jueves, 28 de octubre de 2010

SEPAMOS ALGO SOBRE LA EQUINOTERAPIA

Los caballos han sido por siglos los fieles compañeros del hombre en las batallas, transporte de carga y personas, su tarea más ardua la ha desempeñado en actividades agrícolas y ganaderas.




Hoy en día, los caballos comparten con los humanos su movimiento tridimensional como una bondad terapéutica y su carácter noble los han vuelto amigos de los niños al entablar una comunicación única incluso con aquellos que no se abren ante los demás.



La equinoterapia consiste en el contacto directo del caballo emitiendo movimientos tridimensionales que transmite calor corporal de 38 grados centígrados, aunque llega a alcanzar 39 grados, siendo esto uno de los mayores de beneficios al ayudar a la relajación de los músculos.




Se refuerza la coordinación,

equilibrio y neurodesarrollo.

Al ser una disciplina complementaria e integral de rehabilitación, la mayor aplicación de la equinoterapia es en personas con discapacidad    y estimulación temprana, destacó Carolina Castro Rojas, coordinadora de La Asociación Duranguense de Equinoterapia.


ALTERNATIVA

La actividad es un agregado al tratamiento médico y otro tipo de terapias, como la electroterapia, masoterapia, hidroterapia, la física y otras. La terapia con caballos es una alternativa para los individuos que deseen una mejor calidad de vida.
La equinoterapia estimula el neurodesarrollo, durante los primeros años de vida se da un proceso en el que las neuronas sustituyen las funciones de las faltantes en personas con alguna discapacidad (plasticidad cerebral), esta disciplina es una opción complementaria para fomentar la actividad cerebral.

"Los caballos son animales nobles e inteligentes", refirió la psicóloga. Los equinos destinados a la terapia son por lo general de la raza cuarto de milla, la edad varía.

En la Asociación Duranguense de Equinoterapia se utilizan yeguas ya que por naturaleza son de menos temperamento que un caballo y más dóciles para el trabajo con niños. Cabe mencionar que las yeguas son sensibilizadas para un uso seguro y evitar accidentes.

REHABILITACIÓN Y ESTIMULACIÓN

La equinotereapia complementa el trabajo a niños con Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), parálisis cerebral, síndrome de down, autismo, depresión y trastornos alimenticios.
En el caso de la Asociación Duranguense de Equinoterapia, las discapacidades más atendidas son parálisis cerebral, síndrome de down y TDAH.
Las áreas de acción en la estimulación temprana son el lenguaje, motricidad fina, motricidad gruesa, sensorial, auditiva, control del movimiento corporal, ansiedad y a control de atención.
Los resultados varían de persona a persona dependiendo de las habilidades que posee cada una, condiciones físicas, mentales, la edad y diagnóstico.
Con satisfacción, la psicóloga Carolina Castro compartió algunos casos exitosos de la disciplina, "niños introvertidos o con problemas de déficit canalizan su energía, atención y socialización".
La asociación pide una carta médica donde se de constancia donde el paciente cumpla las características adecuadas para tomar equinoterapia, se hace una entrevista para realizar una historia clínica del niño y una valoración para crear una rutina especifica en cada caso.

40 MINUTOS
Es el tiempo máximo que dura una sesión de equinoterapia. Terapia física

La equinoterapia fortalece los músculos y restaura la movilidad perdida, también mejora el equilibrio y coordinación.

Impacto mental

El contacto con el caballo ayuda a resolver problemas emocionales y al manejo adecuado de la agresividad.

Personal

Fomenta la autoconfianza, autoestima, capacidad de adaptación, cooperación y responsabilidad

Fuente: http://www.elsiglodedurango.com.mx/

3 comentarios:

  1. Hola de nuevo,
    Siempre me paso por tu blog para leer las labels y bueno, encontrar mucha ayuda. He visto lo de la equinoteràpia, y como "el meu nen", ja ho sabeu", hace ya un mes que la practica, te dejo mi opinión: y es que estoy completamente de acuerdo con todo lo que has publicado, es más, la experiencia en tan sólo un mes me ha dejado fascinada. El cambio de mi hijo en la parte física ha sido evidente, pero sobretodo en la parte emocional. Creo que cuando sube al caballo (en este caso es un macho pero es más bueno que el pan) es como si ambos se fusionaran y juntos se empeñaran en salir adelante y realizar los ejercicios. El caballo es como si detectara las carencias de físicas de mi hijo y le ayudara. Y además, el niño ahora se siente mucho más seguro en su vida cotidiana y por supuesto en la escuela, se ha convertido en una personita que ha perdido algunos miedos y que sociabiliza más.

    Personalmente la recomiendo.

    (estoy preparando en detalle varias entradas sobre las terapias de mi hijo,que son psicomotricidad, entrenamiento acuático, y equinoterápia, y espero ayudar a aquellos que tengan dudas.)

    Gracias de nuevo familia Badial por toda la información. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por comentarnos tus experiencias y de nuevo me alegro de que encuentres ayuda en el blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola estoy apoyando a una joven que estudia para puericultura y se intereso en la equinoterapia, estamos desarrollando su tesina, el interès de la joven està en el tratamiento del tda.
    Estamos trabajando en el marco teòrico y estamos comprendiendo los principios de la equinoterapia, empero no encuentro mucha informaciòn que explique de què manera la equinoterapia contribuye a mejorar el tratamiento de los niños con TDA.
    Por favor nos pueden sugerir tìtulos o articulos para ampliar nuestro conocimiento.
    Reitero mi agradecimiento y admiraciòn.
    Profra. Sandra Alvarado Alfaro sandyalv@live.com.mx

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos independientemente de la conformidad del autor de este blog con las opiniones que se expresen en ellos. Serán moderados solo para evitar repeticiones o spam, nunca para censurar opiniones. Gracias por participar en el blog.

Licencia de Creative Commons
YO AMO A ALGUIEN CON...¿TDAH? by Jordi Badia