lunes, 29 de marzo de 2010

REUNIÓN EN EL COLEGIO

Firmamos el Plan Individualizado.


El otro día tuvimos la reunión trimestral con las profesoras del colegio. Hablamos sobre los progresos de nuestro peque. Aunque a pasitos cortos,como digo yo, va avanzando y se esfuerza logrando pequeños objetivos que espero que al final sumen y sean grandes pasos. Por fin firmamos su Plan Individualizado donde se concretan los objetivos que ya ha alcanzado y los que tendrá que alcanzar durante este curso. Es una buena noticia para él porque la presión no será tan grande y para nosotros porque vemos el camino y lo que es mejor, la escuela ha trazado un plan para abordar sus dificultades. En este sentido nos sentimos muy afortunados de poderlo llevar al Ramón Llull de Rubí porque en todo momento han mostrado mucho interés en ayudarlo.Tanto su tutora como la maestra de educación especial son increibles, saben como actuar y como tratarlo para sacar lo mejor de él. La comunicación padres-escuela, al menos para nosotros, es estupenda de tal forma que el trabajo en casa y en la escuela se realiza en una misma dirección, algo que yo considero importantísimo para lograr objetivos. ¡Que suerte para nuestro hijo encontrarse con buenas personas!
Des d'aquì, espero que no us senti malament, us vull donar le gràcies, Mite i Lluisa, per la vostra implicació i per la gran ajuda que li doneu al nostre fill: moltes gràcies!

viernes, 19 de marzo de 2010

HALLAN UN GEN DETERMINANTE EN LA HERENCIA DEL TDAH

Investigadores del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Vall d’Hebron publican en la revista Molecular Psychiatry.


- El estudio también apunta a que tener una u otra variante del gen estaría relacionado con la respuesta a la medicación estimulante
- Se ha analizado la carga genética común de afectados de cinco países diferentes
- El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad es uno de los trastornos psiquiátricos más comunes en niños, con una carga genética muy importante.



Barcelona, marzo de 2010.- Un grupo de científicos del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario de la Vall d'Hebron (HUVH) y el Instituto de Investigación de la Vall d'Hebron (IR-HUVH), en colaboración con el Centro de Regulación Genómica, el Hospital Mútua de Terrassa y el Departamento de Genética de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona, ha publicado un estudio multicéntrico a nivel internacional donde explican que las personas con una variante determinada del gen LPHN3 (latrofilina 3) son susceptibles de sufrir el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). El estudio concluye que el rol de este gen es significativo, y que, por lo tanto, estos resultados podrían aplicarse clínicamente en el pronóstico de este trastorno, suponiendo un paso adelante para la mejora del tratamiento.
El TDAH afecta entre un 5 y un 6% de los niños en edad escolar. Estos niños son hiperactivos y muestran una gran dificultad para mantener la atención, razón por la que muestran problemas de adaptación y de rendimiento en clase. En la etapa adulta, si persiste, el trastorno puede ser el origen de dificultades sociales (más posibilidad de ser consumidor de drogas o de sufrir accidentes de tráfico, por ejemplo). El tratamiento se basa prácticamente en fármacos estimulantes, que regulan la capacidad de atención y el metabolismo del cerebro.

Se ha observado que el TDAH es un trastorno fácilmente heredable (la carga genética explica el 80% de probabilidad de tener TDAH), lo que ha motivado a los científicos para descubrir las bases genéticas, que dependen de varios genes al mismo tiempo. Una de las novedades de este estudio fue el nuevo enfoque que se utilizó. Este gen, que hasta ahora no se había estudiado nunca, se encontró comparando las bases genéticas comunes del TDAH a nivel mundial. En un inicio se partió del estudio de una población genéticamente muy homogénea como es la Paisa de la región de Antioquia, en Colombia, en que el Trastorno por Déficit de Atención era curiosamente muy frecuente en cerca de 150 familias. Analizándolas, se encontró que en el seno de esta carga genética común se encontraba un gen, el LPH3N3. Este resultó ser un buen candidato para continuar el estudio, ya que es activo en el cerebro y tiene diversas variantes.

El estudio, pues, continuó con la confirmación de la asociación de este gen con el trastorno, mediante el estudio genético y selección de 6.360 personas de Estados Unidos, Alemania, Noruega y España. Paralelamente, también se estudió su papel en el cerebro mediante estudios de expresión y metabolismo del gen, además de la ejecución de resonancias magnéticas en pacientes. Finalmente también se analizó la diferente respuesta que los pacientes tenían respecto a los fármacos estimulantes y todo ello se analizó estadísticamente. Se concluyó que tener una determinada variedad del gen podría estar ligado a una diferente actividad del gen, un diferente funcionamiento de áreas del cerebro relacionadas con la atención, y también con una diferente respuesta a los fármacos estimulantes. Este último aspecto se prevé que podría ser de utilidad a la hora de elegir el tratamiento adecuado para cada paciente.

“El estudio demuestra que el papel del gen descubierto es significativo y que podría ser de utilidad en el pronóstico del Trastorno por Déficit de Atención” nos ha señalado el Dr. J. Antoni Ramos-Quiroga, comentando también que la predicción de la respuesta al tratamiento podría ser una de sus aplicaciones.
El grupo de científicos catalanes participantes en este estudio es pionero en el estudio de la carga genética del TDAH. Ha publicado estudios en los que se explica cómo se ha podido relacionar el trastorno con genes implicados en la neurotransmisión de la serotonina, de factores neurotróficos, de lateralidad cerebral o de dopamina. Estas investigaciones ayudarán a esclarecer el papel de la genética en este trastorno, y ayudar en un futuro a mejorar el pronóstico y tratamiento.
http://www.noticiasmedicas.es/

martes, 16 de marzo de 2010

Primer estudio de resultado a largo plazo sobre las drogas para el tratamiento de TDAH que muestra que no hay ninguna mejora

Aquí esta el más reciente estudio revelador de las supuestas drogas de TDAH

De nuevo gracias a Enrique C. por la información bien documentada que me hace llegar.
Un trabajo importante fue dado a conocer por el Ministerio de Salud australiano occidental esta semana. Este es el primer estudio de resultados a largo plazo sobre el uso de drogas estimulantes para el tratamiento de TDAH alguna vez hecho. La información utilizada es de 131 pacientes a los que se hizo un seguimiento durante veinte años por el Departamento.

Puedes acceder a este informe aquí:

http://www.health.wa.gov.au/publications/documents/Raine_ADHD_Study_report_022010.pdf

Los resultados no son bonitos.
El Professor Lou Landau, coautor de un estudio del TDAH, descubrió que el tratamiento de estimulante incrementa la presión sanguínea, con resultados nulos en el rendimiento académico, y ninguna mejora del comportamiento. Para los que están en tratamiento es 10 veces más probable que su rendimiento escolar será por debajo de la media. Los efectos físicos del tratamiento siguen al niño en la edad adulta.
En una entrevista en la radio australiana, Landau expresa la consternación sobre estos resultados porque éstos contradicen muchos estudios a corto plazo publicados y patrocinados por la industria.
Usted puede escuchar esta emisión en este enlace:

http://www.abc.net.au/news/audio/2010/02/17/2822025.htm

http://www.theaustralian.com.au/news/nation/kids-on-TDAH-drugs-poor-at-school/story-e6frg6nf-1225831116701

Drogas de TDAH en niños "Pobres en la escuela”

De: el australiano Stephen Lunn, autor de asuntos sociales
17 de febrero de 2010 las 12: 00 a.m.

Los niños con TDAH que usan medicamentos de venta con receta para llevar su afección, es 10 veces más probable que funcionen mal en la escuela, que niños de TDAH que evitan el tratamiento, revela un nuevo informe.
El informe también descubre que las drogas de prescripción estimulantes como el Ritalin y dexamphetamine no hacen ninguna diferencia significativa con el nivel de la depresión, la auto-percepción y el funcionamiento social de un niño de catorce años de edad por trastorno por déficit de atención con hiperactividad.
Aquellos que usaban el tratamiento constantemente tenían significativamente más alta la presión sanguínea en la edad de 14 años, que niños que nunca habían tomado drogas, un efecto secundario que podía incrementar el riesgo del ataque cardíaco y la aplopejía incluso en la edad adulta.
El coautor del informe, publicado el pasado día 16, Lou Landau, dijo que es el primer trabajo en del mundo en estudiar los efectos a largo plazo de los medicamentos estimulantes en niños con TDAH, mostrando " que las drogas a un largo plazo no tienen un impacto sobre la mejora del rendimiento".

Cobertura relacionada

Review of 'tainted' TDAH guidelines The Australian, 23 Nov 2009


Reader's Comments: TDAH guidelines pulled after drug scandal NEWS.com.au,


School student hands out Ritalin Daily Telegraph, 13 Oct 2009


We're turning our kids psychotic Courier Mail, 13 Oct 2009


Readers' Comments: TDAH study to probe genetic link - Herald Sun Herald Sun,

"Las drogas no mejoran los resultados para aquellos con TDAH, no hacen ninguna diferencia a niveles de la depresión, funcionamiento social y la auto percepción, y para aquellos que toman la medicación, es 10 veces más probable que su rendimiento escolar será por debajo de la media", dijo.
El Professor Landau, consejero médico principal del Departamento de Australia Occidental de Salud, que financió la investigación, dijo que no iba a decir que las drogas nunca deben ser usadas para tratar el TDAH "Puede haber algunos niños para los cuales la necesidad gestionar la condición en el corto plazo, se compensan los efectos a largo plazo."
El informe es innovador porque usa datos del Raine Study, que ha estado al día con el progreso de más de 2800 familias durante dos décadas. Los padres de los 131 niños diagnosticados con TDAH bajo el estudio han estado proveyendo la información desde que los niños nacieron. Los resultados se midieron cuando los niños tenían 14 años.
El Ministro Graham Jacobs de salud mental australiano occidental dijo que era cauteloso sobre el estudio debido a su tamaño de muestra relativamente pequeño, pero "Puso en la duda la evidencia anecdótica de cuando era un médico general provinciano de que el tratamiento mejoró la concentración de un niño así que aprendía mejor".

"Creo que los padres están comenzando a examinar la cuestión más de cerca", dijo. "En Washington, fuimos unos de los mayores proscriptores de medicamentos de TDAH, pero empezó a cambiar en los últimos 12 a 18 meses."

El Laborista Australiano Martin Whitely, un defensor de mucho tiempo en contra del tratamiento de TDAH, dio la bienvenida al informe. "La afirmación de la industria de TDAH que sin el tratamiento los niños de TDAH arriesgan la falla académica ha sido demostrada ser tonterías completas", dijo. "No es sólo que las drogas de TDAH no mejoran el rendimiento de la escuela a largo plazo, sino que arrastran los niños hacia abajo. Los padres estarán furiosos, ya que han sido engañados en dar a sus hijos, de los contribuyentes subvencionados, anfetaminas. Ningún padre responsable a sabiendas, aumentaría las posibilidades de su hijo de fracaso escolar."

viernes, 12 de marzo de 2010

DÉFICIT DE ATENCIÓN Y FRACASO ESCOLAR

Durante años, la mayoría de los escolares con problemas serios de rendimiento escolar sufrían "DISLEXIA"...
Probablemente 8 de cada 10 escolares con fracaso escolar en Primaria (evidentemente con problemas de lectoescritura y cálculo) eran calificados de disléxicos y tratados como tales durante años. La diferencia era que no había DISLEXITINA para comprar en la farmacia y era imprescindible ir a un centro psicopedagógico a realizar durante varios años "fichas para la dislexia"...
Desde hace unos años ha tomado el relevo de la dislexia el déficit de atención.
Pero con una diferencia, ahora tenemos "pastillas" para mejorar el déficit de atención y así prevenir y resolver el fracaso escolar.



¿Quién se ocupa de difundir esta falacia?

Pues muchos profesionales y para-profesionales de la Medicina y la PsicoPedagogía.

¿Quién gana con esto?:

Los Laboratorios farmacéuticos que no se conforman con vender estos productos a quienes "realmente" los necesitan o a quienes les pueden ayudar, sino a todo los escolares y jóvenes posibles.
Los Médicos que expiden las recetas contraviniendo las mismas indicaciones de los prospectos médicos (proporcionando psicoestimulantes y antidepresivos a niños desde los 3 años de edad)
Los farmacéuticos que simplemente "despachan recetas" sin asumir una función asesora al paciente (¿para que eso de "consulte a su médico o a su farmacéutico"?)
Profesionales de la Psicología y la Pedagogía que prefieren tener la ayuda de un fármaco milagroso para que parezca eficaz su intervención profesional irrelevante.
Profesores que prefieren que el escolar se encuentre bajo los efectos de unas drogas antes que adecuar su metodología a las características del niño (tal y como dicta la LEY y sugiere el sentido común)
Padres que quieren confiar en la "propaganda" médica y obviar los mensajes alternativos, prefiriendo dar pastillas (y pedir que sean subvencionadas por el sistema nacional de salud) que esforzarse en conocer, comprender, aceptar a sus hijos y adecuar sus exigencias educativas a sus posibilidades.
y, ¿qué relación cierta hay entre déficit de atención y fracaso escolar?
Una información amplia y detallada la puede encontrar en los portales www.tda-h.com y en www.aportodas.es
En resumen:
Existe no uno, sino varios déficits de atención posibles:

Dificultad para Mantener la Atención en algo concreto y determinado (déficit de atención sostenida). Es un factor de riesgo para el bajo rendimiento escolar pero no es un factor causal del mismo. Si el escolar tiene un buen nivel intelectual puede tener éxito sin problemas en Primaria. En Secundaria y Bachillerato necesita aprender habilidades de regulación de la atención.

Dificultad para percibir detalles relevantes, para darse cuenta de lo que es importante. Este es un déficit de eficacia o calidad atencional. Es un factor de altísimo riesgo para el fracaso escolar en Primaria. Es el menos investigado, No hay fármacos eficaces para resolver este problema y se requiere entrenamiento específico y adaptación educativa toda la escolaridad.

Baja estabilidad atencional o pérdida rápida del rendimiento en cualquier tarea al poco rato de comenzarla. No es un factor relacionado con el fracaso escolar, pero puede contribuir a explicarlo junto con otros factores. Se resuelve con actividades de entrenamiento específico.

Se calcula que el 3% de la población escolar tiene déficit de atención sostenida (entre ellos están los llamados escolares hiperactivos); un 13% tiene baja eficacia atencional y no están bien identificados por la terquedad de ciertos profesionales que se niegan a reconocer una realidad que está hablando a gritos.

En cualquier caso, nunca el déficit atencional puede ser la causa del bajo rendimiento o del fracaso escolar. La experiencia ha puesto de manifiesto que cuando se modifica la metodología de enseñanza-aprendizaje, los escolares con déficit de atención logran el éxito curricular si dedican suficiente esfuerzo al estudio (pueden revisarse nuestras Adaptaciones Metodológicas)
Extraido de http://www.preocupados.es/

LOS OMEGA 3 SON NECESARIOS PARA MANTENER UNA CORRECTA ALIMENTACIÓN

El Omega 3 es un ácido graso beneficioso que no sustituye a la medicación habitual, pero sí puede contribuir a mejorar la situación del niño, con la ventaja de ser un producto natural.



El Omega 3 es un ácido graso presente en grandes cantidades en el pescado –especialmente en el azul como, por ejemplo, el atún - y al que se le atribuyen funciones beneficiosas en ámbitos tan dispares como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, para rebajar el colesterol y los triglicéridos o ciertos problemas relacionados con el cerebro y el sistema nervioso central tales como el TDAH o las depresiones.

También se le atribuyen beneficios frente a la artritis reumatoide, ya que posee propiedades antiinflamatorias. Su ingesta no es por sí sola definitiva en el caso del trastorno de hiperactividad ni sustituye a los fármacos indicados para ésta, pero sí puede servir de complemento a la dieta del paciente, con la ventaja de que además se trata de un producto natural. El Omega 3 es especialmente relevante en el desarrollo del cerebro de un niño hasta los seis años, según señala el Doctor Agustín Legido, Jefe de Neuropediatría del Hospital St. Christopher´s de Philadelphia y elegido top doctor de este estado.
Los laboratorios farmacéuticos Korott, con base en Alcoy (Alicante), declaran que “según estudios científicos, el ácido Omega 3 contribuye al desarrollo del sistema nervioso central y, por lo tanto, de todos aquellos factores, tanto cognitivos como del comportamiento, relacionados con él”. También la agencia norteamericana que regula la calidad e idoneidad de medicinas y alimentos (FDA, Food and Drug Administration) certificó que en el año 2004, que existen dos tipos de ácidos Omega 3, el EPA y el DHA, y ambos tienen “estatus de producto saludable”. Y, el Doctor Agustín Legido afirma que ambos son esenciales para la formación de la retina y el cerebro en el niño y la mujer embarazada.
Los expertos médicos consultados resaltan la función positiva de los Omega 3 en el desarrollo neurológico, que ha sido comprobado en diversos estudios, entre ellos uno publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA), en el que se certifica cómo unas dosis (que tenían que ser elevadas) de Omega 3 DHA contribuían a mejorar capacidades cognitivas básicas como la memoria, la resolución de problemas, los conceptos numéricos iniciales y el lenguaje.

Alimentos que lo contienen

Es importante saber qué alimentos pueden incluirse dentro de una dieta equilibrada, y cuáles son los alimentos que pueden contribuir a regular el sistema nervioso de un niño con problemas de atención o hiperactividad. Entre los pescados resalta el pescado azul que contiene un alto índice de grasas poliinsaturadas como el atún, las sardinas y el salmón. Tanto los pescados frescos como los que vienen en conserva poseen cantidades de estos ácidos grasos cuyos efectos pueden ser positivos si forman parte de la alimentación de forma habitual. El Doctor Agustín Legido resalta que los pescados consumidos deben ser de primera calidad y en el caso de las latas de marcas muy conocidas para garantizar los procesos de envasado.

Nuestros especialistas

Paco Montañés, jefe de la Unidad de Psiquiatría Infantil del Hospital de Alcorcón (Madrid), recuerda que nunca puede pensarse en los ácidos grasos como un sustitutivo de la medicación que recete el especialista, aunque su aportación a la dieta es adecuada “En el Reino Unido, donde en su dieta abusan de las grasas ya que consumen grandes dosis de margarinas, mantequillas… los médicos recomiendan consumir Omega 3 para equilibrar sus dietas. En España, basta con incidir en que los adultos y pequeños incrementen su consumo de pescado azul y frutos secos ricos en Omega 3”, afirma Montañés.

Beneficios claros

El gran salto adelante que ha llevado a considerar reales los beneficios del Omega 3 sobre el desarrollo congnitivo de los niños lo dio el estudio Oxford Durham, realizado en el Reino Unido y publicado en 2005 en la revista especializada “Pediatrics”. Este estudio reveló que durante tres meses se trato con Omega 3 a 116 niños con problemas de aprendizaje de mayor o menor importancia. A parte de ellos se les suministraron seis cápsulas de Omega 3 al día (dos en el desayuno, dos en la comida y dos en la cena) y a otros se les aplicó un placebo. Los resultados vinieron a confirmar que, al cabo del tiempo, mejoraron las aptitudes de los niños que habían tomado el ácido graso. Su capacidad de concentración y aprendizaje, sus relaciones sociales y su impulsividad o tendencia a la violencia fueron mejorando notablemente. Las conclusiones de este estudio, realizado por A. J. Richardson y P. Montgomery, aseguraban que “un suplemento adicional de acidos grados puede ofrecer una opción para un tratamiento seguro y eficaz para los problemas de educación y de comportamiento en los niños con TDAH”. Otro estudio al respecto, publicado en 2007 por el Psiquiatra norteamericano Paul J. Sorgi, aplicó 16,2 gramos de EPA y DHA durante ocho semanas y comprobó que había “una significativa mejoría en los niveles de inatención hiperactividad, conducta opositora desafiante y trastorno de conducta”. Sorgi OJ et al. Nutr J 2007;13:6:16 (Grupo de Sears en Sudbury, MA (USA).
Extraido de http://www.hiperactividadmedicosypacientes.com/

jueves, 11 de marzo de 2010

DIFICULTADES DE LECTURA: EL OPTOMETRISTA

Publicado por Rosa M. García Hdez en VISIÓN Y APRENDIZAJE


En esta entrada Rosina Uriate en su blog ESTIMULACIÓN TEMPRANA Y DESARROLLO INFANTIL, explica con palabras sencillas el problema que muchos niños tienen en el colegio en la etapa de aprendizaje de la lectura.Como no lo habría conseguido explicar mejor, os dejo aquí el testimonio íntegro de una madre:

Una tarde cualquiera en la consulta de Carlos…


- Madre de Jorge: “Buenas tardes.”
- Carlos: “Hola, buenas tardes. ¿Así que este chavalote es Jorge? Estás muy alto, ¿no estabas tú en segundo de primaria?”
- Jorge: “Sí.”
- C: “Pues seguro que eres el más alto de tu clase.”
- J: “Casi, Andrés me gana.”
- C: “¿Te gusta el cole?”
- J: “No mucho… Me cuesta leer, es muy difícil y la profe me riñe porque lo hago muy despacio y me equivoco siempre.”
- M: “Leo con él todas las tardes, pero acabamos los dos agotados después de leer tan sólo unas pocas líneas. Conoce bien las letras, pero no acaba de soltarse a leer y cada vez va más atrasado en clase. La profesora está preocupada y nosotros también. Hace poco le llevé a un oftalmólogo y nos dijo que el niño ve estupendamente. Pero una amiga me aconsejó que viniéramos para que le echaras un vistazo.”
- C: “Habéis hecho bien, vamos a echar ese vistazo. Siéntate aquí Jorge, y dime qué letras ves allí iluminadas en la pared…”
- J: “M”
- J: “B”
- J: “S”
- …
- C: “Muy bien, ésta ha sido fácil. Las letras han aparecido una por una. Vamos a ver qué pasa cuando salen todas juntas…”
- J: “M, B, …(silencio)”
- M: “No lo entiendo, él las conoce perfectamente, ¿por qué no las dice?”
- C: “Jorge no tiene problemas de agudeza visual, ve perfectamente y conoce las letras por eso las dijo todas cuando aparecieron por separado. Lo que pasa es que sus ojos no trabajan bien realizando los movimientos sacádicos, que son las fijaciones a saltos de izquierda a derecha que son necesarias para la lectura. Le cuesta hacer estos saltos de una letra a otra, a la segunda letra se ha cansado ya del esfuerzo y no ha podido seguir. Vamos a seguir haciendo más cosas a ver qué tal…”
- C: “Jorge, mira la punta de este bolígrafo mientras yo lo muevo delante de tu cara. No dejes nunca de mirarlo, ¿vale?”
- J: “Vale.”
- C: “Lo estás haciendo muy bien, este boli se mueve mucho. No dejes de mirarlo y dime, ¿cómo te llamas?”
- J: “Jorge”
- C: “Bien, ¿y cuántos años tienes?”
- J: “Ahhh… (deja de mirar el bolígrafo para contestar)… Siete”
- M: “Jorge, ¡has dejado de mirar el bolígrafo!”
- C: “Sí, es capaz de realizar movimientos horizontales, verticales, diagonales y circulares con los ojos siguiendo un punto móvil, pero esto le supone tal esfuerzo y concentración que no puede contestar a preguntas sencillas a la vez. Por esto no podrá entender lo que está leyendo. Aunque adquiera la mecánica de la lectura, no podrá comprender el texto.”
- M: “¡Es increíble! Ahora queda claro porque le cuesta tanto leer…! Una cosa más, antes de que se me olvide… él a veces dice que las letras se mueven cuando lee.”
- C: “Sí, por lo que veo, Jorge tiene una pequeña foria. Es algo así como un estrabismo, pero no se nota exteriormente. El cerebro debe ser capaz de fundir con comodidad las dos imágenes de los dos ojos y crear una sola. Jorge lo hace, pero con mucho esfuerzo, por lo que se cansa, y cuando esto ocurre deja de ver una sola imagen y las letras se mueven.”
- M: “¿Y qué podemos hacer?”
- C: “No te preocupes, os voy a dar unos sencillos ejercicios. Es como una gimnasia ocular. En unos pocos meses Jorge estará como nuevo y listo para leer. Os daré cita para dentro de dos meses y entonces decidiremos si hay que seguir o lo dejamos ya ahí.”
- M: “Muchísimas gracias, hasta entonces.”
- C: “Adiós. Y no te olvides de hacer los ejercicios todos los días.. ¿eh, campeón?”
- J: “No me olvidaré, lo prometo.”
Esta conversación es real, aunque los diálogos no han sido reproducidos de forma exacta. Jorge tiene otro nombre, pero es un niño real, que después de dos meses sólo necesitó otro mes más de reeducación ocular para ponerse a la altura de sus compañeros de clase en cuanto a lectura se refiere. Al cabo de dos años volvieron a ver a Carlos pues las letras de nuevo se movían cuando él se sentía cansado o algo débil. Volvieron al programa de ejercicios durante otros dos meses y fue dado de alta definitivamente.
Carlos también es un personaje real, y ése es su verdadero nombre. Es optometrista y muy bueno, por cierto.

El oftalmólogo es un médico que se ocupa de la salud ocular y del órgano del ojo en sí. Nos dirá si los ojos de nuestros hijos son sanos, o si sufren de miopía, etc. El optometrista, en cambio, es el profesional que se dedica al estudio del funcionamiento del ojo. Es esencial que los ojos funcionen de forma adecuada y cómoda para que los niños puedan leer sin realizar un esfuerzo añadido y con resultados considerados óptimos. Esto no es lo habitual en los niños que muestran problemas de inmadurez en su sistema nervioso, por lo que se hace necesaria la visita al optometrista en todos los casos de niños con dificultades, sobre todo los que las acusan en las tareas escolares.

Éste es mi pequeño homenaje a Carlos Pereda y a todos los optometristas infantiles, cuya labor es aún desconocida para la mayoría y tan necesaria para tantos niños.
.........................................................................................

'Jorge' por aquel entonces, con 6 años, tenía verdaderos problemas en su lectura. Su tutora en aquel momento llegó a decirle a su madre que "no se hiciera ilusiones de que su hijo pudiera estudiar algún día". Sus problemas de lectura no eran los únicos, Jorge además tenía déficit de atención, lo cual complicaba el aprendizaje un poco más. “Leer dos líneas era tan agotador como correr dos kilómetros, yo acababa igual”- me decía la madre.

Toda esta andadura comenzó a los 4 años de Jorge, realizando terapia de organización neurológica combinada con Doman, Integración Sensorial y reeducación auditiva de Berard. En aquella exploración neurológica le comentaron a la madre que el niño "tenía muy pobre respuesta ocular", algo que no comprendió en ese momento pero que luego lo vio muy claro. A los 6 años acabaron en la consulta del optometrista funcional Carlos Pereda. “Este profesional nos ‘abrió los ojos’ nunca mejor dicho... Vimos todos los problemas que tenía el niño para leer y todo tuvo por fin una explicación”.

Después de los 3 primeros meses de terapia visual “Mi hijo se lanzó a leer como si lo hubiese hecho toda la vida. No es que le gustase ni empezase a sacar buenas notas en el colegio, pero su rendimiento mejoró muchísimo y la tutora nos dijo que nunca había presenciado un cambio tan grande en un niño durante un curso (esto fue en 2º de primaria tras la terapia visual y auditiva).”

Después de ponerme en contacto con la madre de 'Jorge', 9 años más tarde, tras aquellos problemas de lectura, y tras seguir trabajando sus problemas generales de lateralidad y desarrollo neurológico (reflejos primitivos) con Terapia de movimientos rítmicos (TMR), la madre me decía : “Hoy mi hijo saca buenas notas (media de notables) en 4º de ESO. Hasta 2º de ESO (hasta acabar con la TMR) teníamos que estudiar con él y pelear el tema de los deberes durante horas. Ahora es autónomo y estudia solo. Es verdad que para hacerlo suele estudiar en la bici estática (te recuerdo que mi hijo ha sido hiperactivo) o copiando las lecciones escribiéndolas. Muchas veces estudia con música (no tranquila, sino de la "cañera" que le gusta a él)”.

La terapia visual que hizo Jorge en su momento era funcional no comportamental, trabajó muchas áreas, no sólo la visual, pero a día de hoy la madre me dice: “Sé que el sistema visual no está del todo bien. Pero él saca buenas notas, funciona autónomamente y es de los mejores alumnos de su clase. A pesar de esto, sé que sigue haciendo un sobreesfuerzo y esto me da mucha rabia.”

Esto nos indica que Jorge trabajó de manera aislada cada área: visual, motora, neurológica, auditiva, etc. pero no se comprobó que todos los sistemas estuvieran bien equilibrados unos con otros; es decir, que la información visual estuviera equilibrada con la de los demás sentidos. De esta manera se consigue automatizar los nuevos esquemas para poderlos llevar a cabo en la vida diaria sin ningún gasto de esfuerzo adicional.

Seguramente Jorge, antes de la terapia visual, tenía que esforzarse mucho y no veía los resultados en el colegio; aprendió qué es lo que debían hacer sus ojos para rendir mejor de una manera óptima, pero aún así, no integró esos esquemas; dicho de otra manera, el cerebro no automatizó lo aprendido, y él sigue haciendo sus actividades del día a día, con menos esfuerzo que hace años, pero no fácilmente.

Casos como el de Jorge requieren mucho esfuerzo durante la terapia, por parte del niño y por parte de los padres. Porque las terapias son largas y a veces las fuerzas y ganas flaquean. Pero merece la pena cuando ves que tu hijo mejora en el cole, cuando ves que ya no necesita tanto tiempo para estudiar y puede jugar, cuando él mismo disfruta yendo al colegio, cuando coge los estudios por él mismo y no porque se lo manden…

Esta entrada puede tomarse como una 'petición' hacia tantos profesores que no reconocen el esfuerzo que muchos niños hacen diariamente en el colegio. Para que no infravaloren su trabajo, su tesón y su capacidad para un futuro. Para que no minen su autoestima diciéndoles que no sirven para estudiar.Muchos de esos niños con más esfuerzo que los demás, consiguen labrarse un futuro, pero todos aquellos que no lo consiguieron posiblemente fue porque “se creyeron lo que les dijeron” y no demostraron que no era verdad.

Respetemos el primer DERECHO VISUAL DEL NIÑO:
“El derecho a que no se burlen de él, le cataloguen de ‘vago’, ni menosprecien su esfuerzo, simplemente porque no consiga llegar al nivel de sus compañeros, y sin que los mayores lleguen a valorar que pueda tener un problema visual causante de su comportamiento.
El derecho a que nadie le haga sentir inferior por el simple hecho de padecer un problema visual tratado no tratado. Por tanto, el derecho a que si tiene un problema visual que afecta a su rendimiento escolar, sea detectado lo antes posible y reciba el tratamiento visual más adecuado a él.”

EL RICONCITO DEL CINE



Hoy me he levantado con ganas de estrenar una sección con recomendaciones cinematográficas. Y voy a empezar por una pequeña joya que descubrí anoche. La película se llama Adam, es del 2009 y está dirigida por Max Mayer y protagonizada por Hugh Dancy y Rose Byrne. El protagonista es un joven de 29 años (Adam) ingeniero electrónico y que padece síndrome de asperger (también se conoce como autismo de alto rendimiento). El resultado es una comedia tierna pero divertida que no te deja indiferente. Destacar la gran actuación del protagonista.

jueves, 4 de marzo de 2010

NUEVA GUIA PARA PADRES

Me han hecho llegar una guia para padres con hijos diagnosticados de TDAH, muy conveniente leerla si se está a punto de empezar a medicar al niñ@ ya que nos hace pensar antes de tomar una decisión nada fácil.

Guía para padres de hijos diagnosticados con TDAH
http://docs.google.com/fileview?id=0B4jl2sVRGTToOTI1MmY0NjQtYmIzNS00NzU2LTkzMGMtYjM2NWE3MmRjNDhj&hl=en

Espero sea de ayuda. Tambien he colgado el enlace en la lista de enlaces.

martes, 2 de marzo de 2010

VISITA AL MEDICO

Ayer llevamos al peque al medico que le visita desde hace tiempo (Dr. Jordi Camerino).. Es médico homeopata y nos comprende bien, no le preocupan los sintomas le preocupan lo que los provocan. Le vio algo mejor, sobretodo algo más tranquilo. Hemos decidido centrarnos en la atención y la impulsividad principalmente y ayudarle lo máximo posible con la lectoescritura, que aunque le cuesta mucho va avanzando pasito a pasito. También nos dijo que NADA  de repetir curso, que siga con su adaptación curricular pero con sus compañeros de siempre al lado para no complicar las cosas. En cuanto al tratamiento nos preparó un compuesto natural para que se relaje un poquito y NUADHA 500mg (en su formato con sabor a limón) junto con TRIPTOFANO LITIO 4CH para el tema de la atención. En todo el tiempo que llevamos con este tema con lo único que notamos cambios positivos fue mientras tomaba el DHA así que vamos a seguir, confiamos en que funcionará. También le ha dado unas bolitas homeopaticas una vez a la semana.
Por cierto, acabamos con Tomatis aunque le falta por hacer el Test final, cuando sepamos algo lo cuento, aunque el tema va para largo. Dentro de un tiempo volverá a hacer 30 sesiones. Ya veremos.

lunes, 1 de marzo de 2010

DEFICIT DE ATENCION Y ACIDOS GRASOS

La hiperactividad o trastorno de déficit de atención en los niños pueden ser algunos de los casos que pueden mejorar muchísimo con los ácidos grasos.


Qué son y para qué sirven los ácidos grasos EPA y DHA?
Los ácidos grasos EPA y DHA están presentes en todas las células de nuestro cuerpo y especialmente en nuestro sistema nervioso.

El EPA es un ácido graso Omega-3 y participa en el buen funcionamiento y buena comunicación de las células, especialmente a nivel del sistema nervioso. También parece colaborar en una buena circulación cerebral.

El DHA es también un ácido graso del tipo Omega-3 pero con una función más estructural y por ello es muy importante durante los primeros meses del embarazo ya que es cuando se forma el sistema nervioso del feto.

En resumen diríamos que el DHA se encarga de la buena estructura cerebral y el ácido graso EPA se ocupa del buen funcionamiento o "rendimiento" mental.
El EPA es precursor del DHA, por eso es importante que se tomen juntos a fin de buscar una mayor eficacia.

Déficit de ácidos grasos EPA y DHA en nuestra dieta y en la Hiperactividad
El pescado azul es una de las fuentes más habituales de Omega-3 conteniendo buenos aportes de EPA y DHA pero también los podríamos obtener de las nueces, aceite de borraja, de onagra y de cáñamo para consumo alimentario.

Hoy en día por desgracia nuestra dieta suele ser muy desequilibrada y con alimentos muy refinados; por ello el déficit de ácidos grasos, tanto de Omega-3 como de Omega-6 es de lo más habitual. Este déficit podría ser, entre oros factores, el responsable del aumento de desórdenes mentales infantiles (también en adultos) como el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), dislexia (dificultades específicas en la lectura), agresividad, etc.
Hasta la fecha el único tratamiento era a base de medicamentos como derivados del metilfenidato.

El estudio Oxford-Durham: suplementación con ácidos grasos EPA y DHA
Este estudio ha supuesto un gran avance para ver la eficacia de los ácidos grasos poliinsaturados en casos de retraso escolar, dificultad de aprendizaje, hiperactividad, déficit de atención, agresividad y mala sociabilidad con la clase.

El estudio se llevó a cabo durante el año 2003 en el condado inglés de Durham con 117 niños en edad escolar (entre 5 y 12 años) especialmente elegidos con algunas de estas dificultades; no quiere decir que todos tuvieran todos los síntomas.
A una parte del grupo se les administró, durante tres meses, perlas de ácidos grasos EPA, DHA y aceite de Onagra; y a la otra parte solo perlas con aceite de oliva.
Lo alentador del estudio es que las mejoras fueron muy evidentes a nivel de aprendizaje (comprensión de la lectura, velocidad de deletreo, capacidad de concentración) y especialmente en el comportamiento.

Se abre, pues, una nueva puerta a tratamientos naturales para la Hiperactividad, dislexia, trastorno de déficit de atención y otros problemas de aprendizaje o comportamiento infantil.

Tipo y dosis de ácidos grasos EPA y DHA utilizados en el estudio
En los casos de Hiperactividad y trastornos de déficit de atención, el suplemento natural que se administró a los chicos consistía en 6 perlas o cápsulas al día que contenía un 80% de aceite de pescado, Omega-3 (aportan 558 mg. de ácido eicosapentaenoico o EPA y 174 mg de ácido docosahexaenoico o DHA) y un 20% de aceite de onagra, Omega-6 (60 mg de ácido gammalinoleico) más 9.6 mg de vitamina E en forma natural o alfa-tocoferol.
Las cápsulas se tomaban 2 antes del desayuno, almuerzo y cena.

Conclusiones sobre el uso de ácidos grasos en casos de déficit de atención
Queda mucho camino por investigar y ver si las proporciones de Omega-3 y omega-6 son las optimas, la dosis y si hace falta algún otro tipo de suplemento.

De momento los resultados van en la línea de que los remedios naturales ricos en EPA y DHA si van a la causa del problema, en muchos casos de hiperactividad y/o trastornos de déficit de atención y pueden ayudarnos a regular de verdad el sistema nervioso sin las contraindicaciones que tienen, a menudo, los medicamentos.

Josep Vicent Arnau

Naturópata y Acupuntor
Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia