lunes, 25 de enero de 2010

UN CUENTO SOBRE EL TDAH




Llevamos mucho tiempo pensando sobre el problema de nuestro hijo. Un profesional tras otro, con muy buenas intenciones, pero con muy pocos resultados. Un día nos dijimos que no queriamos sólo tapar el problema, que queríamos llegar al fondo de todo, encontrar la causa para poder encontrar la solución. Estamos convencidos  que es posible y por eso no nos rendimos. Hemos encontrado terapias de las que hace unos meses no sabiamos absolutamente nada, entre otras cosas porque ningún profesional nos informó, hemos ido forjandonos una idea (la nuestra) sobre el problema y hemos diseñado una estrategia basada en la experiencia de muchos y en el asesoramiento de profesionales con ganas de ayudar a nuestro hijo, no de hacer que moleste menos. Hoy encontré este "cuento" que me ha parecido que explica con mucha claridad como nos sentimos algunos padres.

"Voy a contaros la historia de unos amigos que vivían en una preciosa casa.



Ésta era el orgullo de la familia. La habían comprado con esfuerzo e ilusión.

Al cabo de poco tiempo de vivir en ella, comenzaron los problemas. Primero fueron las goteras y después las tejas, que no dejaban de caerse sin razón aparente. Se veían obligados a renovar el tejado todos los años.
Luego aparecieron pequeñas grietas que iban transformándose en otras más grandes que había que rellenar. Estaban por todas partes: abajo, en el salón y en la cocina. Arriba, en casi todas las habitaciones. Se hicieron visibles tanto en la fachada como en el interior.
La pintura se resquebrajaba y se caía a jirones, teniendo que pintarlo todo de nuevo.
Lo peor fue cuando las paredes empezaron a mostrar debilidad e inestabilidad. Hubo que construir contrafuertes en las cuatro fachadas para apuntalarlas y evitar que la casa entera se viniera abajo.
Seguía siendo una casa bonita, pero sus habitantes empezaban a estar cansados de las preocupaciones y de visitar a tantos y tantos expertos en construcción.
"Tienen ustedes que hacerse a la idea de que este tejado no aguantará y no les queda otro remedio que renovarlo todos los años", decían unos…

"No se preocupen", decían otros… "Nosotros nos ocuparemos de todo. Apuntalaremos las paredes y seguro que aguanta la casa en pie otros cien años."


"¡Oiga!, que esta casa no tiene cien años."


"Ah, ¿no? Vaya… pues lo parece… Pero bueno, lo dicho: nosotros nos encargamos."

Y así pasaron los años. Y la casa aguantaba estoicamente, llena de parches y muletas, con tejas que se caían cada dos por tres… temiendo las inclemencias del tiempo…
Un día, un amigo les contó lo contento que estaba con su casa desde que había contratado los servicios de un "organizador arquitectónico".


"Por suerte no nos hace falta ayuda con nuestra casa", le aseguraron. "Tenemos a los mejores expertos en construcción trabajando aquí a menudo."


"Bueno, os dejo su tarjeta por si cambiáis de idea."


Preguntaron a sus conocidos y a los expertos en construcción si ellos sabían algo del "organizador arquitectónico".


"¡Es un charlatán!", respondió uno. "¡Un farsante!", aseguró otro. "Sólo conseguiréis que os saque el dinero sin solucionar vuestros problemas", dijeron los demás.
Nuestros protagonistas sintieron que esta última observación encajaba bastante con los mismos que la hacían. Y total… no tenían demasiado que perder dada su situación.

El organizador arquitectónico les habló con claridad: "Vuestra casa está situada en un hermoso paraje. Su planta es pequeña pero magnífica. En sus paredes apenas se notan las grietas que han sido magistralmente retocadas. El tejado es nuevo y reluciente… Y los contrafuertes… la verdad es que se ponen tanto últimamente que ya nos vamos acostumbrando a verlos. Hasta tal punto, que pronto nos extrañará ver casas sin ellos… Los colores que la envuelven son bellos y la decoración exquisita, no falta en ella un detalle ni el calor del hogar… Pero… ¡nada de esto es suficiente si la casa no se sostiene!"
"¿Y qué podemos hacer? Llevamos años luchando…"


"¿Qué os parece iniciar una nueva lucha, pero en la dirección adecuada?"


"¿Qué quieres decir?"


"Pues que es hora de dejar de poner parches aquí y allá. Es hora de dejar de poner remedios transitorios que os atarán de por vida y traerán nuevas necesidades y preocupaciones. Es hora de dejar de mirar los pequeños problemas que van surgiendo por todas partes y plantearnos dónde está la verdadera razón de que todo esto ocurra.

Y la razón es bien sencilla: FALLAN LOS CIMIENTOS… los pilares y las vigas maestras… Sin unos cimientos sólidos, de poco nos servirá renovar el tejado cada año y rellenar grietas constantemente. A esta casa le falta una buena base."


"¿Y cómo se la daremos?"


"Pues igual que a todas las casas del mundo. Cuando fallan los cimientos sólo podemos volverlos a construir."
A nuestros amigos les pareció todo muy lógico y se preguntaron por qué nunca alguien les había propuesto hacer lo mismo. Se informaron bien de cómo sería el proceso y se pusieron manos a la obra.
Fueron unos meses muy duros, con la casa llena de obreros y de ruido. Todo cubierto de polvo y patas arriba. Incomodidad y trabajo extra para toda la familia…
Pero al cabo de este tiempo, la pequeña casa era no sólo bella, sino también sólida y segura. Jamás volvió a preocupar a sus moradores, sólo les dio felicidad y satisfacciones.

Los expertos en construcción, junto a los fabricantes de tejas, siguen sin reconocer la mejoría en la casa, aún a pesar de ser absolutamente evidente. Cuando la gente les pregunta, evaden el tema o simplemente se excusan diciendo que eso de la "organización arquitectónica" no es una profesión reconocida y que su labor no tiene ninguna base científica…

Si piensas que esta historia es simple, absurda e irreal, te diré que así vemos muchos la situación actual del TDA-H… igual de simple, de absurda y de irreal. Una vez más, la realidad supera la ficción.


Rosina Uriarte"

TOMATIS 2ª PARTE

Ya lleva 12 sesiones.


Es muy pronto para ver cambios importantes, aunque pequeños logros nos indican que vamos bien. Por ejemplo ayer estuvo una hora seguida haciendo deberes, sobretodo de caligrafia que es lo que menos le gusta. No recuerdo ni una sola vez que haya aguantado tanto rato atendiendo a lo que le explicábamos y haciendo sus ejercicios, incluso me pareció que se entusiasmaba viendo que le salían bien las cosas. Ultimamente participa mucho en las conversaciones en casa y  hace comentarios con una lógica aplastante, te quedas con la boca abierta . Sea por la terapia o no, está en un buen momento y lo estamos aprovechando. Ya pasó antes por buenos momentos y luego tuvo malos otra vez, así que estamos preparados para la caída aunque no perdemos la esperanza de que cada día caiga menos. Estamos seguros que lo va a conseguir. Estamos seguros que conseguirá lo que se proponga.


miércoles, 20 de enero de 2010

EL SISTEMA VESTIBULAR Y LA HIPERACTIVIDAD

Reproduzco un fragmento de un texto publicado por Rosina Uriarte en el blog http://psicopedagogias.blogspot.com/ .
"El estado más maduro del sistema nervioso en cuanto al movimiento es la capacidad de mantenerse totalmente quieto y el equilibrio perfecto es el no movimiento. Los niños que tienen dificultad para estar quietos, a menudo tienen un control inmaduro sobre el equilibrio. Estos niños con frecuencia se concentrarán mejor en clase, si se les permite levantarse durante unos minutos. El movimiento es como un alimento para su cerebro que necesitan y buscan constantemente.
Se ha comprobado que si se les permite a los niños hiperactivos dar vueltas durante 30 segundos en ambas direcciones (para evitar mareos, debe cambiarse de dirección al cabo de pocas vueltas), éstos muestran un aumento en su atención de hasta 30 minutos después del ejercicio (Sally Goddard en "Reflejos, aprendizaje y comportamiento"). Esto sugiere una vez más que estos niños hiperactivos necesitan la estimulación vestibular para poner su cerebro "en marcha". Es una actividad sencilla y a la vez divertida que puede merecer la pena llevar a cabo. Es muy importante que se den unas poquitas vueltas en cada dirección cada vez, y la misma cantidad en un sentido que en el otro, para evitar el mareo y que la estimulación de ambos hemisferios cerebrales sea la misma. "

lunes, 18 de enero de 2010

¿TRATAMIENTOS NEUROMETABOLICOS VS. TERAPIA CONDUCTUAL?




El siguiente texto ha sido extraido de http://blogs.clarin.com/autismoinfantil/

Dentro de las polémicas que se generan entre los tratamientos biológicos del Autismo, los Trastornos generalizados del Desarrollo y el Déficit de Atención y la Hiperactividad, esta la puja entre los tratamientos biológicos y la Terapia de Modificación de Conductas, que hoy en día, es la técnica que mejores resultados ofrece para promover cambios importantes en el comportamiento, aprendizaje y socialización de niños con este tipo de trastornos.
Nada mas erróneo que pensar en éstos términos.
Los tratamientos biológicos tratan las alteraciones en el neurometabolismo que efectivamente se encuentran en una gran cantidad de casos en este tipo de patologías, es decir, se trata al organismo enfermo por el cual se disparan las alteraciones que afectan fundamentalmente al sistema sensopeceptivo, PERO DE NINGUNA FORMA SUPLANTAN O DESCARTAN LA TERAPIA DE APRENDIZAJE QUE TANTO EL NIÑO, COMO LA FAMILIA DEBEN REALIZAR.

¿Porque es esto asi?
Porque el tiempo que el niño ha estado afectado por tales alteraciones, genera una forma de comportamiento, una forma particular de adaptación que realiza, la que va generando un HABITO, por ejemplo, el niño “aprende” a maniobrar en determinadas situaciones mediante el llanto, el berrinche, las pataletas, lo que le permite “manejar” determinado tipo de situaciones, en otras palabras, si el niño quiere algo y por la causa que sea, los adultos no se lo dan, entonces se desborda en un comportamiento alterado y desorganizado que mantiene hasta que consigue lo que quiere.
Los tratamientos biológicos no disuelven este tipo de comportamientos, permiten que sus niveles de ansiedad, irritabilidad y control de impulsos sean mas adecuados, pero el niño esta acostumbrado (aprendio=hábito) a conseguir lo que quiere, por lo cual, los comportamientos inadecuados pueden volver a aparecer, pero ya no por una causa interna orgánica, sino por un capricho adquirido, lo cual debe ser encaminado mediante una reeducación mediante procedimientos operantes (Modificación de Conductas).

¿Medicación o tratamientos biológicos?
No podemos generalizar el tema, como ya lo he expresado en los artículos anteriores NO TODOS LOS NIÑOS PRESENTAN ESTE PROBLEMA, solo me atrevo a decir, que en mi experiencia personal y con mas de 600 casos revisados en varios estados de la República Mexicana, mas del 70 % de los niños diagnosdticados con Trastornos generalizados del Desarrollo (TGD), Trastornos por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y Trastornos del Espectro Autista (TEA) presentan estos problemas.
Desde ya no es una estadistica cientifica comprobada, es un testimonio clinico de mi experiencia profesional.

Siguiendo el tema medicacion o tratamiento biologicos….por cual debe uno optar?
Eso depende del Diagnóstico neurológico y no me refiero a los criterios del manual DSM IV que son solo descriptivos de la conducta, me refiero a si el médico a detectado una lesión en el cerebro que posibilite la aparición de paroxismos (convulsiones) ya sea por una epilepsia de base, un trastorno sindrómico, una mal llamada paralisis cerebral o daño neurologico equivalente, lo que hace necesario en la mayoria de los casos, la prescripcion farmacológica para prevenir las descargas convulsivas.
Si el Diagnóstico es por el lado de una Irritacion Cortical, Inmadurez cerebral o Encefalopatías de tipo anóxicas o Hipóxicas, el problema pasa entonces por lo que se conoce como Un Trastorno de Disfunción Neurológica, es decir, un mal funcionamiento de la dinamica cerebral, por lo que el problema puede pasar entonces por un trastorno en el neurometabolismo.
Si a un Trastorno por Disfunción Neurológica se lo trata con medicamentos, lo que se esta tratando es EL SINTOMA Y NO LO QUE PROVOCA EL SINTOMA, es decir, la medicación actúa tratando de mejorar el comportamiento pero no actúa sobre lo que altera ese comportamiento.
Si la alteración es producida por un Trastorno del Neurometabolismo, los tratamientos biológicos mejoran los Sintomas ATACANDO AQUELLO QUE ALTERA EL COMPORTAMIENTO, es decir, la base del trastorno y no solamente el síntoma. Lo que no quiere decir que una cosa es mejor que otra, porque vuelvo a insistir, el tema pasa por un BUEN DIAGNOSTICO. En otras palabras, la medicación es indispensable en aquellos casos de haberse detectado una lesion focalizada y los tratamientos biológicos son indispensables en aquellos casos de haberse comprobado alteraciones neurometabólicas. En ambos casos, la certficación diagnóstica pasa por la realización de estudios clinicos de laboratorio.

CONCLUSIÓN
Sres padres: Cuando descubrieron que su hijo tenia problemas y acudieron al medico neurologo, al psiquiatra o al pediatra y le realizaron los estudios de rigor para establecer un Diagnósotico, le dijeron seguramente que es lo que su hijo tenia…..PERO LE DIJERON ¿ PORQUE LO TENIA?………
La pregunta sería: ¿ QUE ES LO QUE PROVOCA LAS ALTERACIONES QUE PRESENTA MI HIJO Y PORQUE RAZON SUCEDIO ESTO?
Debe realizarse un diagnostico adecuado que de cuenta cual es la base de las alteraciones que se presentan. Cuando se habla de TGD, TDA, TDAH o TEA solo se esta describiendo el tipo de problema que el niño presenta, PERO ESE DIAGNÓSTICO NO DICE NADA DE QUE ES LO QUE PROVOCA EL PROBLEMA.
En el caso de existencia de un trastorno neurometabólico, los tratamientos biológicos NO ANULAN, SUPLANTAN, DESCARTAN NI OBSTACULIZAN LOS TRATAMIENTOS EDUCATIVOS DEL TIPO QUE SE TRATE…….LOS COMPLEMENTAN MEJORANDO LA CONDICION DEL NIÑO, NEUROFISIOLOGICAMENTE HABLANDO.

jueves, 14 de enero de 2010

RECOMPENSA Y MOTIVACION

Un estudio dirigido por la Dra. Nora Volkow del Laboratorio Nacional de Brookhaven.




Transcripción: BBC Ciencia.


Científicos descubrieron la primera "evidencia definitiva" de que las personas que sufren el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), tienen una composición química cerebral diferente.

Se encontraron nuevas diferencias en zonas del cerebro relacionadas a la recompensa.

Los científicos del Laboratorio Nacional Brookhaven del Departamento de Energía de Estados Unidos encontraron que las personas con TDAH tienen niveles más bajos que lo normal de proteínas esenciales para poder experimentar la sensación de recompensa y motivación.

El hallazgo, afirman los científicos en la Revista de la Asociación Médica Estadounidense (JAMA), podría ayudar en el diseño de nuevas formas para combatir la enfermedad que afecta principalmente a niños y jóvenes.

El TDAH es una enfermedad caracterizada por una reducida capacidad para mantener la atención, poca habilidad para procesar la información debido a la distracción moderada a severa, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas.

A pesar de ser uno de los trastornos psiquiátricos infantiles más estudiados, todavía se conoce muy poco sobre sus causas pero se cree que podría deberse a un desequilibrio en los neurotransmisores (los compuestos encargados de transmitir señales nerviosas en el cerebro).

Recompensa y motivación

Estudios previos en los cerebros de personas con TDAH habían revelado diferencias en zonas del cerebro que controlan la atención y la hiperactividad.

Pero este estudio sugiere que el trastorno también tiene un profundo impacto en otras áreas del cerebro.

Este déficit en el sistema de recompensa del cerebro podría ayudarnos a explicar los síntomas clínicos del TDAH. Incluidos la falta de atención y la reducida motivación, así como la propensión a complicaciones como abuso de drogas y obesidad en los pacientes con TDAH

Dra. Nora Volkow:

"Este déficit en el sistema de recompensa del cerebro podría ayudarnos a explicar los síntomas clínicos del TDAH" afirma la doctora Nora Volkow, quien dirigió la investigación.

"Incluidos la falta de atención y la reducida motivación, así como la propensión a complicaciones como abuso de drogas y obesidad en los pacientes con TDAH".

Los científicos compararon los escáneres cerebrales de 53 adultos con TDAH que nunca habían recibido tratamiento con los de 44 personas que no tenían el trastorno.

Todos los participantes habían sido cuidadosamente analizados para eliminar factores que podían potencialmente influir en los resultados.

Los científicos utilizaron una forma sofisticada de escáner, llamado tomografía por emisión de positrones (TEP), con el cual pudieron analizar la forma como los cerebros de los participantes manejaban la dopamina, un compuesto químico cerebral que es un regulador muy importante del estado de ánimo.

Vías de dopamina

En particular midieron los niveles de dos proteínas -receptores y transmisores de dopamina- sin los cuales ésta no puede funcionar efectivamente para influir en el ánimo.

Los pacientes con TDAH mostraron niveles menores de ambas proteínas en dos áreas del cerebro conocidas como el núcelo accumbens y el mesencéfalo.

El uso de fármacos para tratar a los niños con TDAH es muy controvertido.

Ambas forman parte del sistema límbico, el responsable de las emociones y de sensaciones como la motivación y la recompensa.

Los pacientes con síntomas más pronunciados de TDAH mostraron los niveles más bajos de ambas proteínas en estas áreas.

Según la doctora Volkow el hallazgo apoya el uso de medicinas estimulantes para tratar el TDAH para elevar los niveles de dopamina. Y también apoyan la teoría de que las personas con TDAH pueden ser más propensas al abuso de drogas y a la obesidad porque inconscientemente están intentando compensar sus deficientes sistemas de recompensa.

"Nuestro hallazgo implica que los déficits en las vías de recompensa de la dopamina juegan un papel en los síntomas de falta de atención en el TDAH" dice la investigadora.

"Y esto podría ser lo que subyace a la respuesta anormal de estos pacientes a la recompensa".

Tal como explica la científica, estas vías de la dopamina juegan un papel clave en el refuerzo, motivación y aprendizaje de formas para asociar los distintos estímulos a las recompensas.

Otros expertos creen que estos hallazgos ayudarán a convencer a la gente que argumenta que el TDAH tiene más que ver con problemas de crianza y de educación que con trastornos médicos concretos.

"El hallazgo de esta nueva investigación será muy importante para ayudarnos a entender la presentación de síntomas" afirma Andrea Bilbow, de la organización ADDISS.

"Pero más importante aún es el hecho de que puede ofrecer a los maestros una idea más clara de las herramientas que deben usarse para dar cabida en el salón de clases a los niños con TDAH".

"Durante mucho tiempo se ha asumido que los niños con TDAH son deliberadamente malintencionados, lo cual ha provocado una mala gestión de estas personas y eventualmente su exclusión permanente de la escuela", agrega la experta.

PRIMERA VISITA TOMATIS



Ayer llevamos al peque a la primera visita para seguir la terapia Tomatis. Fue todo muy bien, le hicieron el test y se vio que presentaba dificultades en las que esta terapia le podía ayudar. Así, en terminos sencillos, su "sistema de escucha" es el de un niño más pequeño de siete años, le falta madurez principalmente en las frecuencias que afectan a motricidad fina, lectura y escritura. Nos dijeron que todavía utiliza más la escucha ósea que la aerea y que con la terapia se intentaría que esta tendencia se invirtiera. Ojalá le ayude. No es que esperemos un milagro pero si por lo menos avanza un poco nos dará fuerzas para seguir adelante. La terapeuta que nos atendió (Alira Gúzman, de Clip en Rubí)nos dió muy buena impresión y conectó muy bien con el peque, que por cierto se portó estupendo y salió diciendo que quería volver otro día. Este viernes empezamos las sesiones Tomatis. Compartiremos con todos los cambios que vayamos notando según avance la terapia.

sábado, 9 de enero de 2010

La guerra contra los niños. No al Ritalín y al TDAH

Hoy empiezo a incorporar videos al blog, empiezo con este que me impactó mucho y después añadiré alguno del Dr. Fred Baughman.


martes, 5 de enero de 2010

No atender en clase no es una enfermedad. Entrevista a Juan Pundik (Madrid)*

 XL Semanal ABC 05.12.09

X LSemanal : Usted es de los que niega la mayor. Asegura que el trastorno de déficit de atención con o sin hiperactividad no es una patología.

Juan Pundik : Es que no lo es. Lo que hace el DSM, la biblia psiquiátrica (manual de enfermedades mentales), es describir nuestras conductas y transformarlas en patologías. El cuestionamiento es en bloque al DSM, que es por lo que se guían lo psiquiatras e incluso los médicos de cabecera para diagnosticar, por ejemplo, una patología que no existe, como es el déficit de atención. No atender en clase no es una enfermedad. Los que derivan a los chicos a un especialista son, normalmente, los profesores que tienen que manejar a 35 alumnos, lo que, naturalmente, no es fácil. Tenerlos quietos y callados puede hasta cuestionarse que sea sano, pero las características de la escolaridad así lo requieren y, en consecuencia, lo mejor es tenerlos drogados.. Es lo que se hace con los ancianos en algunos geriátricos.

XL: Habla usted de 'droga', no de 'medicamento', ¿por qué?

Juan Pundik : El metilfenidato que contiene esa medicación es un derivado anfetamínico. En nuestro país se comercializa con denominaciones como Rubifen, Concerta, Strattera, Ritalina o Ritalin, como viene en su origen, en Estados Unidos. Todos aquellos que no estamos de acuerdo con que se drogue a los niños la denominamos 'cocaína pediátrica'. Y no es una denominación arbitraria. Cuando hablo de sustancias, lo primero que hago es probarlas yo mismo. Invito a cualquiera que considere que un niño debe tomar una de estas sustancias a que haga lo mismo, que pruebe el metilfenidato, que se lo administre a sí mismo y que me cuente luego.

XL: ¿Cuál fue su experiencia?

Juan Pundik : Me sentí drogado. Y eso que me administré la misma dosis que se da a un niño y yo tengo el triple de peso. Y la sensación era la de ir todo el día drogado, no me sentía normal, yo mismo. Me quitó totalmente el apetito y me perturbaba el sueño. Todo, malas sensaciones.

XL: Admitamos que el déficit de atención no es una patología, pero es una conducta o incluso una forma de ser, si lo prefiere, que dificulta la vida, el día a día, del niño.

Juan Pundik : No, no dificulta la vida del niño; si acaso la de los padres o los profesores.

XL: Pero el niño que no consigue un rendimiento escolar adecuado porque es disperso o hiperactivo tiene más posibilidades de enfrentarse a un fracaso no ya escolar, sino social, con lo que eso supone de traumático...

Juan Pundik : Querrá decir que no consigue el rendimiento escolar que se le quiere imponer. Yo tengo un largo historial de gente que fue diagnosticada y hasta medicada como hiperactiva simplemente porque esa escolaridad que querían imponerle no le servía, porque quería ser bailarina o jugador de fútbol. El problema es porqué les imponemos a todos los niños un menú fijo, cuando cada uno tiene habilidades diferentes. No todos valemos para lo mismo.

XL: Habrá niños que sí tengan un problema real por ser hiperactivos. Deme una solución que no sean las pastillas.

Juan Pundik : Como psicoanalista no puedo dar otra que el psicoanálisis. Yo no diría que el psicoanálisis es la forma,... pero un psicoanalista está en condiciones de escuchar a un niño y trabajar con él para saber cuál es su objetivo en la vida, orientarlo y ayudar a los padres.

XL: Ustedes defienden que estas pastillas suponen una medicación excesiva para los niños, pero es un hecho que llevan 40 años en el mercado y no han dado problemas significativos.

Juan Pundik : No lleva tanto y, desde luego, aún menos aplicada a los niños. Lo que sucede es que de repente a una sustancia se le ha inventado una aplicación, que es lo que sucede con muchas medicaciones. Hace 20 años no existía el diagnóstico de hiperactividad, es un invento que no tiene más de 15 años...

XL: Tampoco existía el diagnóstico de la depresión hace 70 años y eso no quiere decir que no existiera entonces.

Juan Pundik : De la depresión ya habló Freud hace cien años. Pero si coges el DSM vas a encontrar que el conflicto religioso también es una patología, como lo es el conflicto entre hermanos, el conyugal,... todos tienen un número que los distingue como patología y, por lo tanto, son susceptibles de ser medicados ¡El DSM está subvencionado por la industria farmacéutica! Se rige por la máxima de que toda persona sana es 'sana' porque no ha sido bien diagnosticada. Para la industria farmacéutica, todos somos enfermos.

XL: No es un poco tópico esto de que las farmacéuticas son los malos, malísimos de la peli...

Juan Pundik : Es que es así. La industria farmacéutica es el malo de la película y tiene compradas a la FDA , a la agencia europea del medicamento e incluso a la OMS. ¡Pero si es gente suya!... Salen del consejo directivo de la empresa farmacéutica para pasar a las agencias del medicamento. Esto es fácil de ver. Además, pagan todos los congresos médicos. La industria farmacéutica es la más poderosa porque ninguna da tantos beneficios.

XL: Algo bueno habrán hecho. Admitamos que, sin ir lejos, han creado medicamentos que nos salvan la vida...

Juan Pundik : Sí, por supuesto, pero eso no justifica lo que están haciendo ahora, la medicalización a la que someten a la población.

XL: ¿Estas pastillas contra el TDAH crean adicción?

Juan Pundik : Totalmente.

XL: ¿Sabe que sus defensores argumentan lo contrario: que, de no tomarla siendo niños, esos chicos hiperactivos serán más susceptibles de caer en las drogas en la adolescencia?

Juan Pundik : Para nada. Eso no es así.

XL: ¿Puede demostrarlo? ¿Hay estudios sólidos que avalen sus críticas? Se lo digo porque no parece haberlos y los pocos que hay son los hechos por la Cienciología (crítica con la psiquiatría en general). ¿Cómo se explica esto?

Juan Pundik : Hay estudios, aunque todavía no de sus efectos a largo plazo, pero es que no hay más que leer los prospectos. El de Rubifen, por ejemplo, indica como posibles efectos secundarios vértigo, dolor de cabeza, insomnio, náuseas, nerviosismo, palpitaciones, reacciones cutáneas y alteraciones de la presión arterial. El mismo prospecto, insisto, advierte de que su uso puede generar dependencia de tipo anfetamínico. Un dechado de virtudes...

XL: ¿Cree usted que se impondrá la medicación a los niños?

Juan Pundik : Veremos. De momento, el movimiento internacional contra el Tamiflu ha funcionado: nadie lo compra en las farmacias. Y en México hemos conseguido que el Parlamento dicte una ley por la cual se abrirá un expediente a todo colegio o docente que indique la necesidad de medicar a un menor y derivarlo a un médico por problemas relacionados con su aprendizaje. Los profesores no pueden indicar a los padres que los niños deben ser medicados. Mire, hace 30 años lo normal era pegarle a un niño y en los colegios estaba autorizado. Hemos conseguido que ya no sea así. Ahora vamos a por la medicalización.

* Entrevista concedida al suplemento dominical XLSemanal.

ARTICULO SOBRE LA TECNICA TOMATIS

Añado al apartado de enlaces uno sobre esta técnica con ejemplos de las múltiples aplicaciones.
También os lo dejo aquí:
http://www.angeltomatis.com/archivos/ARTICULO%20CUERPO%20MENTE.pdf

Espero que lo disfruteis.

domingo, 3 de enero de 2010

BREVE REPASO A LA HISTORIA DE LAS DROGAS PSICOTRÓPICAS

Enrique Cervera, colaborador de CCDH(Comision ciudadana de los derechos humanos) me hizo llegar los siguientes datos y quisiera compartirlos con todos.

"En las décadas de 1950 y 1960, se diseñaron drogas psicotrópicas para aliviar algunos de los síntomas de los trastornos mentales, y lograr que los pacientes fueran un “problema” menos agudo para quienes eran responsables de su cuidado. Simultáneamente, la psiquiatría introdujo un sistema de diagnóstico de trastornos mentales. El profesor Shorter llamó a esta era la “segunda psiquiatría biológica”. Se creía que “la genética y el desarrollo del cerebro” eran las causas de las enfermedades mentales y que las drogas psicoactivas y la psicoterapia informal eran sus remedios.

Durante los siguientes 30 años, las drogas psicoactivas rápidamente se convirtieron en el puntal de la terapia psiquiátrica, y la industria psiquiátrica (armada totalmente con sus propias drogas y su sistema de diagnóstico) estaba lista para expandirse. En 1989 un “Paquete de Campaña” de la Asociación Psiquiátrica Americana (APA) decía a los miembros de la APA: “Un incremento del perfil psiquiátrico entre los médicos que no son psiquiatras no puede menos que ser benéfico. Y para aquellos que están orientados en la línea principal, los esfuerzos que ustedes hagan para construir este perfil tienen el potencial de producir dividendos a través del incremento de pacientes que se nos recomienden”.19

En la década de 1990, los psiquiatras hicieron un esfuerzo conjunto (principalmente a través del Collegium Internationale Neuropsychopharmacologicum (CINP), el Instituto Nacionales de Salud Mental (NIMH), y la Asociación Mundial de Psiquiatría (WPA) para conseguir el apoyo de los médicos. La Organización Mundial de Salud (WHO) creó un paquete “Informativo sobre Trastornos Mentales en la Medicina General” que se distribuyó internacionalmente, para facilitar a los médicos generales el diagnosticar enfermedades mentales.20

Este paquete informativo se basaba en el DSM-IV y el ICD-10, y estaba diseñado principalmente para incrementar los negocios del sistema de salud mental. Lo que le faltaba a la psiquiatría en ciencia se compensaba con mercadotecnia.

Esa mercadotecnia incluye una profana alianza con la industria farmacéutica. Pat Bracken y Phil Thomas, psiquiatras consultores e investigadores reconocidos de la Universidad de Bradford en el Reino Unido, declararon: “La psiquiatría es un área de gran crecimiento para la industria farmacológica. Al influir en la manera en que la psiquiatría inventaba problemas de salud mental, la industria ha desarrollado nuevos (y lucrativos) mercados para sus productos”.21

Carl Elliot, bioético de la Universidad de Minnesota dice: “La manera de vender drogas es vender enfermedades psiquiátricas”.22


19. Op. cit., American Psychiatric Association Campaign Kit 1989, section on “About the public”.

20. Op. cit., A WHO Educational Package—Mental Disorders in Primary Care, Foreword.

21. Sarah Boseley, “Psychiatric Agenda ‘set by drug firms,’” The Guardian, 9 Jul. 2001.

22. Shankar Vedantam, “Drug Ads Hyping Anxiety Make Some Uneasy”, The Washington

Post, 16 Jul., 2001



Si quiereis investigar más puedeis ver en www.ccdh.es y si sabeis ingles en www.cchr.org

Enrique Cervera

Colaborador de CCDH ESPAÑA
Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia