han destruido de un modo natural.
     - Aparición y desaparición de contactos sinápticos.
     - Aumento o disminución de la eficacia de las sipnasis.
     - Incremento o reducción de dendritas.
     - La reactividad de los astrocitos y la glía.
     - La reparación constante de pequeñas lesiones.

Incluiremos algunas definiciones de utilidad:
Sipnasis (  http://es.wikipedia.org/wiki/Sinapsis ): Es la forma en que se unen las neuronas (celulas cerebrales) llevando a cabo la trans mision del impulso nervioso.
Astrocitos ( http://es.wikipedia.org/wiki/Astrocito ) : Los astrocitos son las principales y más numerosas células gliales (de ahí que se les conozca también, genéricamente, como astroglía), sobre todo en los organismos más evolucionados,asumen un elevado número de funciones clave para la realización de la actividad nerviosa.
Glía (  http://es.wikipedia.org/wiki/Gl%C3%ADa ) : son células nodriza del sistema nervioso que desempeñan, de forma principal, la función de soporte de las neuronas; intervienen activamente, además, en el procesamiento cerebral de la información.Las células gliales controlan, fundamentalmente, el microambiente celular en lo que respecta a la composición iónica, los niveles de neurotransmisores y el suministro de citoquinas y otros factores de crecimiento.
Dendritashttp://es.wikipedia.org/wiki/Dendritas ) : Son terminales de las neuronas; y están implicadas en la recepción de los estímulos, pues sirven como receptores de impulsos nerviosos provenientes desde un axón perteneciente a otra neurona. Fundamentales para la correcta transmisión de los impulsos quimioeléctricos a través de la vía nerviosa


Los investigadores afirman que hay al menos tres procesos diferenciados:
    
     1. Reorganización de las interacciones funcionales entre diferentes grupos neuronalesdentro de una red neural preexistente. Está relacionado con el enfoque restaurador de la rehabilitación del que hablamos en otra entrada anterior.
     2. Incorporación de nuevas áreas a la red previa. Implica el aprendizaje y el uso de estrategias así como la colaboración entre diferentes procesos cognitivos.
     3. Plasticidad neuronal en áreas adyacentes a la región dañada.

El SNC es capaz de poner en marcha espontáneamente los procesos neuroplásticos aunque tiene sus límites por lo que desde el exterior es posible estimular y modular estos procesos.
En la actualidad la neuroplasticidad se considera el fundamento biológico en el que se sustenta la rehabilitación de funciones cognitivas perdidas por una lesión cerebral. Permite una reestructuración funcional del sistema dañado y de áreas no afectadas que pueden asumir tales funciones.

     La esperanza está en que si un niño no pudo desarrollar en la fase embrionaria determinadas funciones, gracias a la neuroplasticidad podrá hacerlo en años posteriores. Por esta razón yo no confío en tratamientos que no tengan como objetivo resolver el problema sino taparlo. Creo verdaderamente que se puede ayudar a nuestros hijos a habilitar funciones como la atención sin necesidad de medicarlos, aunque es mi opinion personal. La pregunta es ¿Cómo? Pues desde luego no habrá ninguna fórmula magistral que sirva para todos nuestros hijos, cada uno tiene su história y cada problema su origen, pero desde luego cada problema tiene su solución y mi mujer y yo esperamos encontrar la que ayude a nuestro peque.

Grito desgarrador de un niño con TDAH...

“Hola, mi nombre es Saúl y tengo 14 años. Estoy diagnosticado como TDAH que es un trastorno de hiperactividad, el cual me está imposibilitando llevar una vida normal.



Vinimos a Málaga huyendo de una serie de circunstancias y me encuentro que mi vida es un infierno y lo peor de todo con una ¿difícil? solución.
Las expulsiones del instituto son continuas porque, según los profesores, mi comportamiento es de no respetar las normas, desafiante y hostil hacia las personas.
Esto se debe a que padezco el TDN que es el Trastorno Negativista Desafiante y suelo permanecer disgustado y resentido durante largos periodos de tiempo, pero esto se debe al trastorno que padezco, del que no me siento responsable, sino victima.
Pero quién lo está pasando mal, muy mal, es Mar, mi madre, que ya no sabe lo que hacer para ayudarme, para que yo no permanezca en la calle tirado todo el día, expulsado del instituto y oyendo frases como: “Su hijo es carne de carroña”.
¿Es ésta mi suerte? ¿A esto me tengo yo que resignar por padecer un trastorno de hiperactividad?
Sé que mi problema no es fácil y quizás la principal adversidad estriba en que la Educación y, sobre todo, los institutos, carecen de herramientas para que mi problema sea tratado como es debido.
Mi madre es la única responsable de mi educacion y ya me dirán como se hace esto, familia con recursos limitados, mi madre tiene que trabajar para que podamos comer, pagar las facturas… ,pero si a mi me expulsan del colegio ella no puede hacer todo eso… Que alguien me explique cómo, porque ni mi madre, ni yo sabemos cómo hacerlo, ni cómo afrontarlo.
Hay centros en Málaga que pueden cubrir mis necesidades, pero para ello, para que me internen, la única solución sería…¡¡Que mi propia madre me denuncie!! Duro, ¿verdad?
Yo necesito una Educacion Especial y una serie de atenciones que no tengo en la actualidad, pero mi madre no puede, por razones obvias, pagar un centro, así que mi destino es verme en la calle como un despojo humano.
¿Hay derecho a eso? Por eso te pido que entres a la dirección que figura al final y le muestres tu apoyo a mi madre, Mar, y si sabes qué hacer o cómo seguir te pido que me ayudes, por mi familia, por mis hermanos…¡¡¡Pero, sobre todo, por MÍ!!
Muchas gracias por todo…..Esta es la carta que ha redactado Alijodos, autor del blog "El retrato...sin Dorian Gray", es la mejor forma de definir por lo que todos estamos pasando, todo el que quiera unirse a esta causa tiene mi permiso y mi agradecimiento para difundir esta carta.Muchísimas gracias a todos.

=================
Ya he dejado mi granito de arena... ,¿me acompañas tú?


Grupo de apoyo a Mar:
http://www.facebook.com/home.php?#!/group.php?gid=442228215314&ref=search&sid=630740747.3060835214..1

Enfoques de la rehabilitación neuropsicológica

Tradicionalmente se hacen tre abordajes de la rehabilitación neuropsicológica:
1) Restauración de las funciones alteradas, con el objetivo de que alcancen un rendimiento lo más normalizado posible.
2) Compensación. Mediante ayudas externas se reduce la necesidad de requisitos cognitivos.
3) Sustitución. Se intenta mejorar el rendimiento de la función utilizando sistemas cognitivos conservados.
Tener claro cual de los tres abordajes se va a realizar es vital ya que implican tratamientos completamente distintos.

¿Por qué me siento diferente?


En este cuento conocemos a cinco niños y les vemos desenvolverse en situaciones cotidianas de un día cualquiera... Acuden a sus clases en el colegio, hacen educación física y manualidades, comen en el comedor, juegan en el patio, van a la piscina en autobús, al parque...

Berta Lu, David, Joan, Sasha y Jana nos cuentan en primera persona cómo se sienten en cada momento y por qué se ven "diferentes".
Muchos niños son "diferentes" porque interpretan el mundo que les rodea y las cosas que les ocurren de una forma muy intensa o incluso dolorosa. O puede ocurrir todo lo contrario, que apenas se den cuenta de nada y cometan continuamente errores. En cualquiera de estos casos los vemos como niños "raros", "maniáticos", "tercos", "movidos" o demasiado "tranquilos", "quejicas" o muy "duros", "agresivos", "torpes", "retraídos"...
¿Qué es lo que hace que estos niños se comporten de una manera inusual y no se adapten como sus compañeros a situaciones sencillas y diarias convirtiéndolas muchas veces en "difíciles"? La explicación puede (y suele) estar en una disfunción de la Integración Sensorial.
Esto nos lo explica muy bien Bárbara Viader en su nuevo libro. Un libro también inusual pues va dirigido no sólo a los padres y demás adultos interesados, sino también a los propios niños.

Resulta atractivo, clarificador y un placer.


El libro está publicado por el CEI Centre d'Estimulació Infantil de Barcelona. Si te intresa contactar con Bárbara Viader por su libro, hazlo a través de su página web del CEI en Barcelona: http://www.ceibarcelona.com/

O en su correo electrónico: centreestimulacio@yahoo.com


Publicado por Rosina Uriarte en http://estimulacionydesarrollo.blogspot.com/

miércoles, 7 de abril de 2010

Tratamientos alternativos para niños hiperactivos

El siguiente arículo ha sido publicado por Susana Aretio en LO MEJOR DEL MUNDO Salud y Bienestar. Se hace mención a uno de los blogs que sigo.




Las terapias alternativas se posicionan como una solución para los niños hiperactivos. Los padres que no quieren medicarlos se reúnen en un foro de Internet para intercambiar sus experiencias y contar los éxitos obtenidos.

Los niños hiperactivos no son sólo niños inquietos y con muchas ganas de jugar. Sus padres deben saber que la hiperactividad es un trastorno psiquiátrico con un marcado origen biológico que sin tratarse puede derivar en fracaso escolar.
Los casos infantiles remiten sin tratamiento en un 30% de las ocasiones. El resto llega a la edad adulta y puede acarrear mayores dificultades. Inadaptación laboral y ansiedad son los más comunes. Pero también depresión, problemas con las drogas y otros más graves derivados de una generalizada inadaptación social.
La hiperactividad suele ir acompañada del déficit de desatención, es el llamado TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad). Afecta a casi un 4% de la población adulta y de un 8 a un 12% de la infantil, lo que le sitúa como uno de los trastornos psiquiátricos más frecuentes, por encima del trastorno bipolar o la esquizofrenia.
Lo primero es acudir a un psiquiatra para tener un correcto diagnóstico. Lo segundo, seguir una terapia para evitar males mayores. El tratamiento cognitivo-conductual es totalmente inocuo, pero el realizado con determinados fármacos puede llegar a producir efectos secundarios.

Contarlo en Internet

Algunos padres han optado por tratar a sus niños hiperactivos con terapias alternativas con éxito. Las cuentan en blogs como Padres con Alternativas, junto a casos de niños con otras enfermedades y trastornos neuronales.
Una herramienta para niños hiperactivos complementaria a la terapia con psicólogo sería pasear por el campo. Un estudio publicado en el Journal of Attention Disorders asegura que los niños responden mejor a pruebas de concentración y de atención tras caminatas de 20 minutos por la naturaleza. La musicoterapia puede ser muy útil en el déficit de atención, que habitualmente acompaña al de hiperactividad, porque trabaja el cuerpo, la mente y la emoción de forma simultánea.
El yoga es muy beneficioso tanto para el síndrome de hiperactividad como para el de desatención. El éxito de su aplicación está multiplicando los centros de yoga que imparten clases para niños. Algunos padres comentan que su práctica seguida durante varios meses ha permitido que sus niños dejen o reduzcan la ingesta de los remedios farmacológicos. Las técnicas de respiración y de relajación logran calmar la ansiedad y ayudan a la concentración.
Los terapeutas holísticos aseguran que algunos hiperactivos pueden ser consecuencia de la mala asimilación de determinados alimentos. La Asociación Francesa de Medicina Ortomolecular indica que la hiperactividad parece deberse a una "deficiencia alimentaria y metabólica que puede ser compensada. Existen dos problemas ligados a la hiperactividad: una carencia de ácidos grasos esenciales y una sensibilidad a algunos alimentos y aditivos alimentarios".

lunes, 5 de abril de 2010

TDAH: Claudio Naranjo, Psicopatólogo de la sociedad.

No os perdais los videos de redes que ha publicado teresis. Se necesita un cambio en la educación de los educadores.

TDAH: Claudio Naranjo, Psicopatólogo de la sociedad.

ESTIMULACION COGNITIVA Y REHABILITACIÓN NEUROPSICOLÓGICA

He empezado a estudiar una asignatura que imparte la Universitat Oberta de Catalunya que recibe este título y se me ha ocurrido que estaría bien ir publicando lo más interesante.

Primero un poco de introducción.



La estimulacion cognitiva hace referencia a aquellas actividades  destinadas a mejorar el rendimiento cognitivo general o alguno de sus procesos como la atención, la memória, el lenguaje, las funciones ejecutivas o el cálculo.
Por otra parte, la rehabilitación neuropsicológica es un término más amplio e incluye diferntes tipos de intervención: rehabilitación cognitiva, modificación de la conducta, intervención con familias y readaptción vocacional o profesional. El objetivo es reducir las alteraciones cognitivas y conductuales y su impacto en la vida cotidiana.

Definición de discapacidad.

     Según la OMS hace referéncia a los aspectos negativos de la interacción de un individuo con una condición de salud determinada y los factores contextuales (ambientales o personales). Pero lo más interesante son las tres componentes que engloba el término:

* Deficiencia (nivel orgánico): Implica problemas en funciones fisiológicas o en las estructuras corporales de una persona o cualquier desviación significativa respecto a la norma estadísticamente establecida.
* Discapacidad-limitaciones de actividad (nivel personal): Dificultades de una persona para llevar a cabo actividades cotidianas (cualitativas o cuantitativas). Refleja alteraciones en el rendimiento funcional.
* Minusvalia (nivel social): Problemas de una persona en situaciones vitales (relaciones interpersonales o el empleo en el cotexto real que vive).

EL EJERCICIO DE HOY

Bien, ya que no soy psicólogo os pido ayuda. Habiendo leído lo anterior me gustaría saber vuestra opinión sobre si el TDAH es deficiencia, discapacidad o minusvalía. Cualquier comentario u opinión se agradecerá.
Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia